Un artista que ironiza con la bandera de España recibe 12.750 euros de Almeida para una de sus obras

Mario Gutiérrez Cru creará una intervención con enseñas nacionales recogidas de los balcones madrileños

Varias banderas cuelgan de los balcones de un edificio en Madrid.
Varias banderas cuelgan de los balcones de un edificio en Madrid. EFE

El Ayuntamiento de Madrid ha invertido 12.750 euros en la pieza del artista Mario Gutiérrez Cru titulada La Bandera, que se compondrá de enseñas nacionales “deterioradas” que llevan meses colgadas los balcones de la ciudad. La propuesta del creador madrileño, que lleva más de una década tratando con ironía en sus intervenciones los conceptos de nación y fronteras, es intercambiar 150 banderas de España nuevas que ha comprado por otras usadas, con las que construir su nueva propuesta. Quien lo desee puede solicitar el intercambio en una dirección de correo electrónico: labanderadeespana@gmail.com

Mario Gutiérrez Cru izó durante unas horas en 2013 una bandera negra en el lugar que ocupaba la nacional en una plaza de Jaén con motivo de su participación en el festival Art Jaén. Su acción, similar a la que había realizado en ciudades como Milán, Berlín, Lisboa y París, fue abortada por los bomberos de la ciudad, que retiraron su emblema negro por orden de las autoridades locales. Desde entonces, ha continuado trabajando en torno a enseñas e himnos nacionales en sus siguientes obras.

Retirada de una bandera negra de Mario Gutiérrez Cru en Jaén.
Retirada de una bandera negra de Mario Gutiérrez Cru en Jaén.

El artista explica a EL PAÍS que su intención con este nuevo proyecto del que ha recibido una ayuda económica del Consistorio madrileño “no es el de manipular las banderas usadas de los balcones, sino exponerlas tal cual las reciba”. De esta forma, busca “incidir en el concepto de patria y en los planteamientos de las personas orgullosas de un país, sea cual sea. Son personas que, según sus creencias, no deberían tener las banderas en tan mal estado, por eso propongo sustituirlas por unas nuevas”, afirma por teléfono.

El proceso para que viera luz este proyecto comenzó entre septiembre y diciembre de 2019, con José Luis Martínez-Almeida (PP) ya como alcalde de la ciudad. En esas semanas se formalizaron una serie de Ayudas a la Creación Contemporánea y a la Movilidad.

Gutiérrez Cru se presentó a la convocatoria como persona física, con una solicitud que defendía su “vocación clara de embellecer la deteriorada imagen de España y recuperar su esplendor”. En la página web creada para el proyecto ahonda en esta ironía. La propuesta consiguió 80 puntos: 40 por interés cultural, 15 por interés sociocultural, 15 por viabilidad y difusión del proyecto y 10 por trayectoria, según el Consistorio. “La decisión correspondió a los componentes independientes de la comisión de valoración, que emitió un informe en su sesión del 14 de noviembre de 2019″, ha explicado el Ayuntamiento a Europa Press.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El madrileño no avanza cuándo y dónde va a exponer el resultado de esta intervención, en la que lleva trabajando “más de un año”. El plazo de justificación de la subvención del Ayuntamiento de 2019 será de tres meses, a contar desde la finalización del plazo para la realización del proyecto, es decir, desde el 1 de enero hasta el 31 de marzo de 2021, apunta la publicación del boletín oficial del Consistorio (BOAM).

Lo que sí explica es que está registrando con fotografías y vídeos los momentos en los que se reciben estas banderas para que también formen parte de la pieza artística. “Un abogado ha preparado un contrato legal de intercambio y he contratado a una persona para que haga esos intercambios”, apunta.

Desde que la noticia ha salido a la prensa en la tarde del lunes, Gutiérrez Cru asegura haber recibido cientos de mensajes a su correo interesados en participar en la propuesta, “también muchos mensajes de personas muy cabreadas conmigo y de otra gente muy contenta con lo que voy a hacer”, dice.

Ante la pregunta de si teme que su propuesta sea abortada antes de tiempo, como ocurrió en Jaén, el creador explica que solo siente temor “a la Ley mordaza y a determinadas reacciones extremistas” a este proyecto.

Rita Maestre, portavoz de Más Madrid, lamenta que Martínez-Almeida destine casi 13.000 euros “de dinero público a un proyecto del que obviamente solo ha leído la palabra bandera, mientras su gobierno no cubre las necesidades sociales a través de las tarjetas familia, que siguen sin entregarse en la ciudad de Madrid, y no hace llegar a los emprendedores y a las pequeñas y medianas empresas esas ayudas de las que promete y anuncia, pero que después no llegan a las cuentas de quienes más lo necesitan”, ha explicado en declaraciones enviadas a los medios de comunicación. Maestre recuerda que el Ayuntamiento “lleva gastados 300.000 euros en mástiles y banderas”.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS