La crisis del coronavirus

Once bajas por covid-19 en la centralita de ambulancias de la Comunidad de Madrid

El virus se cuela en la oficina donde se reciben llamadas, clave en la gestión de la crisis sanitaria

Una sanitaria del Summa 112 madrileño.
Una sanitaria del Summa 112 madrileño.COMUNIDAD DE MADRID

Once trabajadores -cinco enfermos y seis aislados- han caído de baja por covid-19 en las últimas dos semanas en la central de ambulancias del Summa 112, que atiende las llamadas ciudadanas en la sanidad madrileña. El centro, donde trabajan entre 50 y 70 personas por turno, ha sido desinfectado y las bajas han sido sustituidas, según una portavoz del Summa. Pero el sindicato SummAT considera que la oficina de cuatro plantas ubicada en la capital es “un nido de bichos”, un espacio mal ventilado donde se aglomeran sin garantías higiénicas decenas de trabajadores.

Las infecciones en la sede del Summa 112 son un nuevo golpe para la sanidad madrileña, ya sacudida por la escasez de sanitarios y el alto índice de contagios en la primavera. La oficina del Summa 112 afectada, el Servicio de Coordinación de Urgencias, es un punto neurálgico de la sanidad madrileña. Es un espacio donde telefonistas y sanitarios reciben llamadas a los números 061 o 112. Tras filtrarlas, deciden si se activa una ambulancia o UVI móvil.

El SummAT había advertido en abril del riesgo que suponen las condiciones de trabajo en este espacio. Varios sanitarios son personal de riesgo, destinados allí para reducir su exposición al virus. Un punto de conflicto han sido las quejas de los trabajadores por la ventilación de un espacio donde se guardan pocas distancias y se habla por necesidad a voces. Según fotos vista por este periódico, los trabajadores comparten mesas alargadas sin mamparas.

“Nosotros ya les dijimos que no era un sitio seguro pero no han actuado para evitar esta situación”, dice la vicepresidenta de SummAT, Rosa López.

La portavoz del Summa 112 responde que los técnicos de prevención de riesgos laborales han certificado la seguridad y adecuación de los sistemas de ventilación.

Se han producido once bajas desde el 23 de octubre. Según les ha comunicado el servicio de riesgos laborales no se trata de un brote porque no se ha descubierto el vínculo epidemiológico (ninguno ha sido contacto estrecho de otro). Pero los trabajadores creen que los responsables del servicio están tratando de ocultarles la conexión. Durante la segunda ola ya se habían producido otras dos bajas por la enfermedad, el 8 de septiembre y el 10 de octubre.

La buena noticia es que los contagios se han producido en uno de los momentos de menor presión sobre el servicio durante la pandemia. El Summa 112 recibió 2.070 llamadas este miércoles, un número inferior a la media diaria de todo 2019, que fue 3.100. La demanda durante la segunda ola es menos de la mitad que en las peores semanas de la primera, entre marzo y abril. El 25 se batió un récord histórico en el servicio: 9.468 llamadas.

El Summa 112, con una plantilla de 2.100 trabajadores (1.600 asistencias) solo tiene en este momento 29 personas de baja por covid-19, según la portavoz del servicio.

Información sobre el coronavirus:

- Aquí puedes seguir la última hora sobre la evolución del coronavirus.

- Guía de actuación ante el coronavirus

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50