Madrid aprueba remodelar en 2023 tres hospitales para asumir pacientes derivados por las obras para renovar La Paz

El Ejecutivo mantiene por ahora su plan de reconstruir el centro en el lugar en el que está y da luz verde a los cambios en el Carlos III, Cantoblanco, y el Enfermera Isabel Zendal

Plan para la reforma de La Paz.
Plan para la reforma de La Paz.COMUNIDAD DE MADRID

El Gobierno de la Comunidad de Madrid ha dado luz verde a los trámites administrativos para que comiencen en 2023 todas las obras preliminares que son necesarias para poder acometer la reforma integral del Hospital Universitario La Paz, según avanza una fuente que cuenta con la confianza de la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso. Así, el Ejecutivo remodelará los hospitales Carlos III y Cantoblanco, y adaptará el Enfermera Isabel Zendal, para que asuman pacientes y operaciones de La Paz mientras duren las obras. El Ejecutivo lleva largos meses sumido en las dudas: o ejecutar el proyecto de reforma por fases donde está La Paz ahora mismo (lo que incluye las remodelaciones impulsadas ahora), o trasladarlo a Madrid Nuevo Norte o a una parcela de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid. Por ahora se mantiene el plan original, según una fuente gubernamental.

“El proyecto que existe es el que está lanzado, en el que se trabaja desde hace muchos años, no obstante lo cual hay otras posibilidades”, reconoció la pasada semana el portavoz gubernamental, Enrique Ossorio. “Nosotros podemos estudiarlas”, siguió. “El proyecto de hace tres años está muy avanzado, no obstante lo cual, como en todo en la vida, si surgen posibilidades mejores, se pueden tener en cuenta”.

En ese contexto, la decisión ahora adoptada es significativa. Estas obras periféricas están contempladas en las fases 0 y 1 del proyecto para remodelar la infraestructura en el lugar en el que ya está, y son imprescindibles para el desarrollo del planteamiento ya aprobado, pues servirán para adecuar los edificios para que alberguen algunos servicios hospitalarios de manera transitoria. Además del Hospital Enfermera Isabel Zendal, el Hospital Carlos III, y el Hospital Cantoblanco, los cambios afectarán a los centros de especialidades José Marvá, Peña Grande y Colmenar Viejo.

En el Zendal se habilitarán consultas externas y usos administrativos, al mismo tiempo que se crearán seis quirófanos que incluyen cirugía robótica y quirófano híbrido, puestos de recuperación post-anestésica y conexión a la Unidad de Críticos existente que será la futura reanimación, módulos de hospitalización de media estancia y la instalación de áreas de los servicios de Genética y Farmacia.

En el Carlos III se ampliará el área quirúrgica con tres nuevas salas que se suman a las tres existentes, así como una nueva zona de consultas. También se adecuará la séptima planta como zona administrativa.

Y en Cantoblanco se ejecutará un nuevo edificio de 9.000 metros cuadrados como parte de una futura ampliación del centro.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La reforma de La Paz fue impulsada por Cristina Cifuentes, y Díaz Ayuso heredó el proyecto tras acceder al poder en agosto de 2019. De ejecutarse aquel plan, y no los alternativos que han surgido desde entonces, la obra costará más de 500 millones, según datos proporcionados por el Gobierno regional.

Una vez reformado, el hospital dispondrá de 1.159 camas (847 de adultos y 312 pediátricas), todas en habitaciones individuales y el 30% de ellas preparadas para doblarse en caso de necesidad. Igualmente estará dotado con 12 salas de paritorio, 253 puestos de Urgencias (178 de adultos y 75 pediátricos), 51 quirófanos (37 de adultos y 14 pediátricos) así como 675 locales de consultas externas (427 de adultos y 248 pediátricas).

Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS