Temporal Filomena

Alerta máxima en la Comunidad de Madrid: “La prioridad ahora es despejar las entradas de los hospitales”

Se suspenden las clases el lunes y martes en colegios, institutos y universidades. La presidenta Isabel Díaz Ayuso ha guardado silencio durante más de 15 horas

Varias personas pasean por la Gran Via cubierta de nieve en Madrid, este sábado. En vídeo, el temporal colapsa las carreteras de Madrid y deja estampas inéditas en la capital. BALLESTEROS (EFE) / EPV

Nota a los lectores: EL PAÍS ofrece en abierto la información esencial del temporal como servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo, suscríbete aquí.

No hay que subir a la sierra. Hay madrileños esquiando por Gran Vía. El temporal de la borrasca Filomena ha puesto en máxima alerta a la Comunidad de Madrid, cuya situación, en palabras del alcalde de la capital, es de “extrema gravedad”. La presidenta de la región, Isabel Díaz Ayuso, y el vicepresidente, Ignacio Aguado, han guardado silencio durante toda la madrugada, mientras el colapso de la región es absoluto. El único transporte que funciona en la capital es el Metro, que permanecerá abierto las 24 horas. Todas las autoridades recomiendan no salir de casa durante todo el día, ni para hacer fotografías. “Vamos a vivir horas muy duras. La prioridad ahora es despejar las entradas de los hospitales”, ha dicho el consejero de Justicia e Interior, Enrique López. Ayuso ha anunciado a las 12.00 que no habrá clase en colegios, institutos y universidades durante el lunes y el martes en un mensaje en su perfil de Twitter. Minutos después, ha concedido una entrevista en la cadena Cope, su primera intervención pública en las últimas 15 horas.

“Hemos pasado una noche complicada”, ha observado Ayuso. “Hemos entrado en nivel naranja desde las 12.00. Vamos a pedir que todos los funcionarios de la región teletrabajen. Nos estamos volcando en todos los hospitales de la región. Hay calles impracticables”. Además, ha pedido a los madrileños que se queden en casa durante “unos” días.

Sin embargo, hasta las 23.30 de la noche de este viernes no se pidió ayuda al Ejército. “La Unidad Militar de Emergencia está preparada siempre”, ha dicho la ministra de Defensa, Margarita Robles, durante una entrevista esta mañana en La Sexta. El primer mensaje de un alto cargo de la Comunidad ha sido el del vicepresidente del Gobierno regional, Ignacio Aguado, que, como la presidenta, ha guardado silencio durante toda la noche. “No recuerdo una nevada así en Madrid en 30 años”, ha publicado en su perfil de Twitter a las 11.09 de la mañana de este sábado. “Se han habilitado polideportivos municipales para atender a las personas atrapadas en sus coches, se están esparciendo toneladas de sal y trabajamos sin descanso para despejar las carreteras. Por favor, quédate en casa. Gracias”. Nada más. Hay 50 centímetros de espesor de nieve en media en la capital.

Los responsables de emergencias de Madrid se han visto desbordados por la gran nevada, a pesar de los planes para inclemencias. Los quitanieves no han sido suficientes para desbloquear las grandes vías en la capital, que cerca del mediodía siguen bloqueadas, impidiendo el paso de ambulancias o bomberos. El Ayuntamiento de Madrid cuenta con 66 máquinas quitanieves y la Comunidad con 57.

El equipo de la presidenta ha enviado un comunicado pasadas las nueve de la mañana. Avisaban de que Ayuso iba a presidir la reunión en la sede de la Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid 112 (ASEM112) a las 10.00 en Pozuelo de Alarcón. Sin embargo, fuentes de la misma confirman que no ha llegado hasta las 12.00 y que no se había podido conectar por vía telemática. “Ha sido muy difícil llegar”, reconocen en su entorno. El timón, mientras tanto, ha estado pilotado por el consejero de Interior, Enrique López, que ha anunciado durante una entrevista en Onda Madrid que la situación es de extrema gravedad. “Es una tormenta extraordinaria. Lo peor vendrá en los próximos días. Es muy difícil limpiar toda la nieve en pocos días. Vamos a vivir horas muy duras. La prioridad ahora es despejar la entrada de los hospitales”. Según Emergencias Madrid, ahora mismo hay 300 vehículos atrapados. En total se ha rescatado a cerca de 1.000 personas en las últimas horas.

En los 32 hospitales de la red pública se ha dotado de nuevo de cama a pacientes que tenían previsto recibir el alta y, en caso necesario, se han facilitado mantas a familiares que han tenido que pasar la noche en los centros. Se están dando casos de profesionales que doblan turno, por la imposibilidad de que lleguen los relevos.

Pedro Erice, que dice ser soldado en su perfil de Twitter, subió una foto a esta red social con un mensaje pasadas las 00.00 de la noche de este sábado. “Paseando ahora a mi perra pensaba: ‘Si hace un año me dicen que a las 23.45 iba a estar paseando, solo, por el medio de una calle céntrica de Madrid cubierta de nieve, con una mascarilla puesta y mirando el reloj para llegar a casa antes del toque de queda, me parto de risa...”.



Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50