_
_
_
_
_

Desokupa cuelga otra polémica lona en Madrid con Puigdemont vestido de preso: “Seguiremos... limpiando las calles”

Su líder tiene previsto repartir 500 camisetas en las próximas horas con el lema ‘Me gusta la fruta’, la frase con la que el equipo de la presidenta Ayuso ironizó ante las preguntas de los medios sobre el insulto de “hijo de puta” dirigido a Pedro Sánchez durante el debate de investidura

La lona colgada por Desokupa, este viernes en Madrid.
La lona colgada por Desokupa, este viernes en Madrid.Eduardo Parra (Europa Press)

Otra lona publicitaria polémica. Otra vez en Madrid. Y otra vez Desokupa. Un edificio de la calle de Luchana número 15 de la capital, en obras, ha amanecido este viernes 1 de diciembre con una enorme lona publicitaria, justo encima de los emblemáticos cines Palafox. El cartel se divide en tres partes y mide 15 metros de ancho por 18 de largo. Una primera con la frase Desokupa cumple 9 años junto al rostro del dueño de esta polémica empresa, Daniel Esteve, de 53 años. Una segunda con la bandera de España. Y una tercera, con los rostros de Irene Montero, Ione Belarra y Pablo Iglesias, junto a Carles Puigdemont envuelto un traje naranja que simula al que usan los presos estadounidenses con el número 155 en el pecho, y justo al lado el cofundador de Podemos, Juan Carlos Monedero, sosteniendo una de las urnas del referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017 en Cataluña. En esta urna aparecen los logos del diario EL PAÍS, la cadena SER, La Sexta y El Español.

El líder de Desokupa, Daniel Esteve, tiene previsto repartir 500 camisetas en las próximas horas con el lema Me gusta la fruta, la última frase viral de la presidenta Isabel Díaz Ayuso tras ser pillada in fraganti por las cámaras del Congreso de los Diputados, cuando insultó por lo bajini al presidente Pedro Sánchez durante el pasado debate de investidura. “Qué hijo de puta”, dijo.

Su equipo de comunicación reaccionó inmediatamente con ironía y aseguró que la frase que dijo era: “Me gusta la fruta”. Jugando con las palabras y los dobles sentidos, igual que la víspera, Ayuso mantuvo al día siguiente en la Asamblea su insulto sin volver a pronunciarlo, jugando con los sobreentendidos: “A mí, desde luego, me gusta la fruta”. Desde entonces, el PP nacional y autonómico ha impulsado una campaña con esta en redes sociales. Algunos diputados, incluso, se han impreso camisetas, al que se ha sumado Desokupa. Esteve, de hecho, ha subido este viernes un vídeo a su perfil de Instagram, en el que, sonriendo, dice: “Me gusta la fruta, Pedrito”.

Es la segunda lona que esta empresa cuelga en la capital este año. La última fue a pocos días del inicio de la campaña electoral de julio con una pancarta colgada en un edificio de la calle de Atocha: “Tú a Marruecos [con el rostro de Sánchez] y Desokupa a La Moncloa”.

Desokupa es una de las empresas que se dedican a los desalojos extrajudiciales en España. Con prácticas que se mueven en los márgenes de la ley, su dueño, Esteve, de 53 años, ha capitalizado como nadie las redes sociales y los programas de televisión de máxima audiencia agitando el fantasma de las okupaciones. De la maraña de empresas que Esteve administra (cuenta con 10 cargos activos) vinculadas a la hostelería, la cosmética y el ocio nocturno, el buque insignia es Conciencia y Respeto 1970 S. L., el nombre social de Desokupa.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La compañía se nutre de una legión de seguidores en Instagram, Twitter, YouTube, TikTok y Telegram. Una audiencia fiel de más de medio millón de personas para sus vídeos de desalojos y sus agresivas opiniones políticas en contra de los partidos de izquierda y diversos medios de comunicación. Pero también para los momentos en los que se abraza con personas mayores, con niños enfermos o en defensa de los animales.

El líder de Desokupa, Dani Esteve, junto a la lona que financió en Madrid el pasado 3 de julio.
El líder de Desokupa, Dani Esteve, junto a la lona que financió en Madrid el pasado 3 de julio. Diego Radamés (Europa Press)

La lona de julio duró dos semanas. Fue financiada por Xaime da Pena, dueño de DP Abogados Consultores S. L. “Yo le pagué a Desokupa 40.000 euros”, confirmó entonces Da Pena por teléfono a este periódico. “La idea de la lona se le ocurrió a él y yo supervisé que no hubiera delito de odio”. Ahora, asegura, esta lona no ha sido financiada por él, pero el precio es “parecido”.

La relación entre ambos es “por temas de abogados y profesionales”, detalla el letrado. “Yo no comparto con Dani muchísimas cosas. No soy ni de Vox, de hecho era más naranjito [en referencia a Ciudadanos] que otra cosa. Esto es algo más de marketing y de sarcasmo”, aseguraba el pasado julio sobre su aventura con la empresa que, a su criterio, es la número uno en el mercado de los desalojos extrajudiciales.

Las últimas cuentas depositadas por Desokupa en el Registro Mercantil revelan que la compañía cerró 2021 con pérdidas de 180.000 euros (con una facturación de 888.799), frente a los 240.000 euros que ganó el año anterior. Pero sigue siendo una compañía con pocas deudas y saneada, en la que Esteve cobra un sueldo anual de 184.842 euros. Dispone de nueve trabajadores y dos sedes oficiales, aunque solo consta una dirección en Barcelona.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.

Sobre la firma

Manuel Viejo
Es de la hermosa ciudad de Plasencia (Cáceres). Cubre la información política de Madrid para la sección de Local del periódico. En EL PAÍS firma reportajes y crónicas desde 2014.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_