_
_
_
_
_

La Audiencia Provincial de Sevilla desestima el recurso de María León al no encontrar “reproche penal” contra la Policía Local que la detuvo

La actriz, hermana del también actor Paco León, fue detenida en la capital andaluza en octubre de 2022 después de escapar de un coche policial y agredir, presuntamente, a una agente

María León
La actriz María León en la alfombra roja de los Carmen Awards, el 3 de febrero de 2024 en Huelva.Aldara Zarraoa (Getty Images)

La sección primera de la Audiencia Provincial de Sevilla ha desestimado el recurso presentado por María León contra su detención la noche del 1 de octubre de 2022 tras resistirse a la Policía Local, al entender que la actuación de dicho cuerpo se hizo conforme a la Ley y al no encontrar reproche alguno en la actuación de los policías. En un auto de seis folios, firmado por tres magistrados, la Audiencia ha rechazado el recurso presentado por la actriz, de 39 años, hermana del también actor Paco León, siendo este el tercero en el que reclama este mismo asunto, destacando los jueces que se desestima el argumento de que fuese detenida por no identificarse, sino que lo fue por escapar del coche policial en el que iba a ser trasladada para identificarse en comisaría.

El auto admite que se tiene en consideración que “la imputación constituye, además de sus efectos defensivos, una fuente de sometimiento al proceso y, por tanto, supone o puede suponer también, una afectación del principio de presunción de inocencia”, y se entiende que solo puede justificarse “si responde a un pronóstico razonable de utilidad”.

En el punto relativo a la detención, los jueces indican que María León y sus abogados señalan en el recurso que “habría sido reducida por los agentes, sufriendo por ello lesiones físicas (erosiones en rodilla derecha y ambas muñecas)”, y que tras haber sido atendida en el centro de salud “habría sido instruida en sus derechos una vez en dependencias policiales”. Reprochan además los denunciantes que se le negó la posibilidad de asearse “y mantener su higiene personal”, pero el auto indica que agredió a una agente “golpeándola con un puñetazo y una patada”. “No acertamos a identificar hechos que puedan merecer reproche penal contra los agentes actuantes y, en ese sentido, consideramos acertado el criterio de la instructora”, indica, para señalar con respecto a sus lesiones que “se habría enfrentado físicamente a la Policía y habría tenido que ser reducida tras ser alcanzada cuando intentó huir, llegando a caer al suelo”.

La Policía Local de Sevilla detuvo a la actriz, conocida por películas como La voz dormida (2011) o Carmina o revienta (2012), tras agredir, presuntamente, a un agente que la conducía a la jefatura de la capital andaluza. Los hechos ocurrieron después de que una patrulla de la Policía Local diese el alto a un hombre que circulaba en bicicleta con una copa de cristal en una mano, y cuando los agentes le estaban identificando, un grupo de personas entre las que se encontraba la actriz comenzó a increparles, y, al parecer, María León comenzó a grabar la actuación policial. Al producirse insultos a los policías, un agente le requirió la documentación, a lo que no se negó e indicó que no la llevaba encima, por lo que fue introducida en un patrullero para encaminarse a una comisaría, aunque en ese momento una de las personas que estaba con ella abrió la puerta del coche, para salir del vehículo y, presuntamente, agredir a uno de los policías.

Después de ser puesta a disposición judicial, el Juzgado de Instrucción número 18 de Sevilla acordó la libertad provisional de la actriz. Dos días después de los hechos, ella negó la agresión y denunció haber sido víctima de “abuso policial”, por lo que puso el caso en manos de sus abogados, José Antonio Sires y Carla Vall. “Estas últimas 48 horas han sido verdaderamente difíciles. Niego haber agredido a nadie”, aseguró en su escrito. “No es mi intención poner en entredicho el trabajo necesario que hacen los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado en nuestro país, pero sí debo denunciar que he sido víctima de un abuso policial por parte de unos agentes de la Policía Local de Sevilla”. Diez días después de su detención, el 10 de octubre, León presentó una primera denuncia contra los agentes de la Policía Local de Sevilla por los delitos de detención ilegal, lesiones y contra la integridad moral que, según sus abogados, cometieron los agentes la noche en cuestión.

En junio de 2023, la actriz fue procesada por el incidente después de que la jueza instructora del caso determinase que se abriera un procedimiento abreviado contra la intérprete al entender que “existen motivos suficientes” para la atribución de los delitos de atentado contra un agente de la autoridad y otro leve de lesiones. El delito de atentado a la autoridad está castigado con penas de entre uno y cuatro años de cárcel y multa de tres a seis meses, y el de lesiones leves —que están en este caso aún por determinar— con prisión de entre un mes y tres años, y multa de uno a 12 meses. Otros dos compañeros de rodaje que intervinieron en el incidente también han sido procesados.

Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_