Duques de Sussex

El mensaje de despedida del príncipe Enrique y Meghan Markle

“Aunque es posible que no nos vean aquí, el trabajo continúa”, dijo la pareja en su último mensaje a sus más de 11 millones de seguidores

Meghan Markle y Enrique de Inglaterra, en la Casa de Canadá de Londres.
Meghan Markle y Enrique de Inglaterra, en la Casa de Canadá de Londres.getty images

Pocas horas antes de dejar oficialmente la familia real británica, Enrique de Inglaterra y Meghan Markle publicaban un mensaje de despedida en su cuenta de Instagram, Sussex Royal. “Aunque es posible que no nos veáis aquí, el trabajo continúa”, dijo la pareja en su último mensaje a sus más de 11 millones de seguidores. “Ansiamos volver a conectarnos con vosotros pronto. ¡Habéis sido geniales! Hasta entonces, por favor cuidaos mucho y cuidad a los demás”, agregan. "Como todos podemos sentir, el mundo en este momento parece extraordinariamente frágil. Aun así, confiamos en que cada ser humano tiene el potencial y la oportunidad para marcar la diferencia”, afirman.

La pareja está instalada en Los Ángeles, California, en una lujosa urbanización de Bel Air a donde llegaron procedentes de Canadá, donde han pasado tres meses tras abandonar Londres. En este tiempo además de negociar los términos de su marcha de la familia real, Enrique y Meghan han comenzado a planear su futuro profesional, aunque este de momento queda aparcado por la pandemia del coronavirus.

Los duques se centrarán en su familia durante los próximos meses mientras se “desarrolla su futura organización sin fines de lucro”, dijo un comunicado de su oficina. “El duque y la duquesa de Sussex preferirían que, en las próximas semanas y meses, el foco siga estando en la respuesta global al Covid-19”, añade el texto. “Pasarán los próximos meses centrados en su familia y continuarán haciendo lo que puedan, con seguridad y en privado, para seguir respaldando y trabajando con las organizaciones sin ánimo de lucro con las que tienen compromisos”, señaló esa fuente. Es decir, se tomarán un tiempo alejados del foco mediático.

Fue el día 8 de enero cuando los duques oficializaron sus planes de retirada tras estar 60 días de descanso en Canadá reflexionando sobre su futuro. “Después de muchos meses de reflexión y discusiones internas, hemos decidido hacer una transición este año y empezar a dar un paso atrás hacia un nuevo puesto en esta institución. Nuestra intención es dejar de ser miembros senior de la Familia Real y trabajar para ser independientes a nivel financiero mientras seguimos apoyando al completo a su Majestad la Reina. Con vuestro ánimo, particularmente en los últimos meses, nos sentimos preparados para hacer este ajuste. Ahora planeamos equilibrar nuestro tiempo entre Reino Unido y Norte América, continuando nuestro deber hacia la Reina, la Commonwealth y nuestros patrocinios”. Así comenzaba el escrito con el que sorprendían al mundo. Pero las negociaciones se fueron complicando y finalmente los duques han decidido iniciar una vida apartados de sus funciones reales. Además han perdido el tratamiento de altezas reales. Eso sí, Enrique mantiene sus honores como militar.

Su decisión de dejar el Reino Unido ha complicado aún más las relaciones familiares. Los hijos de Diana de Gales casi no se dirigen la palabra. Guillermo no entiende la manera de actuar de Enrique. Solo Isabel II le ha hecho un guiño a su nieto: “Siempre serás bienvenido”, le aseguró la soberana en una de sus últimas reuniones privadas, donde estuvieron charlando durante cuatro horas.

La última aparición pública de Enrique y Meghan fue a principios de marzo, cuando se unieron a otros miembros de la familia real en el servicio por el día anual de la Commenwealth en Londres.

Más información

Lo más visto en...

Top 50