Actores

Quique San Francisco asegura que está “desesperado” de seguir en la UCI, pero evoluciona favorablemente

El actor, que lleva ingresado desde principios de enero, sufre una neumonía que se ha complicado por la aparición de una bacteria

El actor Quique San Francisco en el Teatro Cofidis Alcázar de Madrid, en 2018.
El actor Quique San Francisco en el Teatro Cofidis Alcázar de Madrid, en 2018.Jaime Villanueva

El pasado 5 de febrero se conocía la noticia de que el actor Quique San Francisco estaba ingresado en la unidad de cuidados intensivos de un hospital madrileño a causa de una neumonía bilateral, aunque sin saber si estaba asociada al coronavirus o a alguna otra dolencia. Ahora, San Francisco ha hablado por primera vez, todavía desde la UCI, para explicar su situación y contar que, aunque cansado de la situación, se recupera favorablemente.

San Francisco, de 65 años, ha explicado a la revista ¡Hola! que todo arrancó a primeros de enero. En plena nevada por la tormenta Filomena, sin apenas poder respirar ni andar, recurrió a un amigo policía para que lo llevara en su vehículo 4x4 hasta el hospital. No había tenido fiebre, sino únicamente tos, pero su situación empezaba a ser delicada, aunque aguantó por su pánico a los hospitales. Aun así, al final se vio obligado a acudir al centro médico.

La cuestión es que el intérprete sufría una neumonía necrotizante que se le había dificultado por otra cepa bacteriana, algo que hacía que la infección se extendiera hacia el riñón y pasara por la sangre, de ahí la complicación de sus problemas. Al llegar al hospital, fue intubado inmediatamente y trasladado a la UCI.

“Estoy desesperado por salir de aquí”, le ha dicho, entre la ironía y el cansancio, a la publicación, mezclando el hartazgo de estar en el hospital, la enfermedad y el miedo a los hospitales. Según cuenta, estas semanas están siendo duras y necesita todavía medicación con antibióticos y oxígeno. “Todavía no puedo andar”, explica, “y el respirador siempre está a mano”, detalla, mientras espera los resultados de “los últimos cultivos y pruebas para saber cómo están respondiendo” sus pulmones”.

Pero San Francisco ya tiene proyectos para cuando salga. Como si de John Malkovich se tratara, busca hacer un falso documental autobiográfico llamado Cómo ser Enrique San Francisco. Justo antes de entrar en el hospital, el actor se había visto obligado a suspender la función de su obra La penúltima, con la que estaba de gira por toda España desde que la estrenó, en octubre de 2018. Justo a finales de enero, el día 23, el actor iba a representarla en el aula de cultura del municipio de Getxo (Bizkaia), pero los organizadores excusaron la cancelación por “motivos de salud” de San Francisco, sin dar detalles al respecto.

Los problemas físicos y económicos llevan acuciando al actor desde hace décadas; de hecho, un grave accidente de tráfico casi le cuesta la vida en 2002, cuando un coche embistió su moto. Además, en marzo de 2019 perdió su casa por problemas económicos o, como él dice con su humor negro habitual: “Me fui yo antes de que me la quitaran. Fui más rápido porque esas cosas se ven venir”. Desde entonces lleva viviendo en una habitación de hotel a las afueras de Madrid.

A lo largo de su dilatada carrera, San Francisco ha participado en 70 películas, 40 obras de teatro y presume con frecuencia de ser un pionero en los monólogos de humor. “Me llamaron para hacer el programa piloto de El club de la comedia y funcionó. Me convertí en un referente de los monólogos de humor”, contaba a EL PAÍS en una entrevista en octubre de 2018.




Más información

Lo más visto en...

Top 50