Duques de Sussex

Los vecinos famosos de Enrique de Inglaterra y Meghan Markle en Beverly Hills

Cameron Diaz, Nicole Kidman, Elton John y Serena Williams son algunos de los habitantes de la urbanización en la que viven ahora los duques de Sussex

Meghan Markle y Enrique de Inglaterra, en Johannesburgo en octubre.
Meghan Markle y Enrique de Inglaterra, en Johannesburgo en octubre.FACUNDO ARRIZABALAGA / EFE

Meghan Markle ha hecho uso de sus célebres contactos hasta para encontrar casa. Los duques de Sussex y su hijo, Archie, que recientemente ha cumplido un año, viven actualmente en Beverly Hills (California, Estados Unidos), en un lujoso barrio con vecinos como Cameron Diaz, Nicole Kidman, Samuel L Jackson y los actores españoles Penélope Cruz y Javier Bardem, entre otros.

Según ha publicado el periódico Daily Mail, el matrimonio se hospeda en una villa de 14,5 millones de libras (más de 16,5 millones de euros) en la urbanización Beverly Ridge Estates. La mansión está decorada al estilo toscano y dispone de ocho habitaciones y una piscina privada. Es propiedad del actor Tyler Perry, muy amigo de la presentadora Oprah Winfrey, madrina de su hija, Aman, de cinco años. Según diferentes medios de comunicación, la periodista se puso en contacto con el intérprete para que acogiera a los duques en esta vivienda; algunos apuntan a que pagan un alquiler mientras que otros señalan que se encuentran solo como invitados. Perry incluso les ofreció su avión privado, valorado en 137 millones de euros para que se trasladaran de Canadá a Los Ángeles.

Desde que anunciaron su separación de la familia real británica, el príncipe Enrique y Markle se refugiaron en Canadá hasta el pasado mes de marzo. La familia se mudó temporalmente a una lujosa vivienda en North Saanich, en la isla de Vancouver, de 16.000 metros cuadrados, donde las constantes visitas de los paparazi obligaron a la pareja a reforzar la seguridad del recinto.

Ahora, con miras a los futuros proyectos audiovisuales de la duquesa, se han instalado en un complejo que permite a Markle acercarse de nuevo a amigos como la tenista Serena Williams. Se conocieron en 2014 durante un partido benéfico y desde el primer momento se sintieron muy cómodas juntas. “Tiene una personalidad que deslumbra”, ha dicho la tenista sobre la actriz, que por su parte comentó en su blog de estilo de vida The Tig, que cerró al formalizar su relación con el nieto de la reina Isabel: "Rápidamente ella se convirtió en una confidente a la que podía escribirle mientras estaba viajando, la amiga con la que me podía reunir a jugar tenis y la chica con la que podía ir a almorzar en Toronto. Las dos tenemos la misma edad, tenemos afición por las salsas picantes y adoramos la moda, pero quizá lo que nos conecta más allá de esas cosas es nuestra ambición sinfín”.

A pocos kilómetros vive Elton John, que adquirió junto a su marido, David Furnish, en 2012 una propiedad por 6,8 millones de euros. Buen amigo de Diana de Gales hasta su muerte, el cantante mantiene conversaciones “casi a diario” con el hijo de la princesa y se ha mostrado siempre como un firme defensor de los duques de Sussex. Supone “un apoyo constante” para el matrimonio e incluso sabía que iban a anunciar sus intenciones de separarse de la familia real antes de comunicarlo oficialmente.

Otras celebridades de la zona son Katy Perry, Rod Stewart, Adele, Jennifer Lawrence y el matrimonio conformado por los actores Ashton Kutcher y Mila Kunis. A menos de un kilómetro se encuentran las mansiones de actrices como Cameron Díaz y Nicole Kidman. Y se podrían seguir sumando nombres a esta incesante lista de estrellas internacionales: Sylvester Stallone, Mark Wahlberg, Denzel Washington, Eddie Murphy, Hilary Duff...

La estancia en Beverly Hills también les permite encontrarse con más frecuencia con la actriz Abigail Spencer, una de las mejores amigas de la duquesa y compañera de reparto en la serie Suits. La intérprete reside en otro vecindario situado a unos 10 kilómetros de donde se encuentran los duques.

View this post on Instagram

"Duck! Rabbit!" with Meghan, The Duchess of Sussex (and Harry, The Duke of Sussex behind the camera), read to their son Archie for his 1st birthday. Happy Birthday, Archie! . Thank you #DuchessMeghan for helping us to raise urgent funds for our coronavirus appeal by reading "Duck! Rabbit" by @akrfoundation, illustrated by @tlichtenheld (published by @chroniclekidsbooks). . As the world grapples with the coronavirus pandemic, children’s lives are being turned upside down. By donating to Save with Stories, you can support the most vulnerable families in the UK and around the world by helping to provide early learning packs, supermarket vouchers, essential household items and virus protection. . Please donate today by visiting our website. Link in bio. . Or you can text STORIES to 70008 to give a one-off donation of £5. . Together, we can help families get through this. . You can only donate via text from a UK mobile. You’ll be billed £5 plus standard rate text message. We receive 100% of your donation. By texting STORIES you agree to calls about fundraising appeals, campaigns, events and other ways to support. Include NO PHONE to opt out of calls. Queries? 02070126400. Read our Privacy Policy savethechildren.org.uk/privacy The Save the Children Fund is a charity registered in England and Wales (213890) and Scotland (SC039570) . #SaveWithStoriesUK #SaveWithStories #GrowingThroughThis

A post shared by Save The Children UK (@savechildrenuk) on

Desde que se instalaron en Los Ángeles, poco se ha visto a la pareja; aunque se debe tener en cuenta que la mudanza desde el país vecino se ha producido durante la crisis del coronavirus. Debido a la pandemia, y acostumbrados a apoyar diferentes causas benéficas, ambos han sido vistos repartiendo alimentos por las casas como voluntarios de la ONG californiana Project Angel Food. También grabaron por el cumpleaños de su primogénito, el pasado 6 de mayo, un vídeo solidario publicado por los perfiles de Save The Children, en el que se ve a la duquesa leer un libro a Archie. Se trataba de Duck! Rabbit! (¡Pato! ¡Conejo!, en inglés), un regalo de su preciada amiga Oprah Winfrey, artífice de la nueva vida de los Sussex.