Detenida Noelia de Mingo, que mató a tres personas en la Fundación Jiménez Díaz en 2003, por atacar a dos mujeres en El Molar

Una dependienta de un supermercado ha sido ingresada en estado grave y hay otra herida con cortes superficiales y que tiene parentesco con la arrestada

La farmacia en la que se ha refugiado una de las mujeres apuñaladas por Noelia de Mingo. En vídeo, el forcejeo de de Mingo con la policía antes de ser detenida. TWITTER (OLMO CALVO)

Era mediodía cuando Noelia de Mingo, la médica que mató en 2003 a tres personas en la clínica de la Concepción, hoy Fundación Jiménez Díaz, salía este lunes de su casa en El Molar (Madrid) con un cuchillo en la mano. Tras subir unos metros calle arriba, apuñaló a la dueña y a la cajera de un supermercado cercano. La primera de ellas consiguió escapar y refugiarse en la farmacia de enfrente de su establecimiento. La policía municipal la detuvo apenas unos minutos después en la calle, donde también intentó atacar a los agentes. De Mingo permanece detenida en la Comandancia de la Guardia Civil de San Agustín de Guadalix. Las dos víctimas han sido ingresadas, una de ellas con pronóstico grave.

Una portavoz del Summa concreta que la que está más grave, de 46 años, ha sido trasladada el helicóptero al hospital 12 de Octubre con una herida en el costado izquierdo. La otra, de 53 años, presentaba heridas más superficiales en la espalda y el costado y permanece ingresada en el hospital de La Paz. Esta última es la dueña del establecimiento, Pilar, que pudo refugiarse en la farmacia. Según explican familiares cercanos a De Mingo, está casada con un primo de la detenida, que también tiene otro negocio del pueblo.

Las dos trabajadoras de la farmacia, que en ese momento estaba llena de clientes, han bajado la persiana y han prestado primeros auxilios a la herida. “Cuando nos hemos asomado hemos visto a una mujer con un cuchillo en la mano y la dueña del supermercado ha salido corriendo y se ha metido aquí. La hemos atendido, ella estaba muy nerviosa y no ha sido capaz de decirnos nada”, ha señalado una de las empleadas.

La Guardia Civil recibió aviso de la agresión a las 12.03. Paralelamente, tres agentes municipales lograron reducir a la mujer ya en la calle, después de que ella, con un cuchillo en la mano, tratara de atacar a uno de ellos. Fue en la farmacia desde donde uno de los vecinos, que se refugiaba dentro, grabó las imágenes en las que se ve como la exdoctora se enfrenta a los agentes con el cuchillo hasta que consiguen reducirla. De Mingo ha sido trasladada a la comandancia de San Agustín de Guadalix y, después, ha ingresado en el área de psiquiatría del hospital Infanta Sofía. Por ahora se desconoce cuándo pasará a disposición judicial.

En el momento de la agresión, había bastantes clientes en las dos terrazas que hay junto al supermercado y muchos de ellos han salido corriendo cuando ella ha salido a la calle. “He empezado a escuchar gritos y he visto como un policía conseguía pararla, justo ahí”, explica uno de los camareros apuntando al lugar en el que De Mingo fue arrestada. Solo dos horas después de los hechos, el supermercado ya estaba abierto, y las terrazas llenas. No se hablaba de otra cosa que no fuera el apuñalamiento.

Más información

Brote psicótico

Porque Noelia de Mingo era reincidente. El 3 de abril de 2003 mató a tres personas y dejó malheridas a otras cinco en la clínica de La Concepción, hoy Fundación Jiménez Díaz. El asesinato múltiple fue cometido en la unidad de reumatología, donde De Mingo hacía el tercer curso del MIR. Ese día, bajo los efectos de un brote psicótico, sacó un cuchillo de grandes dimensiones que había comprado y la emprendió contra todos los que estaban en la tercera planta del edificio. La primera víctima mortal fue su compañera Leila El Ouamari, una médica residente de 27 años. Luego agredió a Jacinta Gómez de la Llave, de 77 años, y que murió casi en el acto. Luego fue atacando a todos los que se cruzaron en su camino. Entre ellos, a Félix Valles Arroyo, esposo de una paciente, que falleció seis días después.

Gracias a un celador, pudo ser reducida, tras momentos de auténtico terror. El trabajador utilizó una pértida de las que se utilizan para sujetar las bolsas de sueros para arrinconarla. Tenía las ropas y las manos ensangrentadas. De Mingo fue ingresada de inmediato en la unidad de psiquiatría del mismo centro médico.

Noelia de Mingo, condenada a 25 años por matar en 2003 a tres personas en la Fundación Jiménez Díaz.
Noelia de Mingo, condenada a 25 años por matar en 2003 a tres personas en la Fundación Jiménez Díaz. Juan Carlos Hidalgo (EFE)

La Audiencia Provincial de Madrid ordenó en 2006 que la médica De Mingo fuera internada en un centro psiquiátrico penitenciario durante un máximo de 25 años. La exculpó de todos los cargos al aplicarle la eximente completa de enajenación mental. La clínica, como responsable civil subsidiaria, fue condenada a pagar 1,4 millones en indemnizaciones a las víctimas y a sus familiares.

En mayo de 2017, los forenses que la atendían en el centro psiquiátrico penitenciario de Alicante remitieron un informe al Juzgado de Vigilancia Penitenciaria, en el que aseguraban que la paciente había superado la esquizofrenia paranoide que sufría y pidieron que quedara libre. Y así lo decretó en octubre de ese año la Audiencia Provincial, que acordó ponerla bajo custodia de un familiar, su madre. Tras 10 años internada, los magistrados entendieron que De Mingo ya no constituía un peligro.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción