CÉSAR ROMÁN VIRUETE

La madre de la víctima reconoce la maleta del Rey del Cachopo en la que se halló a su hija: “Es de César Román”

Gloria Bulnes declara en la tercera sesión del juicio con una foto de Heidi Paz estampada en la camiseta y rompe a llorar en varias ocasiones

La madre de Heidi Paz, Gloria Bulnes, a su llegada al juicio por el asesinato de su hija, en la Audiencia Provincial de Madrid. En vídeo, Bulnes reconoce la maleta de Cesar Román en el juicio.(FOTO: EUROPA PRESS | VÍDEO: EFE)

Heidi Paz, la víctima en el juicio por asesinato contra César Román, el Rey del Cachopo, ha estado presente este miércoles en la sala de la Audiencia Provincial de Madrid de dos formas muy distintas. La primera, gracias a su madre, Gloria Bulnes, que ha declarado en esta tercera sesión con la foto de su hija pequeña estampada en su camiseta. La otra, cuando han colocado frente a ella la maleta oscura en la que se hallaron los restos de Heidi en la nave del acusado el 13 de agosto de 2018. “Es de César Román, es la que usaron en la mudanza en la que yo les ayudé”, ha reconocido sin dudar.

La madre de la hondureña de 25 años que mantuvo una relación con el Rey del Cachopo en los últimos meses de su vida ha relatado el “maltrato” al que la sometía Román. “Era posesivo y la hostigaba”, ha asegurado. Gloria, que llegó a España hace 15 años, ha contado que la pareja vivió en su casa un tiempo, hasta que se mudaron, algo que Román negó en la sesión del martes. Un empleado del acusado que acostumbraba a hacer recados con el coche de la empresa ha confirmado este miércoles también que ayudó a trasladar pertenencias de la pareja desde la casa de Gloria hasta el hogar que posteriormente compartieron. Fue entonces cuando Gloria empezó a perder la relación con su hija y cada vez sabía menos de ella: “Mi pena es que yo podría haber hecho algo, haber ayudado a mi hija, pero ella no me contaba nada”.

Gloria ha llegado al juicio con gafas de sol, acompañada por otra de sus hijas, y no ha querido hablar ni a la entrada ni a la salida, salvo para negar tajantemente que Heidi tuviese nada que ver con el narcotráfico, como apuntó César Román en su declaración del martes. La defensa del Rey del Cachopo se apoya en que su exnovia sigue viva, que los restos hallados en la nave de Román son de otra persona y que ella huyó por problemas de drogas y de deudas con unos prestamistas hondureños. A pesar de que un primer análisis del cuerpo indicara que los restos pertenecían a un cuerpo caucásico ―la víctima era mulata―, la prueba posterior de ADN concluyó que los restos pertenecían a Heidi con un 99% de certeza.

El llanto ha interrumpido la declaración de la madre en numerosas ocasiones, que se ha aferrado a la imagen de su hija en la camiseta para coger fuerzas. En esta sesión, Gloria Bulnes ha aclarado que la familia sí ha pedido el cuerpo de Heidi, que sigue en el Anatómico Forense, y la jueza ha añadido que ha sido el tribunal quien no ha dado el permiso por ahora para que se expatríe a Honduras. También ha negado que su hija ejerciera la prostitución o estuviera envuelta en el narcotráfico, como aseguró con todo lujo de detalles Román en la jornada anterior. “La última vez que la vi fue el 26 de julio, vino a casa a recoger unas cosas, pero dijo que tenía prisa porque César la esperaba abajo”, ha detallado, para añadir que nunca pensó que había pasado algo malo hasta que la policía apareció en su casa y la interrogó sobre una maleta. “Di por hecho que estaba con César, nada más”, ha apuntado.

Un biombo ha separado a la madre de la víctima del acusado. César Román, un hombre que no acostumbra a callar, ha hablado a través de sus ostensibles gestos. El acusado ha sonreído en alguna ocasión de modo fanfarrón, ha realizado aspavientos cuando la madre ha relatado que el anterior novio de Heidi la trataba bien y ha hecho apuntes a su abogada en su turno de preguntas. En un momento, su letrada le ha tocado el brazo para indicarle que se tranquilizara.

En esta sesión también ha comparecido Celestino Martínez, el encargado de las finanzas de la empresa de Román. El testigo ha asegurado que los negocios del Rey del Cachopo no iban bien, a pesar de la imagen de triunfador que proyectaba el empresario. Otro de sus socios, ha asegurado que “no llegaban los cobros” de la empresa y que a día de hoy se le adeudan 30.000 euros. En la sesión de mañana comparecerán varias exnovias del Rey del Cachopo, incluida la madre de su hija, Nati.

Suscríbete aquí a nuestra nueva newsletter sobre Madrid

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50