_
_
_
_
_

Fin a la luna de miel de PP y Vox: Ayuso no apoyará la ley de igualdad que incluye derogar las normas LGTBI

El partido conservador se abstendrá en la votación del jueves, con lo que decaerá la propuesta

Ayuso y Rocio Monasterio
Rocío Monasterio (Vox) junto a Isabel Díaz Ayuso (PP), antes de reunirse el 6 de septiembre.Alberto Ortega (Europa Press)
Juan José Mateo

Fin a la luna de miel de PP y Vox en la Comunidad de Madrid. Tras acordar la aprobación de los primeros presupuestos de la región desde 2019, inaugurando una etapa de colaboración que se ha prolongado con la aceleración de la tramitación de una nueva ley educativa, los dos partidos han chocado este miércoles por la ley de igualdad que patrocina la extrema derecha. Esa norma no menciona ni una sola vez la palabra “mujer”. Incluye en su articulado la derogación de las leyes LGTBI y Trans de la región. Y el PP ha decidido abstenerse en la votación para su admisión a trámite, que se producirá este jueves en el pleno de la Asamblea, por lo que la propuesta decaerá y quedará en nada.

“La posición va a ser de abstención. No podemos votar a favor de una iniciativa que creemos que tiene muchas deficiencias técnicas y que, además, creemos que no es la herramienta para poder modificar determinadas leyes”, ha explicado este miércoles Alfonso Serrano, portavoz parlamentario del PP, que solo 24 horas antes se había negado a aclarar el sentido del voto de su partido. “Tenemos que trabajar con seriedad y rigor, y no le vamos a hacer el juego a la izquierda [votando en contra]”, ha añadido. “Lo que hemos hecho desde el grupo parlamentario popular es abrir un diálogo, como el que le hemos ofrecido a Vox, para reformar aquellos aspectos puntuales de estas leyes que son desde luego mejorables, pero que en ningún caso vamos a votar a favor de su derogación”.

El PP se opone a la derogación de las leyes LGTBI, que incluye la norma de igualdad de Vox, aunque sí está dispuesto a su modificación. El magistrado Enrique López, consejero de Justicia y Presidencia regional, ya ha enviado una primera propuesta a la extrema derecha que incluye eliminar los artículos que recogen ambas leyes sobre la inversión de la carga de la prueba (obligan al acusado de discriminar a aportar una justificación de lo ocurrido con “hechos o indicios razonables, fundamentados o probados”) así como mejoras técnicas y de redacción. El documento, sin embargo, ha sido rechazado de plano por Vox.

“Es una propuesta insatisfactoria, y no hemos tenido ninguna noticia nueva”, dijo el martes Íñigo Henríquez de Luna, portavoz adjunto de la extrema derecha en la Asamblea. “Le pedimos al PP y a la señora Ayuso que sea valiente, y que no ceda a las presiones del lobby LGTBI, las que pueda tener de su propio partido, de Génova 13, y cumpla su palabra”, añadió. “Retamos a cualquier grupo parlamentario a que diga qué derecho de cualquier ciudadano se ataca”.

Riesgo en los presupuestos

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La decisión del PP tiene su cuota de riesgo. Supone descontentar a su único socio posible justo cuando aún queda la votación clave para aprobar los Presupuestos de 2022, que se producirá el 22 de diciembre. No obstante, Vox asegura que las dos cuestiones son independientes, según una fuente de la confianza de Monasterio. Aún así, la decisión de optar por la abstención ante la ley de igualdad solo ha llegado tras un largo análisis de la propuesta de Vox que ha implicado a los principales consejeros del Gobierno de Díaz Ayuso.

“El Gobierno no está en absoluto a favor de esta derogación [de las leyes LGTBI], pero sí de trabajar en la mejora técnica de estas normas, para hacerlas eficientes y que garanticen la igualdad”, ha dicho Enrique López, el consejero de Justicia. “Buscamos el mejor instrumento legal para superar esos déficits”.

“La abstención es debida a que hemos estudiado todos en profundidad la norma, y hemos visto que hay determinadas cuestiones que no son procedentes en la ley”, ha ampliado el portavoz gubernamental, Enrique Ossorio, que ha subrayado que hay aspectos “erróneos” en el texto, por ejemplo en la parte educativa. “Y hemos comentado muchas veces que las leyes LGTBI, desde un punto de vista jurídico, están muy mal realizadas, porque son como un mitin, pero el objetivo de las leyes lo compartimos totalmente: la ausencia absoluta de discriminación en la Comunidad”, ha añadido.

PP y Vox están condenados a entenderse, como se verá en el próximo pleno, cuando con toda probabilidad coincidirán en apoyar la supresión de las tasas regionales (que representan un 0,02% de la recaudación). Sin embargo, tras la etapa de paz abierta por la culminación de la negociación presupuestaria, vuelven las curvas: el PP no permitirá la tramitación de la ley de igualdad de Vox, y le intenta apartar de la derogación de las leyes LGTBI para que acepte su modificación.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y la vicealcaldesa, Begoña Villacís, durante la inauguración de la Galería Canalejas, el nuevo complejo que aúna galería comercial de lujo y gastronómica en el centro de Madrid.Foto: EFE/Rodrigo Jiménez

Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Juan José Mateo
Es redactor de la sección de Madrid y está especializado en información política. Trabaja en el EL PAÍS desde 2005. Es licenciado en Historia por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Periodismo por la Escuela UAM / EL PAÍS.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_