Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
AUSTRALIA | INMIGRACIÓN

Los inmigrantes afganos del 'Tampa' se niegan a desembarcar en su destino final

Los más de 400 inmigrantes se encuentran en un buque de guerra australiano anclado a 20 millas de la isla de Nauru, donde serán acogidos la mayoría

Los más de 400 inmigrantes afganos del Tampa, a los que el Gobierno australiano se negó a acoger a finales de agosto, se niegan a desembarcar en la isla de Nauru, el destino final para la mayoría de ellos.

Los inmigrantes han recoorido en los últimos quince días cerca de 7.000 kilómetros a bordo del buque de guerra australiano Manoora, del cual se resisten a desembarcar.

El Gobierno australiano presentará hoy ante el Parlamento un nuevo proyecto de ley contra la inmigración

El Gobierno de Camberra logró ayer un fallo favorable contra el dictamen previo de un juez federal que le obligaba a acoger a los más de 400 afganos del buque noruego Tampa. El ministro australiano de Justicia, Daryl Williams, ha afirmado tras conocer el dictamen del Tribunal federal sobre los inmigrantes del Tampa, que el Manoora proseguirá con los planes previstos y las solicitudes de asilo de los inmigrantes serán procesadas en Nauru y Nueva Zelanda, de acuerdo a los términos acordados con ambas naciones.

La decisión del tribunal de Melbourne permite a las autoridades australianas desembarcar en la isla-nación de Nauru (11.000 habitantes) a los inmigrantes rescatados el pasado 26 de agosto por Tampa que se encuentran a bordo del buque de guerra Manoora desde el pasado tres de septiembre.

Otros a Nueva Zelanda

Nueva Zelanda acordó con el Gobierno australiano acoger a unas 150 personas, prioritariamente mujeres, niños y familia, y Nauru acogerá al resto de los inmigrantes del Tampa además de los 237 iraquíes, que serán instalados en cabañas de madera, cuyas obras aún no han sido terminadas, en el centro de esta pequeña isla del Pacífico.

Tras la victoria conseguida por el Gobierno en el Tribunal Federal, el Ejecutivo australiano anunció que presentará hoy en el Parlamento un proyecto de ley, que fue rechazado hace dos semanas, denominado Protección de Fronteras.

La polémica ley permitirá al Gobierno prevenir que los inmigrantes indocumentados soliciten asilo en varias islas, incluyendo Ashmore, Christmas y Cocos, y establece condenas de por lo menos cinco años de prisión para los traficantes de indocumentados.