Gente

De los tres yates de Amancio Ortega al nuevo navío de Rafa Nadal: los famosos presumen de sus barcos

Elton John invitó a los Beckham a navegar con él por el Mediterráneo, mientras que Florentino Pérez prefiere la compañía de sus perros en alta mar

Amancio Ortega, Carmen Cervera y Rafa Nadal.
Amancio Ortega, Carmen Cervera y Rafa Nadal.

Llegan las vacaciones y con ellas, los millonarios que presumen de sus yates navegando por las Islas Baleares, Grecia o el sur de Italia. Unos lujosos navíos a los que les suelen acompañar familia, amigos y otras celebridades.

Amancio Ortega

El hombre más rico de España, según la revista Forbes, ha sido dueño de tres navíos. El primer yate de Amancio Ortega fue el Valoria, un barco al que bautizó con este nombre en honor al pueblo natal de su madre, Valoria la Buena, en Valladolid. Al quedarse anticuado, en 2017 adquirió el Drizzle y un año después, el Valoria B; uno para navegar por el Mediterráneo y otro para la costa gallega. Por el Drizzle pagó más de 30 millones de euros, según El Mundo, lo que le permite tener capacidad para 18 personas en los 67 metros de eslora y 11 de manga, con tres camarotes dobles, tres camarotes individuales y una suite, además de una pantalla de cine. Llenar el depósito cuesta 100.000 euros. Ha sido este barco el elegido por su hija Marta Ortega para pasar unos días en la Costa Azul junto a sus dos hijos y su marido, Carlos Torretta.


Elton John

Hace dos años la familia Beckham disfrutó del inmenso yate de Elton John. Juntos navegaron por el Mediterráneo y el futbolista inmortalizó el momento con un retrato de ambos y el siguiente mensaje: “Tío Elton... Nos conocemos desde hace 25 años y no hemos dejado de vivir momentos divertidos el uno con el otro”. El cantante compró el Wabi Sabi por más de 23 millones de euros. El punto fuerte de esta embarcación es el jacuzzi de la cubierta, y además dispone de ocho habitaciones con su propio baño, gimnasio, un salón con una televisión de 50 pulgadas y una biblioteca.

View this post on Instagram

We love you @eltonjohn @davidfurnish X kisses x

A post shared by Victoria Beckham (@victoriabeckham) on

Rafa Nadal

Después de vender el Beethoven por 2,6 millones de euros, Rafa Nadal ha comenzado el verano con un nuevo yate de lujo: el Great White. Esta embarcación de más de cinco millones de euros tiene 24 metros de eslora y 13 de manga y una capacidad para 12 personas. Un catamarán construido en acero inoxidable y con decoración minimalista valorado en seis millones de euros que estrenó a principios de junio y que ya ha sufrido su primer accidente. Hace dos semanas el barco chocó con unas rocas en Göcek (Turquía), pero los daños no impidieron que el barco siguiera navegando.

David Geffen

Mientras que unos pasaron el confinamiento en pequeños apartamentos sin piscina ni jardín, otros pudieron disfrutar de sus yates. Este es el caso de David Geffen, productor estadounidense y uno de los fundadores de Dreamworks, que se encerró en su megayate Rising Sun, que compró en el año 2010 y en el que a menudo pasea por el Caribe a famosos como Paul McCartney, Tom Hanks, Bruce Springsteen, Oprah Winfrey o los Obama. Esta embarcación mide 128 metros de eslora y tiene cinco pisos en los que se distribuyen 82 habitaciones, una bodega, un gimnasio, sauna, una sala de cine, un helipuerto y una cancha de baloncesto. Geffen suele alquilárselo a celebridades como Orlando Bloom y Katy Perry, que el año pasado navegaron por las costas españolas.

View this post on Instagram

In the Grenadines

A post shared by David Geffen (@davidgeffen) on

Carmen Cervera

Mata Mua, como un cuadro de Paul Gauguin, el favorito de Carmen Cervera. Así fue bautizado el velero que la baronesa Thyssen heredó de su marido. Esta embarcación de 38 metros de eslora, 11 de manga y capacidad para ocho personas guarda en su interior varias obras de arte y cojines forrados con la pintura de Gauguin. La madre de Borja Thyssen solía alquilarlo por 16.000 euros el día.

Philip Green

El creador de la firma de moda Topshop, Philip Green, es dueño de un yate, el Lionheart, con un valor de 110,6 millones de euros. Se trata de un navío de tres cubiertas y con capacidad para 12 personas que tiene una piscina, un helipuerto, tres ascensores chapados en oro y un comedor al aire libre. Cuenta con una tripulación de 40 personas, entre las que destacan un chef, un paseador de perros y un entrenador personal.

Florentino Pérez

El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, posee desde hace más de una década un yate que le costó 18 millones de euros. Se llama Pitina III, un homenaje a su mujer, María Ángeles Sandoval, que falleció en 2012. Se trata de un navío poco ostentoso que mide 32 metros de eslora y cuyo puerto base se encuentra en Mallorca, cerca de la mansión en la urbanización Las Brisas de Cala Llamp que vendió a la familia Schumacher hace dos años. Muy celoso de su intimidad, el empresario suele navegar con sus hijos, María Ángeles, Florentino y Eduardo.

Tiger Woods

Durante el US Open de 2018 Tiger Woods decidió hospedarse en su yate Privacy, en lugar de alojarse en un hotel. El golfista compró la embarcación en 2004, recién casado con Elin Nordegren, por 20 millones de dólares. De hecho, pasó la luna de miel con su entonces esposa navegando por el Caribe. El barco tiene capacidad para unas 11 personas, jacuzzi y gimnasio. Su mantenimiento tiene un coste anual de dos millones de dólares y el deportista intentó vender el yate en 2011 por 25 millones de dólares. Entre sus invitados han estado Michael Jordan, Oprah Winfrey y Bill Gates.

Bernie Ecclestone

Es habitual ver a Bernie Ecclestone, el exmagnate de la Fórmula 1, navegar en el Petara, un yate cuyo nombre mezcla los de sus hijas Petra y Tamara. Valorado en 30 millones de euros, el navío dispone de seis camarotes para 12 personas, decorados con maderas nobles y mármoles. Uno de los lugares preferidos de Ecclestone para navegar es el mar Adriático.

Giorgio Armani

La mayoría de los yates suelen ser blancos, pero Giorgio Armani tenía que marcar la diferencia: el diseñador escogió el color verde oscuro para su Main, un barco inspirado en el nombre de su madre, Maria Raimondi. El empresario se hizo con este navío de 65 metros de eslora por 50 millones de dólares. Hay seis camarotes para invitados y ocho cabinas para la tripulación.

Lo más visto en...

Top 50