_
_
_
_
_

La Plataforma contra la Exclusión Social protesta “en pañales” por las partidas para el Ejército y el Tren de Alta Velocidad

El colectivo se manifiesta por segunda vez en paños menores para exigir una reorientación de los presupuestos vascos y generales

Protesta de la Plataforma Contra la Exclusión Social y por los Derechos Sociales, ante la sede del Gobierno Vasco en Bilbao.
Protesta de la Plataforma Contra la Exclusión Social y por los Derechos Sociales, ante la sede del Gobierno Vasco en Bilbao.Fernando Domingo-Aldama

Media docena de activistas han protestado este lunes frente a la sede del Gobierno Vasco por los recortes sociales y el despilfarro en gasto militar y obras faraónicas en detrimento de las Ayudas de Emergencia Social (AES), las cuales, según apuntan desde la Plataforma Contra la Exclusión Social y por los Derechos Sociales, se han visto reducidas en un 5%. Los denunciantes, ataviados solamente con pañales, han manifestado que los presupuestos para el año 2022 en la Comunidad Autónoma vasca (CAV) “suponen recortes sociales mientras que, al mismo tiempo, se despilfarran cientos de millones de euros en obras faraónicas y gasto militar”. Unos recortes que, tal y como señala la Plataforma, contrastan con los datos reflejados en la última Encuesta de pobreza y desigualdades, en donde se indica que un tercio de la población se encuentra con serias dificultades para llegar a fin de mes sin apuros económicos.

Bajo el lema ‘El gasto militar y el TAV (Tren de Alta Velocidad) nos dejan en pañales’, el colectivo ha destacado que las familias pensionistas o con personas dependientes a su cargo verán recortados sus derechos y la cuantía de las prestaciones que les corresponden en 300 euros mensuales. El portavoz de la Plataforma, Luis García, se ha referido a los recientes despidos en Osakidetza como una de las principales razones para la realización de la protesta: “Los presupuestos que se están aprobando contemplan recortes sociales en la Renta de Garantía de Ingresos (RGI) y en las AES. Y todo ello en una época de pandemia y en una crisis económica bestial, mientras que no hay ningún tipo de recorte en el gasto militar, ni tampoco en el Tren de Alta Velocidad”.

Luis García, acompañado por más personas activistas, en un momento de la movilización.
Luis García, acompañado por más personas activistas, en un momento de la movilización.Fernando Domingo-Aldama

Desembolso innecesario

Las partidas destinadas al TAV, según se señala en la nota de prensa facilitada, suponen un desembolso de 388 millones de euros para el conjunto de la Comunidad Autónoma del País Vasco, a lo que hay que añadir otros 100 millones en subvenciones a la industria militar vasca. En este sentido, García ha recalcado el “sinsentido” de esas partidas y ha resaltado la importancia de pasar la acción contra esas injusticias: “Hay mucha gente que lo está pasando mal. Lo que exigimos es que las prioridades deben ser las personas y no el enriquecimiento de algunas empresas, del cual no hay ninguna necesidad”. La Asociación se refiere a los Presupuestos vascos, que van a salir aprobados con los votos del PNV y del PSE-EE y con la abstención de EH Bildu, y que según sus críticas se “va a ver recortada la Renta de Garantía de Ingresos (RGI) en un 30% respecto a lo que la actual legislación corresponde”.

Al referirse a los Presupuestos Generales del Gobierno presidido por Pedro Sánchez, el colectivo indica que resulta innecesario añadir un gasto de 20 millones de euros para al ámbito militar y el Sistema Aéreo de Combate (FSAC), al considerar que no “compensan necesidad alguna de la sociedad, pero sí suponen un derroche cuando se necesitan más escuelas y viviendas públicas”. Igualmente han denostado las ayudas destinadas al alquiler de viviendas, las cuales “siguen bajando un año más”, critican: “De los 320 euros mensuales en el 2011, se pasará a 275 el próximo año. Una cuantía que no cubre ni el precio medio de una habitación en alquiler”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La protesta realizada este lunes se une a la producida hace dos años, cuando los colectivos de apoyo a la Carta de los Derechos Sociales protestaron en el mismo escenario para acusar a la coalición de Gobierno PNV y PSE de recortes en el ámbito sanitario, educativo y social. En esta ocasión, García ha insistido en que un año después se trata de las mismas razones que entonces les llevaron a protestar: “Llegan los Presupuestos y destinamos el dinero a donde siempre: a las grandes infraestructuras. Hicimos el TAV, pero aquí también tenemos autopistas sin coches, como es la Supersur (Variante Sur Metropolitana de Bilbao)”. A todo ello, hay que agregar los datos referidos a la pobreza infantil, que, según señala el gremio, se eleva hasta el 11,7% de la población menor de 12 años.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_