Feijóo se vuelca en defender su alianza con Ayuso: “Inventan disputas, ponemos nervioso a Sánchez”

Tras escuchar cómo la presidenta de Madrid se desmarcaba de la posición del PP sobre el aborto, el líder del partido ensalza su figura política en un acto conjunto y defiende su compatibilidad

El presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso durante la inauguración del curso político del PP madrileño, este viernes en Alcalá de Henares.
El presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso durante la inauguración del curso político del PP madrileño, este viernes en Alcalá de Henares.Álvaro García

Frente al fuego, un bombero. El líder nacional del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha empleado el mitin que ha celebrado este viernes junto a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, para defender la fortaleza de su alianza con la baronesa madrileña. Da igual que la política conservadora se desmarcara el jueves de la posición oficial del PP ante el aborto, defendiendo que las embarazadas de 16 y 17 años decidan autónomamente si abortan, independientemente de la opinión de sus padres. Tampoco importa que la trayectoria de Díaz Ayuso como verso suelto del PP, que ya provocó innumerables choques con la dirección de Pablo Casado, haga previsible que en el futuro habrá nuevos desencuentros. Convencido de que necesita los votos de Madrid para llegar a La Moncloa, Núñez Feijóo ha sido tajante durante un mitin compartido por los dos políticos en Alcalá de Henares (Madrid). “Me hace cierta gracia que cuando el Partido Popular va bien, alguien se invente discrepancias y disputas”, ha dicho. “Que se diga de manera insistente que Isabel y yo somos muy distintos acredita que tenemos algo que nos hace muy parecidos, que es que los dos ponemos muy nerviosos al gobierno de Sánchez”.

En la última semana, Núñez Feijóo y Díaz Ayuso se han visto tres veces. Dos de ellas han sido en actos públicos. La otra, en una cena privada que se produjo el miércoles. Esa cita, en la que se habló de los candidatos del PP para las elecciones municipales y autonómicas de 2023, así como de los miembros del PP de Madrid que se han integrado en la dirección nacional del político gallego, reflejan el esfuerzo de las dos partes por coordinar sus agendas, propuestas y discursos. El trasfondo de esa estrategia supera el intento de evitar traspiés comunicativos como el provocado por la opinión de Díaz Ayuso sobre el aborto. Porque en el fondo refleja el miedo a un viejo fantasma del PP.

La organización madrileña es la más poderosa del partido, junto a la andaluza. El PP lleva gobernando en Madrid desde 1995, y ha acumulado poder y presupuesto para acoger a cargos populares que se hubieran quedado sin destino. Eso ha convertido tradicionalmente al presidente del PP de Madrid en un contrapeso interno del nacional. Le ocurrió a Mariano Rajoy con Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes. Lo sufrió más que nadie Casado con Díaz Ayuso. Y ahora Núñez Feijóo, consciente de los precedentes, maniobra para que haya paz.

“Me hace cierta gracia que cuando el partido popular va bien, alguien se invente discrepancias y disputas”, ha enfatizado el líder de la formación conservadora en una abarrotada plaza de Alcalá de Henares. “Cuantas más se inventen, es que el PP va mejor”, ha ironizado, antes de cargar contra Sánchez: “Es muy curioso que el presidente Sánchez alimente las supuestas divisiones en el PP cuando preside un gobierno que es el ejemplo en Europa de la división”. “Que se diga de manera insistente que Isabel y yo somos muy distintos acredita que tenemos algo que nos hace muy parecidos, que es que los dos ponemos muy nerviosos al gobierno de Sánchez”, ha subrayado el líder del PP. Y ha rematado: “Eso se acredita en la intensidad y la frecuencia con la que nos insulta (...) Está bien. Da prestigio. El PP es el partido de la unidad, el partido de la gestión, del éxito de nuestro país. Esto es lo que hay detrás de las preocupaciones del sanchismo”.

Alberto Núñez Feijóo e Isabel Díaz Ayuso saludan a los asistentes a la inauguración del curso político del PP madrileño, este viernes en Alcalá de Henares.
Alberto Núñez Feijóo e Isabel Díaz Ayuso saludan a los asistentes a la inauguración del curso político del PP madrileño, este viernes en Alcalá de Henares.Álvaro García
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Todo eso lo ha escuchado Díaz Ayuso en primera fila, y tras haber intervenido en el mitin. No es un dato menor. En los tiempos de Casado, Díaz Ayuso se acostumbró a cerrar los mítines, la posición reservada al interviniente más importante. El gesto de deferencia del ya expresidente hacia la líder regional, consecuencia de que ella fuera la política de moda, fue prolongado por Núñez Feijóo durante el congreso del PP de Madrid de mayo. Primero intervino el presidente de los populares. Luego, la presidenta regional. Hasta este viernes. De vuelta al orden natural de las cosas, Núñez Feijóo ha mezclado los mensajes aduladores (”Veo al PP de la Comunidad de Madrid mejor que nunca”) con otros llenos de dobles sentidos (”Sois el partido que más se parece a Madrid”, ha dicho, como si quisiera acotar la influencia en el resto de España de la organización más pujante del PP).

“Esta es tu casa, este es tu equipo”, le ha dicho Díaz Ayuso a Núñez Feijóo. “Madrid es pieza clave cuando se complican las cosas en España, y Madrid volverá a ser ese motor, y el PP de Madrid volverá a estar a la altura”, ha añadido. “Nuestra garra te va a sorprender”.

Esa garra, transformada en tendencia a salirse del guion oficial del partido, ya ha dejado en fuera de juego a Núñez Feijóo más de una vez. Pero el presidente del PP, por ahora, no solo aguanta. Redobla su apuesta por la alianza con Díaz Ayuso. Sin Madrid no hay Moncloa.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS