_
_
_
_
_

Revuelto de trastos: la sopera-cisne, el anillo-cuchillo y el compactador de alimentos

Si los trampantojos lo petan últimamente en la cocina, ¿por qué no exportarlos a otras nobles disciplinas artísticas, como la joyería? Eso debió pensar el diseñador de joyas brasileño Raul Souza cuando decidió diseñar este anillo de plata hecho a mano con detalles en madera, que imita a la perfección el aspecto de un cuchillo de carnicero. Puedes comprarlo baratísimo por 143 euros en su tienda de Etsy. La sangre falsa no está incluida.

Il_570xN.482885828_assb
Il_570xN.482885828_assb

TAZA TERMOSENSIBLE

Creo firmemente que Doctor Who y este blog tienen más o menos el mismo registro de público: atletas olímpicos a los que nunca jamás les pegaron los matones del cole, personas a las que la cantidad de fiestas a las que invitaban no les dejaba tiempo para leer El señor de los anillos y otros superdotados de la vida social. Por eso me siento especialmente orgulloso de presentaros la taza Tardis, en la que la camuflada cápsula del tiempo en la que viaja el Señor del Tiempo emprende un vuelo espaciotemporal en contacto con el calor y se convierte en una cabina de las afueras de Londres cuando está a temperatura ambiente. La puedes comprar en Gnomo por 15,90 €.

11665_-_Taza_Tardis_2_1024x1024
11665_-_Taza_Tardis_2_1024x1024

ALMACENADOR DE VERDURAS

Fabio Molinas, exalumno del Master of Product Design Labs en el IED madrileño, ha ganado recientemente el James Dyson Award con un invento ecológico, práctico y con un diseño precioso. Se trata del Oltu, una especie de fresquera-parásito que utiliza el calor residual que desprende la parte de atrás de la nevera para mantener frutas y verduras en unas condiciones óptimas de temperatura y humedad. Todavía es un prototipo, pero cuando esté a la venta quiero por lo menos uno.

MOLDE PARA HACER TORTILLAS EN EL MICROONDAS

Supongo que ante la presencia de este invento de silicona para hacer pseudotortilla de patatas –y otras cocciones en su jugo y a doble cara– en el microondas, la mitad de la concurrencia está dando palmas, y la otra mitad cortándose las venas. Yo tiendo a ser de los segundos, pero después de improvisar en él unas setas con hierbecillas, diría que no está mal. Especialmente para usarlo en lugares de trabajo y otros sitios donde no puedas usar una sartén, o para régimenes vacaburrísticos en los que no se pueden usar grasas. Es de Lekué y cuesta 19,90 en su web.

FotoDetalle2_500_742
FotoDetalle2_500_742

SOPERA-CISNE DE CERÁMICA

En un mundo donde no tuviéramos que preocuparnos por lo práctico ni por el dinero porque la pobreza no existiera, donde el foie y las ostras crecieran en los árboles y fueran de cultivo orgánico y todo el mundo viviera en paz y armonía como si hubieran tomado mucha sal del Himalaya (de la de los festivales), esta sopera formaría parte de la vajilla de todas y cada una de las casas del mundo. Es de porcelana, y se puede meter en el lavavajillas, pero no en el microondas. La venden en Zara Home y cuesta 49,95 euros en su web.

3246465802_2_1_3
3246465802_2_1_3

COMPACTADOR DE COMIDA

Cada vez que veo un anuncio de estos japoneses –de los que no entiendes ni papa pero sorprendentemente lo pillas todo– siento la necesidad inmediata de hacerme con varias docenas de la absurdez que están intentando venderme. ¿Porque quién no ha necesitado alguna vez un compactador de comida? Sirve para alimentarse en situaciones muy comunes, como mientras te tiras de un paracaídas o haces surf, puedes meter dentro cualquier cosa siempre que la mezcles con arroz y existe en azul para ellos y en naranja para ellas. Puedes comprarlo aquí (creo, tampoco estoy seguro 100%) si sabes japonés y te enteras de cómo hacerlo.

A7a2747e7a432cd5209f35d5625be8e7
A7a2747e7a432cd5209f35d5625be8e7

BANDEJA Y CAJA METÁLICA DE INSPIRACIÓN MEXICANA

Es difícil disimular que me encantan las tiendas Tiger. Entrar en esa especie de IKEAs de la chorradita me llena de gozo, y no solo por los snacks japoneses de arroz y wasabi, sino también porque a veces hay cosas para la cocina muy chulas y a precios más que razonables. Como esta bandeja metálica y esta cajita con tapa, perfecta para guardar y servir bombones o frutos secos. Cuestan tres euros cada una en las tiendas de la cadena.

MOLDE PARA BOMBONES EN FORMA DE TECLADO

Ser geek no es motivo para que no te guste el chocolate o los brownies, así que si estás secretamente enamorado/a del/la informático/a del curro, hazle unos bombones tecladeros para su cumple o un día especial. Con ellos podrás celebrar la fecha del cumpleaños de Bill Gates o la salida al mercado de un nuevo modelo de iPhone –pero solo con el cambio de número, si lo haces con las letras también se pondrá como una nutra–, y hacerle saber con sutileza que te mueres por sus chips. Vale 14,95 en la web de Megasilvita.

KCCMKEYBOARD
KCCMKEYBOARD

CHAPAS PANARRAS

Fijáos bien en estas chapas porque a partir de ahora serán una especie de código secreto los que sueñan con la masa madre, el pan de nube, el amasado en nevera o Ibán Yarza metiéndose en su cama. Tienen leyendas como "amor de masa madre", "estoy como un pan" o "no hay pan que por bien no venga" y unas ilustraciones muy monas. Además cumplen una función social: si sois del club del panarra y veis a alguien que las lleva, ya podéis abrazarle e invitarle a un café, porque seguro que tenéis muchas cosas en común. Cuestan 9 euros en la web de la panadería Artepan.

Master of Product Design Labs 2012

Master of Product Design Labs 2012,

Master of Product Design Labs 2012,

Sobre la firma

Mikel López Iturriaga
Director de El Comidista, web gastronómica en la que publica artículos, recetas y vídeos desde 2010. Ha trabajado como periodista en EL PAÍS, Ya.com o ADN y colaborado en programas de radio como 'Hoy por hoy' (Cadena Ser), 'Las tardes de RNE' y 'Gente despierta'. En televisión presentó programas como El Comidista TV (laSexta) o Banana split (La 2).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_