OÍDO COCINA

Los dos revolucionarios de la gastronomía madrileña a domicilio

Las creaciones más caseras y rompedoras de Abraham García y Dabiz Muñoz se pueden probar también a domicilio gracias al 'delivery'

GoXO, el 'delivery' de Dabiz Muñoz: Noodles caldoxos con mejillones gallegos, coco, piparras y café (arriba) y gnocchis con boloñesa (abajo).
GoXO, el 'delivery' de Dabiz Muñoz: Noodles caldoxos con mejillones gallegos, coco, piparras y café (arriba) y gnocchis con boloñesa (abajo).Almudena Ávalos

La primera vez que pruebas un plato de Abraham García no se olvida. Si no, que se lo pregunten a Dabiz Muñoz. Sus padres le llevaron al restaurante Viridiana cuando tenía doce años y acabó suplicándole trabajar en su cocina cuando finalizó la escuela de hostelería. Es imposible hablar de la actual gastronomía madrileña sin nombrar a Abraham, pionero de la cocina de fusión y cuyas creaciones han inspirado a cocineros y gourmets desde hace cuatro décadas.

Mientras cocina, cita a Borges con la misma precisión que engalana con gambas de Palamós un puchero de lentejas, disculpa su ausencia durante el minuto y medio que dura una carrera de caballos televisada desde Normandía, sale a la terraza a cantar lo que tiene fuera de carta y describe con gracia y oficio la tersura del rape del cantábrico que ha comprado esta mañana en el mercado.

Además de la sala y la terraza de Viridiana (Juan de Mena, 14), continúa con el servicio a domicilio que emprendió el uno de mayo bajo el nombre Caprichos Compartidos. “Solo cojo los pedidos que puedo atender a la perfección: veinte en el almuerzo y veinte en la cena”, explica. También ofrece recogerlo en el local sin pedido mínimo. “Hay muchas personas que encargan solo un plato y cuando vienen a por él, les doy alguna directrices”, cuenta. Es una oportunidad para probar algunas de sus elaboraciones históricas como el gazpacho de fresones con arenques del Báltico que servía al inicio de Viridiana y que ahora ha recuperado para llevar (12 euros) o su personal ensaladilla con anchoas, boquerones y aceitunas kalamata (15 euros). “No tenía sentido enviar a casa nuestro huevo con trufas. Pero sí las emblemáticas lentejas con curry y gambas rojas (18 euros). Y son de lo más solicitado”, añade. Los platos son generosos y postres como el arroz con leche de cabra, coco y ralladura de chocolate amargo por 6 euros el broche perfecto.

Abraham, que disfruta de la tertulia con los clientes, admite que nunca imaginó hacer comida a domicilio. Pero está contento y ahora va a dejarla para siempre. “La gente repite”, cuenta orgulloso. Su comida es un espectáculo en casa, en la terraza o en el interior de Viridiana. Y como bromea en esta etapa de delivery: “hacemos cocina sin trampa y con cartón”.

El único tres estrellas y a partir de 30 euros

En mitad del confinamiento, Dabiz Muñoz se puso a cocinar desde casa. Lo retransmitía en directo en Instagram, dejaba colgado el vídeo y una legión de seguidores replicaba sus recetas. El 7 de mayo comunicó que lanzaba GoXO, su línea de comida a domicilio. Y la sorpresa fue que los platos incluidos en su carta eran los mismos de tono casero y sabores explosivos que había mostrado cómo elaborar las semanas previas. Desde ese día y como quien ansía que pongan a la venta las entradas para ver a su grupo favorito, muchos esperan que la plataforma Glovo active la pestaña de GoXO para hacerse rápidamente con su pedido. Y algunos no lo logran. Para conseguirlo, hay que entrar en la aplicación de martes a domingo a partir de las 19.45 y los fines de semana también a las 12.45 para el almuerzo.

Un plato de GoXO es suficiente cantidad para un comensal y para probar los cuatro principales es mejor compartir entre varios. Hay que terminar de montarlos en casa y cada uno llega con una nota con palabras del chef. Si se encargan sus noodles caldoxos con mejillones gallegos, coco, piparras y café (22 euros), Dabiz explica que es una receta inspirada en uno de sus destinos favoritos, Singapur. “Donde mejor se come es en sus food markets y uno de sus platos emblemáticos es el Laksa, una suerte de pasta caldosa con sabores tan intensos que te rompen la cabeza”, cuenta. Por 22 euros, también tiene una ensalada de gazpacho o los sabrosos gnocchi de patata con boloñesa picante de chorizo ahumado de León que recuerdan a la lasaña de StreeXO. De la crema de mandarina y mostaza japonesa que los acompaña dice que “te golpean mil veces el retrogusto nasal y aportan una chispa espectacular a la rotundidad de la boloñesa”. Y lleva razón. El otro plato son tacos de costilla para compartir entre dos (30 euros). Y de postre, la tarta de queso con pimienta por 19,50 euros. Para beber, hay sugerencias del sumiller y un cóctel madrileño de violeta por 12,50 euros.

No tiene pensado habilitar take away ni ha anunciado la apertura de DiverXO. Pero, a partir de 30 euros y sin moverse de casa, se puede comer del único cocinero con tres estrellas Michelin de Madrid. Solo hay que tener la suerte de estar dentro de su radio de entrega (si no aparece la opción de pedir GoXO al introducir tu dirección es que no reparte en tu zona), prestar atención a los horarios y ser rápido.

Más información

Lo más visto en...

Top 50