Madrid pone nuevas trabas para matricular en FP a los extranjeros no comunitarios: sin visado, no hay plaza

La región incluye en las instrucciones que los alumnos de fuera de la UE deben presentar el NIE, la autorización de residencia o el visado. Hasta ahora tenían más tiempo para presentar los documentos

Alumnas durante la competición de FP Spainskills de 2019, en Madrid.
Alumnas durante la competición de FP Spainskills de 2019, en Madrid.SANTI BURGOS

Los extranjeros no comunitarios que quieran estudiar de Formación Profesional (FP) en Madrid se encontrarán una piedra más en el camino a partir del curso que viene. La región gobernada por Isabel Díaz Ayuso ha añadido en las instrucciones que los centros deben seguir para matricular a los estudiantes que todos aquellos que procedan de fuera de la Unión Europea tendrán que presentar junto al pasaporte el NIE (el número de identidad para extranjeros), la autorización de residencia o el visado de estudios. Esta novedad, que aparece por escrito por primera vez, ata de manos a los directores de los centros que hasta ahora matriculaban a los alumnos con el pasaporte y les daban un plazo para presentar su visado de estudios, algo que normalmente consiguen cuando ya tienen una plaza adjudicada. A partir de ahora eso no servirá. O tienen el NIE o la autorización de residencia en España en el momento en que son admitidos o será casi imposible que consigan el visado si no tienen plaza. Y no tendrán plaza si no tienen visado. Es la pescadilla que se muerde la cola. Aunque la Comunidad de Madrid se escude en que nada ha cambiado.

“No se trata de una novedad”, defiende la Consejería de Educación, que dice que se basa en la normativa de 2004, que es la que ya marcaba que el pasaporte no es un documento válido para hacer este tipo de gestiones. “Por eso, desde entonces, se requiere que en el momento de matriculación se presente también el NIE, la autorización de residencia o el visado de estudios”, insiste. Sin embargo, hasta ahora no se especificaba así en las instrucciones, por lo que los directores admitían a los alumnos que habían conseguido la plaza y a los extranjeros les daban un plazo para presentar todos los papeles necesarios. Ahora o los tienen en el momento de la matrícula, o se quedan fuera.

El cambio que la Consejería sí ha admitido de cara al próximo curso consiste en que han puesto por escrito qué papeles se deben presentar justo en el momento de la matriculación, tanto en el grado medio como en el superior. “La única diferencia con otros años es que, ante las dudas que presentaban con frecuencia los centros por tener que recurrir a una documentación que no manejan asiduamente, se ha decidido incorporarlo en las Instrucciones de la admisión para evitar confusiones”, señala. Eso, sin embargo, es clave para dejar fuera a determinados alumnos, que hasta ahora conseguían el visado de residencia gracias a estar matriculados y ahora no podrán hacerlo, a no ser que consigan plaza en un centro privado, que no sigue esas normas.

“Se ha incorporado esta instrucción en el proceso de admisión dado que, en ocasiones, los centros docentes no han venido aplicando estas instrucciones por su desconocimiento, lo que generaba efectos adversos en el caso de imposibilidad de generar documentos académicos cuando el único documento acreditativo de identidad aportado es el pasaporte, o problemas de acceso a empresas cuando los estudiantes de formación profesional deben realizar el periodo obligatorio de prácticas en empresas, y no se cuenta con un NIE válido”, insiste la administración regional.

¿Qué va antes, el huevo o la gallina? ¿Se consigue el visado gracias a estar matriculado o lo debes tener antes de la matriculación? Lo cierto es que los alumnos pueden pedir el visado en el momento en que han sido admitidos en un centro y ahora tendrán que darse mucha prisa en conseguir los papeles necesarios en el momento en que se matriculen. Es decir, los alumnos tendrán un margen de tiempo en el que deberán correr: desde que se publican las listas de admitidos, que no deben tener los papeles en regla, hasta el día de la matrícula, que sí los deben tener.

Las fechas, por tanto, son esenciales para determinar si es posible o no conseguir esos documentos. En el Grado Medio, por ejemplo, la lista de admitidos definitiva se publica el 12 de julio y la matriculación se realiza entre el 13 y el 15 del mismo mes. En el Grado Superior las fechas tampoco corren a favor. La lista de admitidos definitiva se publica el 14 de julio, y el período ordinario de matriculación se desarrolla el 15, el 18 y el 19 de julio, ambos inclusive. ¿Da tiempo a tramitar los papeles entre uno y cuatro días?

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Isabel Galvín, portavoz de Educación de CC OO, denuncia que la novedad de este curso consiste en que “de forma taxativa”, es decir, recogido en las instrucciones, los alumnos extranjeros deberán tener un NIE para matricularse, lo que significa que solo podrán acceder a los estudios los que ya vivan de forma regularizada en España. “Lo incorporan a las instrucciones de escolarización. Esto hasta ahora no ha sido así y va en contra del artículo 9 de la Ley de Extranjería. Deberían poder matricularse y con posterioridad subsanar, dado que para poder tramitar la tarjeta de estudiante y de residencia tienen que estar matriculados”, insiste. Galvín cree que la nueva concreción en las instrucciones aboca a los extranjeros “a una situación sin salida, y lo saben”. “Incumple la normativa de rango superior y en la práctica excluye del sistema público a miles de estudiantes. La información que nos llega de los centros, en los que hay un enorme malestar y rechazo a esta medida, es que en los centros privados se está permitiendo matricular y con la matrícula se accede a la solicitud de visado de estudiante”.

En España, 29.769 extranjeros se matricularon en el curso 2019-20 en FP de grado superior de forma presencial o a distancia, y de ellos, 20.919 lo hicieron en centros públicos y 2.861 en concertados (el resto, en privados), según datos del Ministerio de Educación. Y el 8,8% de ellos lo hicieron en Madrid. En grado medio, el dato fue aun mayor: hubo 31.290 extranjeros matriculados, de los que 23.831 lo hicieron en centros públicos y 5.594 en concertados. El 11,2% de ellos en la región madrileña. La norma, según directores consultados que prefieren no exponerse públicamente, afectará sobre todo a estudiantes que provienen de Latinoamérica, que eran los que conseguían el visado cuando demostraban en sus consulados que se habían matriculado o habían sido admitidos en un curso en España.

El Ministerio de Educación admite que “en principio no hay un problema legal” con lo que dispone la Comunidad de Madrid para el curso que viene. “Lo único, el tiempo en que tarde el ciudadano en obtener el NIE, que es el tiempo que transcurre desde su admisión hasta la matriculación. Sería potestativo de las comunidades autónomas dilatar este periodo de tiempo y hacer una matrícula provisional, pero el requisito tendrán que tenerlo finalmente, al tratarse de enseñanzas no obligatorias”, explica un portavoz.

La clave, por tanto, la tiene Madrid. Si accede a dilatar ese periodo de tiempo, los extranjeros podrán matricularse. Si no, lo tendrán bastante complicado.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.

50% de descuento

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Sobre la firma

Berta Ferrero

Especializada en temas sociales en la sección de Madrid, hace especial hincapié en Educación o Medio Ambiente. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Cardenal Herrera CEU (Valencia) y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS