Robin Williams sigue vivo en su canal de YouTube

La familia del actor fallecido y Time Life lanzan una plataforma para disfrutar del trabajo del cómico

El actor Robin Williams.
El actor Robin Williams.

El suicidio de Robin Williams en agosto de 2014 pilló a todos por sorpresa. El actor que parecía tenerlo todo vivió durante los últimos años poseído por el sentimiento de haber llegado a su final. Un declive que el periodista de The New York Times Dave Itzkoff recogió en su nueva biografía, Robin. En ese trabajo había opiniones de su tercera esposa de Williams, Susan Schneider; su primogénito, Zak Williams, y su nuera, Alex Mallick, además de otros muchos actores, amigos y compañeros de trabajo. Esos que ahora han decidido rendir un nuevo homenaje al actor para que su trabajo no caiga en el olvido.

Los herederos de Williams han lanzado un nuevo canal de YouTube dedicado a su trabajo. Se espera que en ese canal puedan ver algunos de los vídeos clásicos de algunos de sus espectáculos más memorables a lo largo de las décadas, según E! Noticias.

El canal oficial de YouTube de Robin Williams ya mostró un primer avance de 30 segundos hace dos semanas, pero fue el lunes cuando comenzó a subir contenido real de los archivos del actor. En el proyecto están involucrados Time Life y Robin Williams Estate, que además de contenidos de trabajos del ofrecerán actor entrevistas con los amigos y familiares del intérprete de El club de los poetas muertos o Señora Doubtfire, así como otros videos retrospectivos de la estrella de Hollywood. En 2018 Time Life ya lanzó a la venta una colección de DVD con más de 50 horas de Robin Williams.

El canal de YouTube actualmente contiene clips del especial de HBO 2002 de Robin titulado Live on Broadway, así como una parte de su especial de HBO de 1987, Off the Wall.

La sensación que asaltaba al intérprete en los últimos años venía marcada por una carrera en declive, lejos de los tiempos en los que ganó el Oscar por El indomable Will Hunting o cuando su voz dio vida al genio de Aladdin. También estaba en declive su fortuna. Como dijo el cómico en una ocasión, “divorciarse es caro”. Y él lo había hecho dos veces, primero de Valerie Velardi y después de Marsha Garces, con quien tuvo otros dos hijos. En el libro de Itzkoff se muestra a un Williams que nunca llegó a superar el peso de su segundo divorcio y cómo este había dividido a su familia, especialmente en cuanto a la relación con sus hijos. “Tenía la seguridad de que nos había defraudado. Nunca acabó de aceptarlo. Algo triste porque todos le queríamos y solo queríamos su felicidad”, recuerda su hijo en el libro.

A las dificultades personales y laborales se unieron diferentes problemas de salud de los que durante un tiempo no supo la causa. Incluso el diagnóstico de Parkinson, en 2014, pudo haber estado equivocado, según se recoge en el libro de Itzkoff. La autopsia indicó que Williams padecía una forma de demencia incurable que tiende a manifestarse de forma agresiva en el cerebro y suele aumentar el riesgo de suicidio. Según la biografía, su deterioro físico llegó a afectar su prodigiosa memoria, imposibilitando que el actor se aprendiera sus guiones. También presentaba problemas digestivos, a la hora de dormir, al orinar. Su voz había cambiado, había perdido mucho peso y sus músculos se paralizaban incomprensiblemente.

Pero ahora su familia intenta que la imagen del actor que sea recordada por sus seguidores de manera bien diferente gracias a este canal de YouTube.



Más información

Lo más visto en...

Top 50