La pesadilla secreta de David y Victoria Beckham al infectarse de coronavirus

La pareja enfermó a partir de una fiesta en Los Ángeles el pasado marzo, cuando el deportista presentó su nuevo equipo de fútbol, y temieron ser supercontagiadores del virus

David y Victoria Beckham, en Londres, en 2018.
David y Victoria Beckham, en Londres, en 2018.Joel C Ryan (GTRES)

La pandemia no conoce las fronteras entre países ni entre anónimos y famosos. Ahora se acaba de saber que David y Victoria Beckham, de 45 y 46 años respectivamente, se contagiaron de coronavirus el pasado mes de marzo y han mantenido su impactante experiencia en secreto hasta este momento, entre otras cosas por el miedo que tuvieron de formar parte de ese grupo de personas, conocidas como supercontagiadores, capaces de transmitir el virus con mayor facilidad y a un mayor número de gente.

La pareja comenzó a notar síntomas de la enfermedad después de asistir juntos y con su familia a varios eventos relacionados con el lanzamiento del Inter Miami, el nuevo club de fútbol con el que el exfutbolista del Real Madrid quiere impulsar este deporte en Estados Unidos. El sueño cumplido de Beckham de tener su propio equipo derivó en pesadilla después de estas reuniones en las que se prodigaron entre admiradores, directivos del club y gente relacionada con este deporte y saludaron, dieron la mano y besaron a muchos de ellos.

“Asistieron a un par de elegantes eventos relacionados con los deberes promocionales de David”, ha comentado una fuente cercana a la pareja a Page Six, “y después volaron de regreso a Reino Unido para celebrar el 21º cumpleaños de su hijo Brooklyn”. Tras la fiesta, David y Victoria volvieron a realizar un viaje corto a Estados Unidos, en concreto a Miami, antes de trasladarse de nuevo a Inglaterra y dirigirse directamente a su mansión de los Cotswolds.

La franquicia de David Beckham tiene todo listo para presentarse en casa contra LA Galaxy el próximo 14 de marzo. Presumen en redes sociales su espectacular estadio.
La franquicia de David Beckham tiene todo listo para presentarse en casa contra LA Galaxy el próximo 14 de marzo. Presumen en redes sociales su espectacular estadio.

Fue en este momento cuando comenzó lo que uno de sus amigos ha calificado como “escenario de absoluta pesadilla”. David comenzó a sentirse mal, después fue Victoria la que comenzó a sentir dolor de garganta y a tener fiebre alta y al mismo tiempo comenzaron a enfermar varios miembros de su equipo: conductores, guardaespaldas y asistentes, dos de ellos gravemente.

Las pruebas que se realizó la pareja dieron positivo en covid y Victoria, según las fuentes que maneja el medio estadounidense, entró en pánico y obligó a toda su familia a someterse a una rígida cuarentena durante dos semanas. Por lo que relatan sus amigos, ella “estaba absolutamente petrificada y asustada de que pudieran ser supercontagiadores e hizo todo lo posible por minimizar los riesgos”. “Estaba en la cama pero además estaba completamente asustada. Fueron unas semanas muy difíciles”, continúa relatando el amigo de la pareja.

Después de recuperarse por completo, Victoria y David Beckham mantuvieron contactos regulares con los miembros de su equipo y se preocuparon de las dos personas a las que afectó más gravemente la enfermedad. Entre sus decisiones para protegerse y proteger a los demás ha estado permanecer lo más aislados posible durante el verano en su casa de la campiña inglesa y rechazar invitaciones a fiestas. Después se sometieron a pruebas para garantizar que no resultaban un peligro para nadie antes de emprender un viaje de vacaciones a Grecia e Italia. La pareja también canceló la celebración del 18º cumpleaños de su hijo Romeo el pasado fin de semana para evitar que no se respetaran las reglas de distanciamiento que ha impuesto la contención del virus. A las discretísimas celebraciones solo acudieron sus abuelos.

Se cree que su experiencia con la covid comenzó el 1 de marzo, cuando el Inter Miami de Becks jugó su primer partido como visitante en Los Ángeles FC. David acudió con su familia, incluida la prometida de su hijo Brooklyn, la multimillonaria heredera Nicola Peltz, a animar a su equipo, un acto al que también se unió su amigo, el famoso chef Gordon Ramsay. Precisamente el famoso cocinero y presentador fue noticia por las críticas que recibió al trasladarse junto a su mujer y sus cinco hijos, en plena pandemia, desde Londres a la mansión que posee en un pueblo costero de Cornualles, al oeste del país. Un cambio de residencia que provocó una fuerte oposición de los habitantes de la localidad por temer que pudiera traer consigo el virus.

Después de su aislamiento, se han convertido en algunas de las celebridades que primero apoyaron la iniciativa semanal de aplaudir a los sanitarios y publicaban regularmente fotografías de ellos y de sus hijos animando a este sector situado en primera línea de lucha contra la covid-19. También hablaron con dos equipos de sistema sanitario británico a través de Instagram TV y realizaron publicaciones animando a respetar las normas: “Todos debemos hacer nuestra parte para quedarnos en casa y ayudar a estos increíbles trabajadores que están en primera línea”. La diseñadora no dudó en donar el 25% de las ventas de su marca de moda a los bancos de alimentos para ayudar a los más afectados por la pandemia, aunque también se debe decir que fue criticada por solicitar ayuda gubernamental para su empresa en un primer momento, una decisión de la que se retractó más tarde.

Victoria llegó a decir: “Las palabras no pueden describir lo agradecidos que estamos todos por la valentía y el arduo trabajo de todos los que están haciendo importantes sacrificios para mantenernos a salvo. Estamos en esto juntos. Estamos comprometidos a ayudar a las personas más vulnerables de nuestras comunidades: las enfermeras y los trabajadores de la salud que están sacrificando la suya propia para tratar y cuidar a los demás; los maestros que continúan apoyando sus aulas; madres e hijos, muchos de los cuales están ahora en casa, equilibrando trabajos de tiempo completo y educación en el hogar; y los ancianos, que corren mayor riesgo y no pueden salir a comprar por sí mismos“. Por su parte, su esposo incluso insistió en cambiar el logo de su club, dos garzas entrelazadas, para promover el distanciamiento social.

El matrimonio y sus portavoces han declinado hacer comentarios sobre esta experiencia, pero las personas más próxima a la pareja afirman que tras vivirla en carne propia ambos “hicieron todo lo posible para ayudar a los demás y compensar a quienes se vieron afectados por ella en su momento más virulento”.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción