_
_
_
_
_

Adriana Lima responde a quienes critican su aspecto: “Esta es la cara de una madre cansada”

La modelo acudió junto a su familia a la presentación de una película y en redes sociales se juzgó duramente su rostro, que tacharon de “irreconocible”. Ahora, la brasileña ha dado una respuesta contundente: ni su cara ni su cuerpo son los mismos después de tres hijos

Adriana Lima
Adriana Lima en su última aparición pública, el pasado 13 de noviembre de 2023, en Los Ángeles (EE UU).Axelle/Bauer-Griffin (FilmMagic/Getty Images)

La historia suele repetirse de tanto en tanto. Una actriz, modelo, cantante o persona simplemente famosa aparece en una alfombra roja, una presentación o sobre una pasarela y las redes sociales empiezan a especular sobre su aspecto físico. En concreto, sobre los cambios en su aspecto físico. Le sucedió a Renée Zellweger después de que en 2014 apareciera con su “nueva cara” (tal y como titularon muchos medios de comunicación), logrando que los ataques en redes sociales llegasen a tal punto que la intérprete se tuvo que defender en un comunicado. Le sucedió a Demi Moore tras desfilar para Fendi en París, dentro de la semana de la alta costura cuando reapareció “irreconocible” sobre la pasarela. Y ahora le ha sucedido a la supermodelo brasileña Adriana Lima (Salvador de Bahía, 42 años) después de acudir a la premiere de la película Los juegos del hambre: la balada de pájaros cantores y serpientes, acompañada por su familia en la ciudad de Los Ángeles.

Casi de inmediato, las redes sociales empezaron a comentar sobre el aspecto de la modelo: “¿Qué se ha hecho?”, preguntaba una usuaria en X, la red social antes conocida como Twitter. “Necesito saber qué le ha pasado a Adriana Lima en la cara. Y necesito saberlo con urgencia”, escribía otra persona. Los medios, por su parte, se hicieron eco de todos estos comentarios y titularon sobre el “irreconocible” rostro de la supermodelo que “preocupaba” a sus fans. Como en redes sociales todavía quedan personas sensatas, también hubo quien alzó la voz para comentar, con cierta sorna: “Imagina tener los huevos para criticar la cara de Adriana Lima”.

La supermodelo, por su parte, ha utilizado su cuenta de Instagram, donde acumula más de 16 millones de seguidores, para responder a las críticas. En concreto, lo ha hecho a través de stories, donde ha publicado un selfi de su rostro, sin maquillaje, sobre el que ha escrito las siguientes líneas: “Esta es la cara de una madre cansada de una adolescente, dos preadolescentes, un niño muy activo, un bebé de un año aprendiendo a caminar y tres perros. Gracias por vuestra preocupación”.

Lima pertenece a esa dinastía de supermodelos que, desde mediados de los años noventa, comenzaron a despuntar desde Brasil, como Gisele Bündchen, Ana Beatriz Barros, Isabeli Fontana o Alessandra Ambrosio. En 1999, se convirtió en uno de los ángeles de Victoria’s Secret y su fama alcanzó cotas globales. Durante esa época, fue portada de numerosas revistas y protagonizó campañas de marcas tan prestigiosas como Dior, Schiaparelli, Prada, Intimissimi o Guess. En noviembre de 2018, Lima decidió colgar sus alas, harta de la dictadura de la percepción del cuerpo: “No volveré a quitarme la ropa por una causa vacía”, había anunciado poco antes. Entre 1999 y 2018, la modelo había tenido dos hijas con su primer marido, el jugador de baloncesto Marko Jaric; Valentina, que nació en 2009, y Sienna, que nació en 2012.

En 2016 se divorció de Jaric, comunicado en People mediante, en el que aclaraban: “Tras de una larga y cuidadosa reflexión, hemos decidido separarnos después de cinco años de matrimonio. Estamos muy agradecidos de ser los padres de dos increíbles hijas que criaremos juntos”.

En 2020, Lima comenzó una relación con el productor de cine Andre Lemmers, a quien conoció en el Festival de Cannes y que también tenía dos hijos de su anterior relación. En 2022, la modelo anunció que estaba embarazada y en 2023 nació su tercer hijo, llamado Cyan. Ella tenía por entonces 41 años y ha reconocido en más de una ocasión que todavía le cuesta adaptarse a su cuerpo posparto. En una entrevista concedida hace escasos meses a la revista People la supermodelo admitía que debía recordarse a diario la importancia de aceptar su cuerpo tal y como es ahora: “Es un cuerpo de transición en este momento porque acabo de tener un bebé. Acabo de crear vida, lo cual es una bendición. Y cada cuerpo tiene una reacción diferente durante el embarazo y después del embarazo”, explicaba la modelo. “Así que todos los días debo ejercitarme para practicar la aceptación de todos estos cambios. Y lucho cada día. Cada día debo recordarme a mí misma que soy humana, porque me siento muy insegura, pero cada día aprendo algo nuevo. Con la edad, tu cuerpo reacciona de forma diferente. Está bien. Es algo que estoy aprendiendo”.

Este 2023, la modelo ha vuelto a ponerse las alas. Victoria’s Secret, la marca que la hizo famosa, buscaba reinventarse y para ello recuperó a algunas de las modelos icónicas en sus ya desaparecidos desfiles. Dentro de esta reinvención, la firma, acusada en numerosas ocasiones de fomentar una imagen estereotipada e incluso tóxica de las mujeres, incluyó a modelos de talla grande, una mayor diversidad racial y una serie de modelos de todas las edades: “Como puede verse en la campaña, [ayudé] a cambiar la industria de la moda para que cada mujer fuera aceptada en cada etapa de su vida, sin importar la edad. Ese es mi objetivo y esa es la razón por la que sigo modelando y sigo persistiendo en ser parte de la industria de la moda. Creo que la industria lo está aceptando, y es realmente maravilloso verlo”, comentó sobre el proyecto Adriana Lima a la revista People.

Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_