LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

El día que Ignacio Aguado se vistió de presidente

El vicepresidente regional de la Comunidad de Madrid aprovecha la visita de la presidenta Ayuso a Barcelona para ampliar su agenda mediática nacional y local

El vicepresidente regional, Ignacio Aguado, y el líder opositor venezolano Leopoldo López, en la sede de la vicepresidencia regional este jueves.
El vicepresidente regional, Ignacio Aguado, y el líder opositor venezolano Leopoldo López, en la sede de la vicepresidencia regional este jueves.Vicepresidencia regional

Hay días raros en el calendario. La política madrileña vive en un electrocardiograma permanente. No hay mañanas ―ni tardes― sin titulares, anuncios, entrevistas, reproches. Todos los consejeros de Ciudadanos y del PP han entrado a este juego. Más si cabe la presidenta y el vicepresidente. Desde que la política madrileña se convirtió en un plató de televisión hay que buscar imágenes donde sea y como sea. El votante tiene que observar diariamente que los suyos hacen cosas. Las que sean. La Asamblea de Madrid —que desde que gobierna Isabel Díaz Ayuso es la de España porque España es Madrid con Madrid dentro de España— no tiene pleno los últimos jueves de cada mes. Este día, los políticos madrileños intentan marcar su propia agenda. Lograr alguna foto, conceder entrevistas, lanzar titulares. Arañar más segundos en los telediarios autonómicos y… nacionales. No hay que olvidar nunca que Madrid es España.

La presidenta Ayuso ha aprovechado esta semana el vacío parlamentario del final de mes. Se ha marchado dos días a Cataluña. Un desembarco político en toda regla y en el mejor momento posible para ella. Aquí venderá a bombo y platillo los últimos datos de la pandemia en la región. Criticará la nueva ley educativa. Y defenderá su propio sistema fiscal de impuestos frente a la propuesta nacionalista de armonizarlos.

El viaje supone toda una declaración de intenciones. No solo por la proximidad de las elecciones catalanas, sino porque el PP nacional —crítico con Ayuso hace solo dos meses— fía ahora a la presidenta madrileña una labor trascendental. Frenar en Barcelona una posible sangría de sus votantes hacia Vox y ampliar el foco mediático de su candidato para las elecciones a la presidencia de la Generalitat, Alejandro Fernández. El plan de viajar a Cataluña no es nuevo. Ayuso sigue las huellas mediáticas de Esperanza Aguirre. Su mentora ya viajó varias veces a Barcelona durante su mandato en la Comunidad. Ayuso lleva cuatro en un año.

Con la presidenta en Barcelona, la estrategia del vicepresidente regional ha dado un giro de 180 grados. El vacío presidencial en Madrid ha provocado una movilización sin precedentes en la agenda de Ignacio Aguado. Una entrevista a primera hora con Onda Madrid, reuniones con representantes de la enseñanza concertada, reuniones con portavoces de la educación especial, reunión con el opositor venezolano Leopoldo López, asistencia a un estreno de un documental sobre la pandemia en el pabellón de Wizink Center y más mensajes que de costumbre en sus redes sociales. Cada acto, reunión o estreno implica una foto. Y la entrevista pone en bandeja titulares para los medios. En la radio regional lanzó dos anuncios. Que la Consejería de Sanidad planea hacer tests de antígenos a los 80.000 universitarios de Madrid antes y después de irse a casa por Navidad. Y dos: que 433 empresas catalanas han situado su nuevo domicilio fiscal en la región. Aguado ha logrado al fin arrancar titulares a Ayuso.

No hay dudas. El vicepresidente está aprovechando la ausencia de Ayuso en Madrid para acaparar más atención mediática. De talante moderado, el líder de Ciudadanos en la Comunidad ha intentado este año tender puentes con todo el arco parlamentario regional sin mucho éxito. Una bisagra abstracta. Ayuso ha solapado desde el inicio de la coalición cualquier movimiento suyo. “Hay que aprovechar cualquier tipo de hueco mediático si el líder no está”, observa César Calderón, consultor de la empresa RedLines que ha trabajado para el PP y el PSOE. “Más si cabe cuando Ciudadanos tiene un problema. Ha jugado a varias bandas durante este año. Muchos votantes ven que Aguado no ha jugado con lealtad hacia la presidenta. Por eso él aprovecha estos dos días para recuperar el terreno perdido”.

La consultora de Calderón maneja encuestas internas que hablan de una descomunal bajada de votos en Ciudadanos en Madrid. “Ayuso”, indica, “está ocupando todo el terreno del centro derecha en la región hasta posicionarse en números que rozan la mayoría absoluta”. Ciudadanos se quedó a solo 89.000 votos de superar al PP en las pasadas elecciones autonómicas. Duplicó las papeletas. De 383.874 votos en 2015, a 625.039 el año pasado. “Aguado”, observa la politóloga Gloria Ostos de la consultora Alienta Estrategias, “tiene que aprovechar cualquier ausencia de Ayuso porque ahora mismo se lo come. El problema es el impacto que Ayuso tenga estos días en Barcelona. Aguado tiene que buscar como pueda espacios en los medios de Madrid para destacar”.

Ciudadanos en Madrid atraviesa el síndrome de Unidas Podemos en La Moncloa. Su luz mediática es una sombra. “Las coaliciones”, explica Verónica Fumanal, presidenta de la Asociación española de la Comunicación Política y que ha trabajado codo con codo con Albert Rivera o Pedro Sánchez, “están siendo nefastas para los partidos pequeños en España. Ciudadanos y Podemos han quedado fuera de juego en las pasadas elecciones de Galicia y Euskadi”. Los socios minoritarios tienen siempre un problema muy grande de visibilidad. “En Madrid, además, PP y Ciudadanos comparten votantes. Y Ayuso ha tenido desde el primer momento una presencia mediática tremenda. No solo es la presidenta de la Comunidad de Madrid, sino que es la oposición a Pedro Sánchez. Si solapa hasta su líder Pablo Casado... para Aguado es muy difícil asomar la cabeza”.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en el mundo

- Descárguese la aplicación de rastreo para España

- Guía de actuación ante la enfermedad

Más información

Lo más visto en...

Top 50