Crisis del coronavirus

Un concierto con 300 personas en La Riviera, desalojado por no cumplir las medidas sanitarias

Un vecino de Carabanchel graba varios locales donde se celebraban fiestas ilegales

La sala de conciertos de la Riviera, con el público bailando y sin mascarilla.
La sala de conciertos de la Riviera, con el público bailando y sin mascarilla. / Europa Press

La Policía Municipal de Madrid desalojó el sábado pasado la sala La Riviera, donde se celebraba un concierto que se había pasado el límite de horario permitido, con alrededor de 300 personas que, además, no llevaban mascarilla y no respetaban la distancia de seguridad. A pesar de que la sala había puesto sillas en la pista de baile distanciadas entre sí, la gente estaba bailando y las barras estaban llenas de gente pidiendo bebidas. Ante esta situación, en la que se violaban todas las medidas de contención del coronavirus, los agentes de la policía que habían entrado a inspeccionar la sala procedieron a desalojar el recinto, que se llevó a cabo de manera ordenada y sin incidentes.

Un portavoz policial explica que los agentes encargados de controlar el tráfico de vehículos y asistentes a la salida del concierto se encontraron a grupos de personas fumando en los alrededores, sin guardar la distancia de seguridad. Decidieron entrar a la sala, que se encuentra en el distrito de Arganzuela, al lado del puente de Segovia.

Ante lo que vieron, ordenaron el desalojo, que se produjo rápidamente y con la colaboración del encargado del local y del equipo de seguridad. Tras el análisis del informe policial, se han impuesto sanciones administrativas a la sala de conciertos. Por su parte, La Riviera asegura que están abiertos y que todos los eventos programados siguen en pie.

El mismo fin de semana, en Carabanchel, uno de los barrios con mayor incidencia del virus, un vecino destapó varios locales donde se celebraban fiestas ilegales. En un video grabado por el individuo, enviado a Telemadrid y publicado en redes sociales, el ciudadano muestra cómo entra al local y encuentra a decenas de personas bebiendo y bailando, sin respetar las medidas de seguridad.

El vecino sabía de la fiesta porque los dueños del bar convocaron a la gente a través de flyers, donde se incluía la dirección del local y los números de contacto. Según él no es el único local del barrio que está organizando estas fiestas ilegales en el barrio. La Policía Municipal ha confirmado que está investigando a varios locales que no están cumpliendo con las restricciones impuestas al ocio nocturno en la capital, pero no puede avanzar detalles pues es una investigación en proceso.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Buscador: La nueva normalidad por municipios

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

Más información

Lo más visto en...

Top 50