Twitter suspende a Kanye West por “incitación a la violencia”: “Hay muchas cosas que me gustan de Hitler”

El rapero había publicado en su perfil en la red social una imagen donde aparecen una esvástica y una estrella de David entrelazadas

El rapero Kanye West y el magnate Elon Musk, dueño de Twitter, en una imagen de 2021. Foto: KEVIN MAZUR
M. J.
Washington - 02 dic 2022 - 07:04

Twitter ha suspendido este viernes la cuenta de Ye, conocido anteriormente como Kanye West, después de que el rapero estadounidense publicara una imagen donde aparecen una esvástica y una estrella de David entrelazadas, según ha anunciado el propietario de la red social, Elon Musk. Es la primera suspensión de una cuenta de alto perfil que realiza Twitter desde que la compró el magnate nacido en Pretoria (Sudáfrica) con su discurso de “absolutismo de la libertad de expresión”.

“Solo aclarar que su cuenta fue suspendida por incitación a la violencia”, ha señalado Musk en una respuesta al tuit de West, cada vez más aislado por sus declaraciones antisemitas. La publicación del cantante tiene lugar horas después de que haya afirmado en una entrevista en el programa Infowars, presentado por el teórico de la conspiración estadounidense Alex Jones, que le gusta la figura de Adolf Hitler. “De este tipo [Hitler] que inventó las autopistas y que inventó el micrófono que yo uso como músico ya ni siquiera puedes decir en voz alta que hizo algo bueno alguna vez y estoy harto de eso. Me he cansado de las clasificaciones”, ha expresado. “Hay muchas cosas que me gustan de Hitler. Muchas cosas”, ha añadido.

Es la segunda vez en menos de dos meses que Twitter bloquea la cuenta del músico y diseñador por infringir las normas de la red social al compartir publicaciones antisemitas. En octubre, Instagram también tomó la decisión de restringir su contenido. El polémico tuit que le ha costado la nueva suspensión de la red social solo es el último de una serie de provocaciones que han tenido como protagonista a Kanye West recientemente. A principios de octubre, el artista lució una camiseta supremacista blanca en un desfile de Yeezy y se dejó fotografiar junto a la comentarista proTrump Candance Owens, algo que provocó que el hijo de Will Smith, Jaden Smith, se marchara indignado de ese mismo evento.

Tras las presiones recibidas por miles de personas en las redes, Adidas rompió la colaboración con West por su discurso antisemita, pese a que su línea Yeezy les reportaba miles de millones de dólares anuales. El fabricante alemán de artículos deportivos cayó en Bolsa más de un 4% y anunció pérdidas inmediatas de 250 millones de euros. A raíz del cese, el mismo rapero ha dejado de ser milmillonario. La cadena estadounidense de ropa GAP también ha puesto fin a su relación con el rapero, lo mismo que otras marcas que colaboraban con él. Por otro lado, esta misma semana se ha anunciado su acuerdo de divorcio de la que ha sido su esposa durante siete años, Kim Kardashian, a quien deberá pagar 200.000 dólares de pensión mensual para la manutención de sus cuatro hijos.

Ruptura con Parler

El pasado mes de octubre, West afirmó que se dispone a comprar la polémica red social de orientación conservadora Parler, algo parecido a lo que ha hecho el expresidente de EE UU, Donald Trump, que ha buscado refugio en su propia red, Truth Social. Sin embargo, lo que se anunció como un principio de acuerdo era en realidad una negociación que no ha llegado a buen puerto.

“En respuesta a las numerosas consultas de los medios de comunicación, Parlement Technologies [propietaria de la red] desea confirmar que la empresa ha acordado mutuamente con Ye poner fin a la intención de venta de Parler”, ha anunciado este mismo jueves tras la polémica por las declaraciones de Kanye West. Sin embargo, Parler asegura que “esta decisión se tomó en interés de ambas partes a mediados de noviembre”. “Parler seguirá buscando futuras oportunidades de crecimiento y la evolución de la plataforma para nuestra vibrante comunidad”, concluye.

Kanye West también ha puesto en aprietos a Trump al presentarse a cenar en su mansión de Mar-a-Lago con el conocido supremacista blanco y antisemita Nick Fuentes, de 24 años. Lo que le ha valido todo tipo de críticas al expresidente. El líder republicano en el Senado, Mitch McConnell, dijo este martes en una rueda de prensa: “No hay lugar en el Partido Republicano para el antisemitismo o el supremacismo blanco. Cualquiera que se reúna con personas que defiendan ese punto de vista, a mi juicio, es muy poco probable que sea elegido presidente de los Estados Unidos”.

Trump se justificó en Truth Social, diciendo que había aceptado invitar a Kanye West por la insistencia de este y que el rapero se presentó con Fuentes, al que no conocía. “Ayudo a un hombre con serios problemas, que casualmente es negro, Ye (Kanye West), que ha sido diezmado en sus negocios y prácticamente en todo lo demás, y que siempre se ha portado bien conmigo, permitiendo su petición de una reunión en Mar-a-Lago, a solas, para que pueda darle un “consejo” muy necesario. Se presenta con tres personas, dos de las cuales no conocía, y la otra una persona política a la que no he visto en años. Le dije que no se presentara a las elecciones, una total pérdida de tiempo, no puede ganar”, escribió en un mensaje. “Lo pasamos muy bien, no expresó ningún antisemitismo”, añadió en otro.

A finales de noviembre, Musk anunció la readmisión de Trump en Twitter tras el resultado de una encuesta realizada en la propia red social por el magnate. El expresidente fue suspendido permanentemente por riesgo de incitación a la violencia tras el asalto al Capitolio del 6 de enero de 2021. Trump, sin embargo, manifestó su intención de seguir en Truth Social.

Sobre la firma

M. J.

Corresponsal jefe de EL PAÍS en Estados Unidos. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS, donde ha sido redactor jefe de Economía y Negocios, subdirector y director adjunto y en el diario económico Cinco Días, del que fue director.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS