Actrices

La muerte de Natalie Wood contada por primera vez por su hija

Natasha Gregson Wagner defiende la figura de su madre y que su muerte fue un accidente en un nuevo libro

Robert Wagner y Natalie Wood en su casa de California con sus hijas Natasha Gregson Wagner y Courtney Wargner. En vídeo, el caso nunca aclarado sobre la muerte de Natalie Wood.TED STRESHINSKY (GETTY) | Agencias

Natasha Gregson Wagner tiene ahora 49 años y sabe que nunca olvidará el momento en el que su padrastro, Robert Wagner, llegó a casa el 29 de noviembre de 1981 y le dijo a ella, que entonces tenía 11 años, y a su hermana menor, Courtney, que su madre, Natalie Wood nunca volvería. La actriz, que formaba parte de la que entonces era la nobleza de Hollywood tras haber interpretado papeles míticos como West Side Story, Esplendor en la hierba o Rebelde sin causa, había muerto ese mismo día en lo que para unos fue un fatal accidente y para otros un sospechoso y nunca demostrado asesinato.

Natalie Wood se encontraba pasando el fin de semana de Acción de Gracias de 1981 en el yate Splendor con su marido y dos personas más: el actor Christopher Walken y el capitán del barco, Dennis Davern. Llovía y el mar estaba agitado. En algún momento de esa noche cayó al agua, vestida con un pijama de franela, calcetines y una chaqueta roja. Su cuerpo fue hallado poco antes de las ocho de la mañana del día siguiente. La causa de la muerte fue ahogamiento y el caso se cerró en dos semanas como un accidente. Pero el misterio se quedó instalado porque también se supo que la pareja había tenido una discusión monumental esa noche y ninguno de los que estaban en el barco andaban lo suficientemente sobrios como para acordarse bien de lo ocurrido, de hecho no se percataron de la desaparición de la actriz hasta por la mañana.

En 2001, una exhaustiva biografía sobre Natalie Wood escrita por Suzanne Finstad desveló nuevas pruebas que sugirieron que la muerte de la actriz no fue accidental, tal y como se determinó después de su muerte, y provocó que la policía de Los Ángeles reabriera la investigación del caso en 2011. En 2012, el forense de la ciudad cambió la causa oficial de su muerte: de “ahogamiento accidental” a “ahogamiento y otros factores indeterminados”. Y aunque Wagner, que ahora tiene 90 años, siempre ha negado cualquier participación en los hechos, en 2018 la policía le nombró “persona de interés” en el caso y la muerte de Wood se recalificó como “sospechosa”. Ahora, tanto la hermana de la actriz, Lana Wood, ex chica Bond, como el patrón del yate desde el que cayó Wood, Dennis Davern, señalan a Wagner como autor de su muerte.

Pero esta no es la versión que mantiene Natasha Gregson Wagner en las memorias que saldrán a la venta el próximo 5 de mayo. En el nuevo libro, titulado More than love, la hija que la actriz tuvo con el productor y guionista de cine Richard Gregson, quiere recordar la figura vibrante de su madre y cerrar ese doloroso capítulo de sus vidas. “Quiero dejar las cosas claras y quiero vivir a la luz”, afirma Natasha en un adelanto publicado por la revista People. “Y quiero que la memoria de mi madre viva en la luz”.

Natasha, que ha seguido manteniendo una estrecha relación con su padrastro, que se convirtió en su tutor legal después de la muerte de su madre, apoya de alguna manera la versión de Wagner sobre el accidente. El actor tiene otras dos hijas, Katie fruto de su primer matrimonio con la actriz Marion Marshall, y Courtney que nació después de la segunda boda entre Natalie Wood y Robert Wagner. “Siempre he entendido que mi madre se resbaló y cayó, lastimándose el cuerpo y posiblemente quedando inconsciente antes de llegar al agua, pero nunca podemos saberlo con total certeza”, escribe en su libro. “He tenido que hacer las paces con no saber. Desearía que otros pudieran hacer lo mismo”, continúa en referencia a las sospechas que han perseguido a su querido padrastro desde entonces.

Natasha también rememora la figura de Natalie Wood como madre y cómo se sintió ella con su pérdida: “Después de que papá [Robert Wagner] confirmó que mi madre se había ido, la sensación que recuerdo más vívidamente es puro terror”, escribe Natasha. Y afirma que se preguntaba una y otra vez: “¿La única cosa a la que más miedo he tenido en toda mi vida sucedió realmente?". Según el relato de su hija, la muerte de Natalie destrozó a la familia: “Mi madre era tan grande en su amor y su corazón, en su risa y en su vida, y de la noche a la mañana, simplemente se fue, y me convertí en una sombra de mí misma”, le dice Natasha a People.

Los años que siguieron no fueron fáciles para ninguno porque a la pérdida se sumó el misterio sobre las circunstancias de la muerte de la actriz, los titulares sensacionalistas y que todo eso incluso ensombreciera la historia de su vida y su talento como actriz. Pero Natasha nunca había abordado públicamente el dolor que sintió su familia, hasta ahora. En sus memorias y en un documental de HBO, Natalie Wood: What Remains Behind (que se estrenará coincidiendo con la publicación del libro), comparte detalles íntimos sobre la madre que ella conocía y amaba. Por primera vez, tanto en el libro como en la película, examina lo que sucedió esa noche y cómo llegó a creer que su madre, que había bebido demasiado, se resbaló en los escalones de su barco y cayó al agua después de intentar atar un cabo que golpeaba contra el bote.

Su hija insiste en que a su madre le gustaría ser recordada como ella lo hace: “Era humana, era una artista que luchaba, era valiente y era feliz”. Para escribir el libro y realizar el documental leyó los diarios de su madre y entrevistó a sus amigos más cercanos. “Me sentí muy orgullosa de ella, de que estuviera tan considerada y de que quisiera ser más que una estrella de cine”, afirma Natasha. Para su hija siempre será la madre que la llamaba Natooshie y a quien le encantaba leerle cuentos de hadas: “En cierta forma, ella fue un cuento de hadas para mí, y siento que estaba esperando que yo llegara al momento en el que pudiera darle vida. Ahora lo estoy y por eso y por ella he hecho esto”.

Lo más visto en...

Top 50