Desalojadas tres ‘raves’ con 490 personas en Valdemoro: “Se han generalizado las fiestas en el extrarradio”

Tres detenidos y un agente herido en una fiesta ilegal en La Casika de Móstoles y 1.069 multas por botellón en Madrid

Varios jóvenes, durante el madrobotellón del polígono La Albresa.
Varios jóvenes, durante el madrobotellón del polígono La Albresa.POLICIA LOCAL DE VALDEMORO

Fin de semana movido en Móstoles, Valdemoro y Madrid. En la primera localidad, la Policía Municipal detuvo el domingo por la tarde a tres personas por atentado a agentes de la autoridad durante una fiesta-concierto ilegal a la que asistían 63 personas en el centro ocupado La Casika. Uno de los agentes resultó herido. En Valdemoro, el viernes fue desalojada una rave con unas 200 personas y 50 coches inmovilizados en dos polígonos industriales de la localidad. Al día siguiente, fueron dos más, una de ellas en el mismo lugar, con unos 70 vehículos y 290 personas en total. Los madrobotellones habían sido convocados por redes sociales con las coordenadas de los lugares. “Se han generalizado las fiestas en el extrarradio”, lamenta el jefe de policía, Alberto Albacete. Mientras tanto, la Policía Municipal de la capital interpuso 1.069 multas por consumo de alcohol en la vía pública entre el viernes, el sábado y el domingo, casi un centenar más que el fin de semana anterior.

En Móstoles, una portavoz municipal cuenta que el domingo por la tarde se recibieron varias llamadas a través del 092 por ruidos y molestias producidos por una fiesta ilegal que tenía lugar en el centro ocupado, en la calle Montero. Dos agentes se desplazaron al lugar para mediar entre los asistentes y los vecinos y pedir a los organizadores que dieran por concluida la fiesta, para la que el local no tenía autorización. Cuando la Policía intentó entrar para llamarles al orden, cerraron y agredieron a dos policías. A uno de los agentes le aplastaron la pierna con la puerta”, añaden estas fuentes. El policía fue trasladado al hospital Rey Juan Carlos por varias contusiones.

Como consecuencia de esta agresión, tres personas fueron detenidas y puestas a disposición judicial, acusadas de atentado a los agentes de la autoridad, mientras que 63 personas fueron identificadas por estar presentes en la fiesta, en la que además había varios menores. La misma portavoz añade que el pasado 27 de marzo, estando aún vigente el estado de alarma, se intervino en el lugar, un espacio autogestionado con más de 23 años de historia y que se enfrenta a la amenaza del desalojo, por otra fiesta ilegal. Eran 70 personas, que salieron de forma ordenada y pacífica.

“Quiero subrayar que fueron tres fiestas de las muchas que hay”, resume por su parte el jefe de policía de Valdemoro sobre los tres macrobotellones que se disolvieron el viernes y el sábado en dos polígonos de la localidad. El primero fue el viernes La Albresa, con más de 50 vehículos y unas 200 personas. Al día siguiente, misma historia y mismo lugar, 30 coches y 130 personas. En Las Canteras se celebraba otra rave con unos 30 coches y unas 130 personas.

“El ocio juvenil se ha generalizado en fiestas en el extrarradio, es una tendencia que se ve en todas partes”, asume Alberto Albacete. El jefe de policía explica que los jóvenes, “en su afán de socializar tras tantas restricciones, lo hacen por la noche, con alcohol y lo más alejados posible de los casos urbanos para tratar de burlar la vigilancia”. “Y la covid la dan ya por resuelta, parece que no está”, se sorprende.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

“El botellón es como la energía, ni se genera ni se destruye, solo se traslada”, explica Albacete, para añadir que antes de la covid tenían localizados puntos negros de esta práctica tan generalizada como prohibida, que ahora se han desplazado. “Tenemos siete polígonos industriales en Valdemoro, algunos con naves abandonadas, y es difícil de detectar”, subraya. Ya no es solo que esté prohibido beber en la calle, como siempre ―en Madrid las multas por hacer botellón son de 500 euros para los menores de edad y a partir de los 600 para los mayores de 18 años―, es que los chavales se saltan la distancia social y lo hacen sin mascarilla.

Sus agentes fueron requeridos para colaborar en el control de ambas raves por la Guardia Civil e hicieron un rastreo de coches y de sus dueños para hacer las pruebas de alcoholemia y evitar que condujeran borrachos. En Las Canteras, fueron inmovilizados 12 coches tras realizar 54 pruebas de alcoholemia y en La Albresa, también en torno a la decena. La policía sabe que en ambas fiestas había mucha gente del pueblo y mucha de fuera, ya que fueron convocadas con las redes sociales con el localizador. “Intervinimos para que se cumplieran las medidas sanitarias por la covid y para evitar daños colaterales”, concluye.

Mientras tanto, la Policía Municipal de Madrid interpuso el fin de semana 1.069 multas por consumo de alcohol en la vía pública ―el fin de semana precedente fueron 981―, de las que 455 fueron el viernes, 357 el sábado y 257 el domingo. También se pusieron 269 sanciones por no usar mascarilla, 81 de ellas el viernes, 110 el sábado y 78 el domingo. Entre los tres días se produjeron 32 sanciones a locales por incumplimiento de horario de cierre o aforo superior al autorizado.

De las actuaciones, un portavoz destaca la intervención en una fiesta ilegal a las cinco de la madrugada del sábado en una discoteca del polígono de La Cerámica de Puente de Vallecas, donde había unas 90 personas que no respetaban las medidas de seguridad y donde los responsables del establecimiento no dejaban salir a los asistentes. Se trata de un local donde es habitual que los agentes localicen fiestas ilegales.

Los agentes fueron alertados por unas chicas, que habían recibido una llamada de sus amigas desde dentro, agobiadas porque no las dejaban salir. En total fueron detenidas cuatro personas, dos de ellos empleados del local y los otros dos, clientes por resistencia y desobediencia grave a los agentes durante el registro en el interior. Los detenidos son todos de nacionalidad española y tienen 37, 33, 24 y 23 años, detallan estas mismas fuentes.

Suscríbete aquí a nuestra nueva newsletter sobre Madrid.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Victoria Torres Benayas

Redactora de la sección de Madrid, también cubre la información meteorológica. Licenciada en Periodismo por la Universidad de Navarra, cursó el máster Relaciones Internacionales y los países del Sur en la UCM. En EL PAÍS desde el año 2000, donde ha pasado por portada web, última hora y redes, además de ser profesora de su escuela entre 2007 y 2014.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS