La mascarilla derrotó al selfi

En la nueva realidad serán los ojos los que hablarán por nosotros y el lenguaje corporal recobrará importancia

Aldo Comas y Macarena Gómez con sus mascarillas Yomime.
Aldo Comas y Macarena Gómez con sus mascarillas Yomime. / EL PAÍS

Isabel Preysler lo ha vuelto a hacer: nos ha enseñado la forma correctísima de llevar la mascarilla. Durante un estimulante paseo junto a Vargas Llosa por Puerta de Hierro, sin ruido de cacerolas, Preysler avanza protegida por el nuevo artilugio con una gracia aérea y las manos en los bolsillos de una gabardina liviana. Atención, dos cosas: a Isabel no se le mueve un milímetro esa mascarilla...