Beatriz de York, nieta de Isabel II, da a luz a su primera hija

La hija mayor del príncipe Andrés y de Sarah Ferguson ha tenido una niña de la que aún se desconoce el nombre. Es la primogénita de la princesa y la segunda hija de su marido, Edoardo Mapelli Mozzi

Beatriz de York y Edoardo Mapelli Mozzi tras su boda, celebrada en la capilla de Todos los Santos, en Windsor, el 17 de julio de 2020.
Beatriz de York y Edoardo Mapelli Mozzi tras su boda, celebrada en la capilla de Todos los Santos, en Windsor, el 17 de julio de 2020.BENJAMIN WHEELER (AFP)

La princesa Beatriz de York, hija mayor del príncipe Andrés (tercer hijo de Isabel II) y de Sarah Ferguson, ha dado a luz a una niña, su primera hija, segunda para su esposo. Así lo ha anunciado la casa real en sus perfiles de redes sociales.

“Su Alteza Real la princesa Beatriz y Edoardo Mapelli Mozzi están encantados de anunciar la llegada de su hija el sábado 18 de septiembre de 2021 a las 23.42 en el hospital de Westminster y Chelsea, en Londres”, han escrito en el perfil de Twitter de la familia real. En el comunicado no se especifica todavía el nombre de la pequeña, algo habitual en la familia real británica, pero sí que ha pesado seis libras y dos onzas, es decir, 2,77 kilogramos. La niña es la 12ª bisnieta de Isabel II y ocupará el 11º puesto en la línea de sucesión al trono británico.

La pareja ha escrito también que tanto los abuelos como los bisabuelos de la pequeña “han sido informados y están encantados con la noticia”, y han querido agradecer la atención hospitalaria que han recibido. Además, explican que la princesa se encuentra bien y que la pareja “está deseando presentarle a la niña a su hermano mayor, Christopher Woolf”. El pequeño, al que llaman cariñosamente Wolfie, tiene cinco años y es hijo de un primer matrimonio de Mapelli Mozzi.

Ambos se casaron en julio de 2020 en una boda íntima que tuvo lugar en la capilla de Todos los Santos, dentro de los terrenos del castillo de Windsor. El vestido que llevó la hija mayor del príncipe Andrés en su gran día era una pieza antigua en tafetán de seda que perteneció a su abuela Isabel II. La reina llevó ese mismo vestido en diciembre de 1962 para el estreno en Londres de la película Lawrence de Arabia. En este caso, se arreglaron y añadieron las mangas, puesto que el original llevaba tirantes; además, se realizaron cambios en el bajo. Los arreglos corrieron a cargo de Angela Kelly, modista personal de la soberana. Tanto el vestido como la tiara de Beatriz de York fueron un homenaje a su abuela, Isabel II.

Beatriz y Edoardo se conocen desde hace años, puesto que sus familias son buenas amigas, aunque no empezaron a salir hasta hace tres años. Hicieron público su compromiso el pasado septiembre y estaba previsto que se casaran en mayo, pero la pandemia del coronavirus les obligó a cambiar sus planes.

Al igual que su hermana Eugenia —que dio a luz a su primer hijo el pasado mes de febrero—, la princesa se dedica a trabajar para la casa real. Sin embargo, estos meses están teniendo menor presencia mediática. En parte porque el príncipe Carlos quiere diseñar una monarquía más reducida, donde sean sus hermanos (sobre todo Ana y Eduardo) y su hijo mayor, Guillermo, quienes lleven el peso de las tareas reales. Y, por otro lado, por el dudoso papel que ahora tiene Andrés, padre de Beatriz y Eugenia y apartado de la vida pública desde noviembre de 2019.

El príncipe Andrés es sospechoso de participar en actividades ilícitas junto al fallecido millonario pedófilo Jeffrey Epstein, de quien fue buen amigo. De hecho, una mujer llamada Virginia Roberts Giuffre ha demandado al príncipe, acusándolo de haber abusado de ella en 2001, cuando tenía 17 años. Hace escasos días el hijo de Isabel II recibió la notificación de la denuncia, algo que llevaba semanas evitando.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción