Málaga

Rosauro Varo, pareja de Amaia Salamanca, uno de los grandes perjudicados por el incendio de Estepona

El exitoso empresario anuncia que su chiringuito malagueño Purobeach, que el sábado fue pasto de las llamas, será reconstruído

Amaia Salamanca y Rosauro Varo, en una fiesta en la embajada de EE UU en Madrid en noviembre de 2016.
Amaia Salamanca y Rosauro Varo, en una fiesta en la embajada de EE UU en Madrid en noviembre de 2016.Europa Press / Europa Press via Getty Images

Rosauro Varo es uno de los jóvenes empresarios más conocidos del país. A sus 41 años, ha acumulado poder y fortuna gracias a exitosas inversiones en diversos campos. En los últimos años su nombre ha sonado con fuerza por ser uno de los principales accionistas de la empresa de VTC Cabify, pero también por la venta de Pepephone, que fundó junto a los hermanos Hidalgo, los hijos del dueño de Globalia. Además, en lo personal Varo también es conocido por mantener una larga relación con la actriz Amaia Salamanca. Sin embargo, estos días el sevillano ha sufrido un varapalo en uno de sus negocios: su conocido club de playa Purobeach, situado en Estepona (Málaga), que ardido en un gran incendio de más de 42 hectáreas que ha afectado a la localidad. El sábado el club ardió hasta consumirse, pero Varo no se ha quedado parado: ha anunciado que, junto a sus socios, lo reconstruirá.

Varo sabe hacer negocios, y los titulares así lo llevan demostrando en los últimos años. En abril de 2019 le vendió sus 2.000 licencias a la propia plataforma de transporte Cabify, convirtiéndose así en uno de los mayores accionistas de la misma. Además, también ha hecho fortuna en el mundo de las telecomunicaciones. Un año antes, en abril de 2018, Varo, su íntimo amigo y socio Javier Hidalgo y la hermana de este, Cristina (hijos del dueño de Globalia, Juan José Hidalgo) vendieron al operador MásMóvil el 100% de las acciones del operador virtual Pepephone. Varo y los hermanos Hidalgo eran sus propietarios y la operación se redondeó por 158 millones de euros.

La familia de Varo también es ampliamente conocida. Su padre, del mismo nombre, es médico, mientras que su madre es la diputada socialista Juana Amalia Rodríguez Hernández. Su pareja desde hace 10 años, cuando se conocieron en Ibiza, es Amaia Salamanca, con quien mantiene una relación muy discreta, sin dejarse ver más que en contadas ocasiones y sin conceder entrevistas. No están casados pero tienen tres hijos, Olivia, Nacho y Mateo, de seis, cuatro y tres años.

Varo, que empezó sus andaduras como empresario con apenas 18 años, también tiene inversiones en máquinas de rayos UVA, televisiones locales, tiendas de ropa infantil, empresas tecnológicas e inmobiliarias, pero es conocido principalmente por ser uno de los principales promotores de la hostelería y las fiestas en todo el país. De ahí que sea uno de los principales socios del conocido Purobeach, un exclusivo club de playa con tumbonas, camas, piscinas y palmeras a la orilla del Mediterráneo que tras el obligado parón por la pandemia del coronavirus volvió a abrir sus puertas el 12 de junio. Además de este entre Marbella y Estepona, hay otros cinco clubes más: en Illetas y Palma (Mallorca), Barcelona, Denia (Alicante) y Vilamoura (cerca de Faro, al sur de Portugal). Los socios pretenden abrir otros tres establecimientos más en Taghazout (Marruecos), Creta (Grecia) y a las orillas del Mar Rojo, en Egipto.

Varo y sus socios ya han anunciado que el negocio se reconstruirá y volverá a ser lo que era, o a intentarlo. En un comunicado emitido por la empresa explicaban que efectivamente “el incendio ha calcinado por completo las instalaciones de Purobeach. Si bien, a pesar de la gravedad material del siniestro, afortunadamente, no hemos de lamentar daños personales”.

Estepona es una de las zonas costeras más exclusivas de la provincia de Málaga. Con menos de 70.000 habitantes en invierno, en verano multiplica su población, con visitantes que buscan el sol, el clima suave de la noche, su bello orquidario y sobre todo las muchas actividades de ocio que ofrece la localidad malagueña. Una de las zonas con más restaurantes, pubs, chiringuitos y hoteles es el llamado centro comercial Laguna Beach. Allí se ubica también el llamado Purobeach, uno de los clubes de playa más famosos y exclusivos de la zona. Un grave incendio calcinó más de 42 hectáreas de esta zona de Estepona limítrofe con Marbella, obligó a desalojarlo, junto a una treintena de viviendas del lugar y a los huéspedes del hotel Kempinski. El tráfico de la autovía A-7 tuvo que ser cortado en ambos sentidos y uno de los bomberos que trabajaron en la extinción resultó herido leve. Las imágenes del incendio dan idea de lo devastador del mismo, y de cómo se extendió a causa de los fuertes vientos que corrían el sábado en la zona.

“Purobeach quiere expresar su agradecimiento a los efectivos del Infoca, Bomberos, Policía y Protección Civil por el extraordinario esfuerzo realizado para perimetrar y controlar el incendio con la mayor celeridad posible. Así mismo, manifestar nuestra gratitud a los trabajadores y trabajadoras que se encontraban en las instalaciones en el momento del siniestro por la profesionalidad demostrada en una situación tan compleja. Igualmente, Purobeach quisiera agradecer todas las muestras cariño recibidas de clientes, otros negocios del sector y autoridades, tanto de manera directa como a través de las redes sociales”, explicaban en dicho comunicado.

Purobeach, el chiringuito de Rosauro Varo, pareja de Amaia Salamanca, destruido por un incendio en agosto de 2020. En vídeo, las imágenes del incendio del restauranteFredy Torra (EP)

En el mismo, además, afirmaban que van a seguir adelante con el proyecto: “Purobeach también quisiera transmitir su apoyo a los responsables del C.C. Laguna Village y al resto de empresas, clubes y restaurantes ubicados en el mismo, con el ánimo de que pronto, con el esfuerzo de todos, reconstruiremos este entorno único que es Laguna Village y volveremos a vivir momentos auténticos en Purobeach Marbella”.

Más información

Lo más visto en...

Top 50