Madrid Central

Almeida rectifica y no permitirá que los coches C circulen por Madrid Central

El borrador de la nueva Ordenanza Municipal Sostenible, al que ha tenido acceso EL PAÍS, no permitirá acceder a Madrid Central a los coches con la pegatina C

José Luis Martínez-Almedia, durante la presentación de Madrid 360.
José Luis Martínez-Almedia, durante la presentación de Madrid 360.Kike Para

La lucha contra la contaminación en Madrid también es una lucha política dentro de los despachos del Palacio de Cibeles. El alcalde, José Luis Martínez-Almeida, criticó Madrid Central de todas las formas posibles. “Con Almeida Madrid Central se acaba el 26 de mayo [fecha de las últimas elecciones municipales]”, decía en su programa electoral. Almeida llegó a la alcaldía hace un año y Madrid Central, mientras tanto, sigue intacto. Prometió, eso sí, una medida estrella el pasado diciembre. Los coches con la pegatina C, aquellos que consumen gasolina y se matricularon en 2006 y aquellos que consumen diésel y se matricularon en 2014, podrían circular por la zona de bajas emisiones de la zona centro de la capital sin ningún problema siempre y cuando fueran más de un ocupante en el vehículo.

Esta medida, que se iba a anunciar a bombo y platillo en Bruselas el pasado mayo junto a un plan denominado Madrid 360 y que se canceló por la pandemia, ha sido ahora fulminada de cuajo. Así consta el borrador de la nueva ordenanza municipal de movilidad que ha avanzado el diario.es esta mañana y a la que ha tenido acceso EL PAÍS.

“Los restantes vehículos siempre que dispongan de clasificación ambiental B y C podrán acceder a distrito Centro únicamente para estacionar en un aparcamiento de uso público o privado o de reserva de estacionamiento en el interior del área”, indica ahora el borrador. Es decir, que los vehículos C podrán aparcar dentro de la zona de bajas emisiones, como ya permite Madrid Central. Esta medida, aún en ciernes, cambia por completo los planes del Gobierno municipal.

“[Que los coches C circulen por Madrid Central] Tendrá un impacto neutro en la contaminación”, argumentaban las voces populares hace unos meses. “Es un paso atrás”, sostenía la vicealcaldesa, Begoña Villacís, el pasado mes de enero al enterarse de la noticia. “Voy a mantener esta postura hasta el final, lo mantendré cuando se vote y así estaba en nuestro programa. No presentamos la reversión de Madrid Central y a mí me parece que la entrada de los C incluso si son de alta ocupación supondría una pequeña involución, que no es una reversión, pero me parece que es un paso atrás”, añadió.

Y así ha sido. Ciudadanos no ha dado su brazo a torcer y ha logrado, de momento, que la medida de Almeida salga del borrador. “El hecho de que no se haya incluido la medida de los vehículos C en el borrador provisional de la modificación de la Ordenanza de Movilidad Sostenible es un compromiso que adquirió el alcalde con el Ministerio de Transición Ecológica”, indican fuentes de la concejalía de Medio Ambiente. Las mismas fuentes apuntan a un informe de la Universidad Politécnica que, de permitir la entrada a los vehículos C de alta ocupación, supondría una rebaja de los óxidos de nitrógeno “de 0,2 toneladas al año”.

Villacís, por su parte, ha querido hacer bandera de su negativa durante un acto esta mañana: “Si se consiguiese que los C pasasen, que no es la idea ni mucho menos, iríamos más atrás de lo que propuso Gallarón en su día, porque hay que recordar que las APR tenían restringida la entrada de vehículos C que no fuesen residentes. Creo que no es momento de ir atrás. Es momento de ir adelante”.

La vicealcaldesa recuerda en todo caso que “lo que hay ahora mismo es un borrador no es el texto definitivo” y “quedan muchos trámites”.

Más información

Lo más visto en...

Top 50