Moda

El dueño de Asos, que perdió a sus tres hijos en un atentado, un millonario y ecologista concienciado

Anders Holch Povlsen, que perdió a los niños en 2019 en los ataques terroristas de Sri Lanka, posee en Escocia más tierras que el príncipe de Gales

Anders Holch Povlsen y su esposa Anne.
Anders Holch Povlsen y su esposa Anne.Olufson Jonas / AP

Cuando el empresario danés Anders Holch Povlsen, principal accionista del portal británico de moda ASOS, y su esposa, Anne, perdieron en abril de 2019 a tres de sus cuatro hijos en los ataques terroristas perpetrados en Sri Lanka el Domingo de Resurrección -donde perecieron 253 personas- el hombre más rico de Dinamarca salió del anonimato dentro y fuera de su país. Había ido con su familia a pasar las fiestas, y Alfred, de cinco años, Agnes, de 12, y Alma, de 15, los tres niños perecieron en el hotel Shangri-La, de Colombo, donde se hospedaban. Sobrevivió el matrimonio y otra hija, Astrid, que tenía entonces 10 años, y la pareja calificó de “completamente incomprensible” lo sucedido. Luego, silencio, hasta que en marzo pasado anunciaron con júbilo la llegada de sus hijas gemelas, “dos pequeños milagros que recibimos como una muestra de reafirmación en la vida”, dijeron. Y, de nuevo, silencio, roto ahora por la llamada conservacionista de Anders, de 48 años, que es también el mayor terrateniente de Escocia, pidiendo reducciones fiscales para las empresas que mitiguen su huella de CO2. Dueño de casi 900 kilómetros cuadrados en las Tierras Altas (Highlands) escocesas, se ha propuesto protegerlas “porque el cambio de clima avanza con gran rapidez, algo que mis hijos entendían”, ha asegurado.

La muerte de los niños desbarató la discreción con que se movía la familia, y mostró la estrecha amistad que les une a los príncipes herederos de Dinamarca, Federico y Mary. Ambos les acompañaron en el funeral, junto con sus hijos, y las fotos del matrimonio Povlsen abrazado a la única hija que les quedaba, frente a tres pequeños ataúdes, estremecieron dentro y fuera de su país. Antes de la tragedia, el empresario, cuya fortuna se calcula en unos 7.000 millones de euros, según datos de la revista Forbes, decía que no era un multimillonario en busca de caprichos solo para invertir. Así lo repite en una entrevista publicada este domingo en el rotativo The Sunday Times, donde indica que se ha impuesto la misión de “revertir el daño causado en los árboles de las Tierras Altas por siglos de pastoreo intensivo de ovejas y cérvidos”. El sobrepastoreo reduce la biodiversidad al no dejar suficientes períodos de recuperación, y es una de las causas de la erosión, y él calcula que su proyecto de regeneración llevará varias generaciones.

En el mismo diario británico sugiere que “darle la vuelta al impuesto de sociedades para poder medir la responsabilidad financiera en función de las emisiones de dióxido de carbono, podría animar a las compañías a que no dañen el entorno”. Povlsen es también el dueño de la cadena danesa de moda Bestseller, que incluye marcas como Vero Moda, Only o Jack & Jones, y el segundo accionista de Zalando, el portal digital alemán de moda, y debe su querencia a Escocia a sus veraneos familiares cuando era niño. Se reconoce en dicho entorno, que ha calificado de lugar feliz, sentimiento compartido por su esposa, y adquirió sus primeras tierras en 2006.

Los medios británicos señalan que posee el 1% de las tierras de Escocia, y supera incluso al príncipe de Gales, que tiene unos 526 kilómetros cuadrados. Un informe de la Comisión que supervisa las tierras escocesas, reseñado por los medios británicos, recomienda que las ventas de tierra tengan en cuenta el interés público, y se investiguen los planes de los dueños y sus posibles abusos de poder. Anders Povlsen contesta a eso en la entrevista admitiendo que “podría haber explicado mejor mis propósitos, pero la gente tal vez crea que compro estas tierras sin altruismo, cuando lo cierto es que no se pueden tener dobles intenciones cuando tratas de proteger y restaurar la naturaleza”. Del lazo anímico que le une a Escocia da muestra la carta abierta de los Povlsen, publicada a toda página por el rotativo local The Scotsman, para agradecer los mensajes de condolencia recibidos desde allí a la muerte de sus hijos. Concluía así: “La amada memoria de nuestros tres niños, sus maravillosos espíritus y sus almas estarán siempre en nuestros corazones Con el más profundo agradecimiento, Anne y Anders Holch Povlsen”.

Más información

Lo más visto en...

Top 50