Famosos

Kim Kardashian ya es oficialmente milmillonaria

La revista ‘Forbes’ asegura que la empresaria ha logrado acumular mil millones de dólares gracias a sus negocios de cosmética y de ropa interior

Kim Kardashian, en un evento económico organizado por 'Forbes' en junio de 2017 en Nueva York.
Kim Kardashian, en un evento económico organizado por 'Forbes' en junio de 2017 en Nueva York.ANGELA WEISS / AFP

Mil millones de dólares. Esa es la redonda cifra (que en euros serían algo más de 842 millones) que ha alcanzado Kim Kardashian. Su estatus lo reafirma la que se considerada la biblia de las listas de personas ricas del mundo, la revista Forbes. Según la publicación, este mes de abril ha sido en el que la fortuna de Kardashian ha crecido hasta llegar a los niveles de una milmillonaria en toda regla.

Cuenta Forbes que los últimos meses la que primero fue estrella de la telerrealidad y después empresaria ha visto crecer exponencialmente su patrimonio. En octubre su fortuna, aunque ya significativa, era una cuarta parte menor, de 780 millones de dólares (unos 657 millones de euros). Pero ahora, gracias en parte al cambio de la forma de vestir por el confinamiento, que busca ropa más cómoda, duradera y piezas básicas más especiales aunque supongan una mayor inversión, ha logrado los mil millones.

La base de la riqueza de Kardashian viene gracias a su programa de televisión, Keeping Up With The Kardashian (Las Kardashian), que acaba de terminar su andadura en la cadena E! para mudarse a Hulu y a Star, canales del gigante Disney. El reality le dio la fama suficiente y las alas para crear los negocios que ahora la han alzado hasta ese puesto, para sus lucrativas colaboraciones con marcas de todo tipo y también para las aplicaciones móviles que ha creado a su nombre, como Kimoji (algo por lo que la misma revista ya la destacó en 2016, otorgandole una portada). Además de para hacerse con hasta tres propiedades en algunas de las zonas más exclusivas de California y también para tener grandes paquetes de acciones de algunas de las mayores empresas del mundo.

Sin embargo, ha habido dos grandes claves que la han alzado hasta donde está, dos negocios que la han convertido en lo que es hoy. El primero de ellos fue su línea de belleza, KKW Beauty, que fundó en 2017. Según el análisis de su fortuna que ha hecho Forbes, “tomó prestadas las líneas maestras de su hermana pequeña, Kylie Jenner, usando un modelo similar, dirigido de forma directa al consumidor, que recae fuertemente en el marketing a través de las redes sociales”. El negocio de la más joven de las hermanas hizo que Jenner llegara a ser considerada la mujer joven más rica del mundo en marzo de 2019, a los 21 años. Pero tras vender parte de su imperio cosmético a la multinacional Coty a mediados de 2020, Forbes descubrió que el negocio era “significativamente más pequeño” y “menos rentable” y la desposeyó de sus honores, bajando su fortuna de 1.000 millones a 900.

Sin embargo, el modelo de la cosmética les ha funcionado, tanto a Jenner como a su hermana mayor. Calcula la publicación que en 2018, apenas un año después de montar su negocio, este ya le otorgó a Kardashian beneficios de 100 millones de dólares (unos 83 millones de euros). En enero de 2020 vendió parte del mismo a Coty, que le pagó unos 200 millones (casi 170 en euros) por el 20% del mismo. De hecho, tras la venta, Kanye West, el músico y empresario todavía marido de Kardashian, anunció que su esposa había llegado a los mil millones de dólares, aunque rápidamente la revista salió a hacer cuentas y desmentirlo.

El segundo gran negocio, que ha logrado dar el salto definitivo dentro de esa lista de riqueza, es su marca de ropa interior y fajas, Skims. Un lucrativo imperio que ha tenido que reinventar en pandemia, cuando se ha centrado más en una lencería cómoda para estar en casa que en esas prendas que aprietan el cuerpo para embutirse en vestidos de fiesta. Una jugada que no le ha salido nada mal, porque según una fuente familiar la empresa valdría ya 500 millones de dólares (420 millones de euros), aunque Forbes la valora “de forma más conservadora en 225 millones [189 millones de euros], lo suficiente para elevar su fortuna hasta los mil millones de dólares”.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50