Sara Carbonero, tras recibir el alta hospitalaria por su operación: “Me siento en paz y agradecida con la vida”

La periodista cuelga un vídeo en sus redes sociales en el que agradece al equipo médico que la ha intervenido y a sus familiares y amigos el apoyo recibido en esta semana hospitalizada

Sara Carbonero, en un evento en Madrid, en marzo de 2022.
Sara Carbonero, en un evento en Madrid, en marzo de 2022.Raúl Terrel / Europa press

La periodista Sara Carbonero (Corral de Almaguer, Toledo, 38 años) ha querido dar las gracias y contar en primera persona cómo se encuentra después de recibir el alta hospitalaria este lunes 28 de noviembre, una semana después de ser operada de urgencia en la Clínica Universitaria de Navarra tras un control rutinario. “Estoy muy bien. Muchísimas gracias a todas y todos los que os habéis preocupado, por las innumerables muestras de cariño recibidas estos días. Me abruman y a la vez me llenan de energía para seguir adelante”, escribía Carbonero en el vídeo que ha publicado en su perfil de Instagram —con 3,4 millones de seguidores— este martes. “Me siento en paz y agradecida con la vida, también con estos baches que nos ubican de nuevo y nos recuerdan lo verdaderamente importante de la misma. Que nos hacen un poquito más sabios y nos enseñan a vivir al día”, añade.

En la publicación se puede ver a la presentadora saliendo del hospital en un coche, sonriente y de copiloto, con la melena al viento y escribiendo el mensaje “¡Gracias!” en una pizarra. “Este vídeo es de ayer, minutos después de que me dieran el alta, saliendo del hospital. Cuando la felicidad no me cabía en el pecho por el mero hecho de sentir de nuevo el aire en la cara y poder respirar y disfrutar de otro atardecer más”, explica ella misma en el mensaje del vídeo, que acaba con una cita del poeta Walt Whitman: “Me he dado cuenta de que estar con los que uno quiere es suficiente”.

La presentadora también tiene palabras de agradecimiento para el equipo médico que la ha intervenido, además de para sus familiares y amigos, que se han mantenido estos días junto a ella en todo momento. “Me quedo con una frase de uno de mis médicos que será mi mantra desde hoy: ‘Cada día tiene su afán’. Que todos consigamos encontrarlo en las pequeñas cosas. En una familia incondicional, en una mano que te sujeta fuerte mientras te toca los acordes de guitarra de tu canción preferida para dormirte, una voz que te lee el periódico cada mañana, unos brazos firmes que te sostienen para ponerte en pie de nuevo y dar paseos en círculo por los pasillos del hospital. Unos niños que te esperan en casa con los brazos abiertos y la pizarra llena de mensajes. Unas amigas que cogen el primer avión para traerte unas flores y un puñado de risas”, se lee en el post en el que, entre otros, etiqueta a su hermana Irene y a su amiga y socia Isabel Jiménez, con quien coincidió durante su estancia como presentadora de deportes en Mediaset.

Las reacciones de apoyo y cariño a través de las redes sociales de compañeros y amigos a este mensaje de Carbonero, que ya acumula más de 100.000 Me Gusta, no se han hecho esperar. “Sara, eres otro ejemplo de los que luchan esta maldita batalla, dándonos lecciones de vida cada segundo a los que os acompañamos y queremos”, respondía la presentadora Ana Obregón. “Sara, eres luz. Sigue bailando y disfrutando”, le recordaba la periodista Carmen Chaparro.

Esta operación, de la que la presentadora ya se recupera en casa, ha tenido lugar tres años después de que Sara Carbonero tuviera que ser operada de un cáncer de ovario a las pocas semanas del infarto que sufrió Iker Casillas, cuando aún eran pareja y él seguía jugando como guardameta del Oporto, en mayo de 2019. A los pocos días de la intervención, la periodista comenzó un tratamiento de quimioterapia, que finalizó con éxito a los seis meses. En febrero de 2021, la periodista volvía a sufrir un revés en su estado de salud que la mantuvo varios días ingresada en el mismo hospital madrileño en el que ahora ha sido intervenida.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS