Enrique de Inglaterra y Meghan Markle, 90 minutos de charla íntima con Oprah Winfrey

El príncipe y su esposa conceden una entrevista a la célebre comunicadora en un programa especial en el que darán un paso más en su nueva vida

Meghan Markle y Enrique de Inglaterra.
Meghan Markle y Enrique de Inglaterra.STR (AFP)

Una de las características de los miembros de las familias reales es su silencio, rara vez hacen declaraciones y menos aún hablan de aspectos íntimos de su vida. Diana de Gales puso fin a su matrimonio con Carlos de Inglaterra en una entrevista en la que destapó la infidelidad del príncipe con esa famosa frase de “en mi matrimonio somos tres y eso es multitud”. Ahora su hijo menor Enrique, que ha emprendido una nueva vida lejos de la familia real, ha decidido dar un paso más en su camino a la fama y a la vida estilo Hollywood y ha decidido sentarse junto a su esposa Meghan Markle ante Oprah Winfrey. Será en un programa especial de la comunicadora que tendrá 90 minutos de duración. La productora ya ha anunciado que se trata de una charla íntima con la pareja. El anuncio se produce pocas horas después de que los duques de Sussex comunicaran que están esperando a su segundo hijo.

“Winfrey hablará con Meghan, la duquesa de Sussex, en una entrevista que abarcará todo tipo de temas, desde su llegada a la familia real pasando por su matrimonio, su maternidad, su trabajo filantrópico y cómo se las arregla para vivir bajo la intensa presión pública a la que está sometida”, adelanta el comunicado de la cadena, que emitirá el programa el próximo 7 de marzo. “Después de eso, el príncipe Enrique se unirá a la conversación para desgranar todo lo relacionado a su traslado a los Estados Unidos y, también, para hablar de sus esperanzas futuras y sus sueños ahora que expanden la familia”, concluyen.

La comunicadora es amiga de Markle desde hace tiempo, de la época en que era actriz por eso fue una de las invitadas a su boda con el príncipe en 2018. Una relación que ha crecido con el tiempo en especial ahora que los duques están instalados en California. Ella es una de las pocas personas que tiene un acceso total a la pareja. Además, Oprah ha trabajado con el príncipe produciendo un documental sobre las enfermedades mentales, son vecinos en Los Ángeles, y cada vez que alguien levanta la voz contra ellos, ahí está la periodista afilando las uñas y señalando el “injusto trato” de los medios. Pero por si fuera poco, los duques y Winfrey comparte agencia de representación.

El cronista de la realeza británica Robert Jobson ha calificado, en medios británicos, la entrevista como una “traición a la confianza de la reina”. Y añadió: “Parecen empeñados en causarle a la reina más incomodidad y posible vergüenza. Enrique, que afirmó que quería escapar de la publicidad de ser un miembro de la realeza de primera línea, cambió el deber por un trato de bonanza en efectivo con Netflix. No se nos dice si se ha pagado dinero por esta entrevista”.

Pero los Sussex no son los primeros en acudir a la llamada de Winfrey. Sarah Ferguson, exesposa de Andrés de Inglaterra, se sentó con ella cuando atravesaba sus horas más bajas después de ser descubierta mediando con unos empresarios para que tuvieran acceso a su marido a cambio de una suculenta cantidad de dinero.

Lo que queda por ver es hasta donde llegarán los Sussex en su charla íntima, hasta que punto se adentrarán en las semanas que precedieron a su salida de la familia real y si señalan a algún culpable. La casa real británica está en estado de alerta.


Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS