_
_
_
_
_

La izquierda se moviliza para intentar vetar el ‘pin parental’ en Madrid

Mónica García, candidata de Más Madrid, ofrece a los partidos un preacuerdo electoral por escrito para “blindar” a la región de una medida que Vox propone en las aulas madrileñas

La candidata de Más Madrid al 4M, Mónica García
La candidata de Más Madrid al 4M, Mónica GarcíaMÁS MADRID (Europa Press)

Con el rabillo del ojo puesto en la consejería de Educación de la región de Murcia, donde el PP ha entregado la cartera a una exdiputada de Vox que ya ha anunciado que instaurará el veto parental en el próximo curso, la izquierda madrileña se ha levantado este lunes con un anuncio de Mónica García. La candidata de Más Madrid a las elecciones del próximo 4 de mayo quiere un compromiso por escrito del resto de las formaciones para frenar la medida — la potestad de los padres para censurar actividades educativas de sus hijos― que también propone la formación de extrema derecha en Madrid. “El veto parental supone un atentado al derecho a la información de los niños y las niñas y les pone en riesgo al hurtarles el conocimiento y las herramientas fundamentales para su pleno desarrollo”, ha dicho García. “Ningún estudiante debe ser rehén de los prejuicios de sus progenitores”. Con esta premisa, la también médica del Hospital 12 de Octubre ha invitado al resto de formaciones a sumarse a la misiva.

Unidas Podemos ha dado un paso más y propone blindar esta decisión por ley para que el veto parental nunca se lleve a cabo. “Se blindará por ley la imposibilidad de objeción parental respecto de estos contenidos con el mismo nivel de protección que cualquier asignatura troncal, como matemáticas o lengua española”, ha planteado el candidato Pablo Iglesias.

Ciudadanos ha descartado firmar nada. “Nuestros principios se han demostrado durante dos años”, ha dicho el número tres de la formación, César Zafra. “Hemos dicho no y hemos puesto pie en pared a medidas extremas de Vox porque sabemos que no funcionan y no son necesarias para la Comunidad”. El PP no se ha pronunciado y el PSOE siempre se ha mostrado en contra de esta medida.

El pin parental es una clave que ofrecen varias plataformas para bloquear en la televisión o el ordenador determinados contenidos que los padres consideren que no son apropiados para sus hijos, por ser violentos o explícitamente sexuales. Vox instauró en la educación hace dos años este concepto bajo el nombre de pin parental, en lugar de hablar de veto, para que se perciba como una protección y no una censura en los contenidos como la educación sexual y afectiva o el medio ambiente.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Manuel Viejo
Es de la hermosa ciudad de Plasencia (Cáceres). Cubre la información política de Madrid para la sección de Local del periódico. En EL PAÍS firma reportajes y crónicas desde 2014.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_