'Oprah with Meghan and Harry'

Meghan Markle: “La Firma’ está jugando un rol activo para perpetuar mentiras sobre nosotros”

La duquesa de Sussex se refiere en estos términos a la actitud de la familia real británica en un nuevo adelanto de la entrevista que ha concedido junto a Enrique de Inglaterra a Oprah Winfrey

Enrique de Inglaterra y Meghan Markle el 5 de marzo de 2020 en uno de sus últimos actos públicos en el Reino Unido. En vídeo, las declaraciones de la duquesa de Sussex en el avance del programa especial presentado por Oprah Winfrey.FOTO: JUSTIN TALLIS / AFP | VÍDEO: CBS

Meghan Markle acusa a la Casa Real británica de “perpetuar” mentiras sobre el príncipe Enrique y ella en un nuevo avance divulgado este jueves de la entrevista que han concedido a la comunicadora estadounidense Oprah Winfrey. “¿Cómo se siente acerca de que el palacio de Buckingham le escuche contar su versión?”, dice Winfrey en el extracto de 30 segundos que va calentando motores para animar a la audiencia a conectar con la cadena CBS que emitirá el especial titulado Oprah with Meghan and Harry, y que se grabó hace unas semanas. La respuesta de Markle no deja lugar a dudas sobre la tensión que existe entre la pareja y el resto de la familia real británica: “No sé cómo ellos podrían esperar que, después de todo este tiempo, simplemente estaríamos callados si La Firma [el término usado para hablar de la Casa Real británica] está jugando un rol activo para perpetuar mentiras sobre nosotros”. Y añade: “Y si eso viene con el riesgo de perder cosas, hay mucho que ya se ha perdido”.

Antes de este extracto que anuncia jugosas revelaciones sobre la relación entre el hijo menor de Carlos de Inglaterra y su familia, ya se había desvelado otro adelanto de esta entrevista en el que el príncipe Enrique admite que temía que se repitieran los problemas que afrontó su madre, Diana de Gales, cuando quedó fuera de la familia real británica. Diana de Gales se separó del príncipe de Gales y heredero al trono británico en 1992 y, años después, se divorció. La princesa perdió la vida el 31 de agosto de 1997 en un accidente de tráfico en París.

“Mi mayor preocupación fue que la historia se volviera a repetir. Estoy realmente aliviado y contento de estar sentado aquí, hablando contigo y con mi mujer a mi lado”, reflexiona el príncipe sentado frente a Oprah Winfrey. Los duques de Sussex tomaron la decisión de alejarse de sus deberes reales hace algo más de un año buscando privacidad, pero la polémica no ha hecho más que crecer, de forma especial desde que la pareja se mudó a California y decidieron establecer allí su residencia adquiriendo una lujosa mansión en Montecito, en la misma exclusiva urbanización donde viven otros famosos como la propia Oprah Winfrey, Cameron Diaz, Nicole Kidman, Elton John o la tenista Serena Williams, amiga personal de Markel.

La semana pasada el príncipe Enrique aseguró en otra entrevista con el mediático presentador James Corden que había abandonado su trabajo en la familia real por culpa de los medios británicos. “Todos sabemos cómo es la prensa británica, y estaba destruyendo mi salud mental, era tóxico. Así que hice lo que cualquier marido y padre hubiera hecho: ‘Tengo que sacar a mi familia de aquí”, contó.

Más información

En contrapartida y en un movimiento que algunos medios británicos califican de defensa, otros de venganza y algunos de exponer la verdad de lo ocurrido, el palacio de Buckingham confirmó este miércoles que está investigando las acusaciones de acoso de Meghan Markle hacia algunos de sus ayudantes durante el tiempo en el que representó a la familia real. Fuentes próximas a la esposa del príncipe Enrique durante ese periodo han asegurado al diario The Times que la actitud de Meghan obligó a dimitir a dos de sus ayudantes y “minó la confianza” de un tercero. “Nuestro equipo de recursos humanos evaluará las circunstancias que se citan en ese artículo. Miembros de la plantilla que estuvieron involucrados en ese momento, incluidos aquellos que han dejado la Casa, serán invitados a participar [en las pesquisas] para ver si se pueden aprender lecciones”, señaló en un comunicado la residencia oficial de la reina Isabel II.

En la misma línea, The Times también ha revelado que Markle llevó unos pendientes que fueron un regalo de boda del príncipe saudí Mohamed bin Salman en una cena formal en Fiji en 2018, poco después de que este fuera acusado por Estados Unidos de haber ordenado el asesinato del disidente Jamal Khashoggi. Según el diario londinense, en ese momento la duquesa indicó a su equipo que dijera a la prensa que los pendientes eran un préstamo, “a pesar de ser consciente de su procedencia”.

En un comunicado enviado a The Times este miércoles, un portavoz de los Sussex ha manifestado que la información que publica el diario responde a “una campaña calculada” de difamación basada en “información engañosa y dañina”, y señala que “no es coincidencia” que aparezca justo cuando la pareja se dispone a hablar “honesta y abiertamente sobre su experiencia en los últimos años”. El portavoz explica que han rebatido las acusaciones en una carta legal al periódico, incluidas las referidas “al uso de regalos prestados a la duquesa por la Corona”. Y añade: “La duquesa está entristecida por este último ataque hacia ella, sobre todo por ser alguien que ha sido personalmente víctima de acoso y por estar profundamente comprometida a apoyar a aquellos que han experimentado dolor y traumas”. Según el portavoz, Meghan continuará con su trabajo “para fomentar la compasión en el mundo”.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50