Una sensación familiar

Cada país tiene lo suyo y nosotros nos amargamos especialmente con una crónica falta de planificación, una inexplicable querencia a la chapuza y los inútiles en los despachos

Vecinos del barrio de Puente de Vallecas, en Madrid, en una protesta frente a la Asamblea de Madrid por los confinamientos selectivos, el pasado jueves.
Vecinos del barrio de Puente de Vallecas, en Madrid, en una protesta frente a la Asamblea de Madrid por los confinamientos selectivos, el pasado jueves.Olmo Calvo

Es estremecedor pensar que una decisión irresponsable, o tomada a la ligera, por motivos banales, o una carambola de acontecimientos, puede colocar a la persona más nefasta en el peor momento en el lugar menos adecuado. No sé en quién estarán pensando, pero recordemos a George W. Bush. En 2001 le tocó el 11-S, que no estaba previsto. No sé si Al Gore, de haber ganado aquellas elecciones —fue el más votado, pero las perdió—, hubiera hecho lo mismo, pero tal vez no. Y entonces quizá no habríamos ...