EE UU

Bush decide aplicar con mayor rigor el embargo contra Cuba

El anuncio se produce días antes de decidir si se aplica una parte de la ley Helms-Burton

Según algunos observadores, estas medidas pretenden calmar los ánimos de la comunidad de exiliados cubanos ante la inminente ampliación de la suspensión vigente de una parte de la ley Helms-Brton.

El título III de la Ley Helms-Burton, que se promulgó en 1996 y que pretende un endurecimiento del embargo, permitiría presentar demandas en EE UU contra empresas extranjeras que usan propiedades de estadounidenses confiscadas tras el triunfo de la revolución cubana en 1959.

Sin embargo, la Unión Europea y Canadá no aceptan esta parte de la norma al considerarla una afrenta a las leyes internacionales. Bush tendrá que decidir si prorroga por seis meses más la suspensión del conflictivo apartado de la ley.

Algunos observadores consideran que la medida pretende calmar a los exiliados cubanos

Los analistas creen que al igual que hizo Bill Clinton, el actual presidente de EE UU no pondrá en vigor el título III para evitar roces con la UE y otras naciones que consideran ese apartado como una afrenta a las leyes internacionales.

Estas, y otras nuevas acciones de presión contra el Gobierno de La Habana, fueron anunciadas por el mandatario estadounidense al cumplirse hoy el séptimo aniversario del hundimiento de una barcaza en las aguas jurisdiccionales de aquel país por parte de la guardia costera cubana, en el que fallecieron 41 "balseros" de la isla.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

La medida, junto a otras nuevas acciones de presión, han sido anunciadas por el mandatario estadounidense al cumplirse el séptimo aniversario del hundimiento de una barcaza en aguas jurisdiccionales de aquel país por parte de la guardia costera cubana, y en el que fallecieron 41 balseros de la isla.

Bush ha reiterado sus condolencias a los familiares de las víctimas del hundimiento de la barcaza. "La tiranía actual de Cuba tiene una responsabilidad directa en éste y otros crímenes -crímenes que no deben quedar impunes-, contra civiles inocentes, y deberá responder por otras violaciones a los derechos humanos", ha afirmado durante el anuncio de las nuevas presiones.

El primero en aplaudir las medidas ha sido el gobernador de Florida y hermano del presidente, Jeb Bush, que ha asegurado que se trata "de una clara señal de apoyo para aquellos que respaldan la libertad y la democracia en Cuba". EL gobernado del estado del sur ha señalado que el refuerzo de las sanciones unilaterales "fortalecerá los esfuerzos por alcanzar la democracia en la isla".

Bush ha dado instrucciones al Departamento del Tesoro para el pleno cumplimiento del embargo económico que ya se prolonga por cuatro decenios. En él se incluye la prevención estricta de viajes de estadounidenses a la isla sin autorización oficial, el refuerzo de los límites de las remesas de dinero y asegurarse de que el intercambio humanitario actual alcance a los activistas en favor de la democracia de Cuba.

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50