La crisis del coronavirus

Ayuso mantiene el recurso contra el Gobierno pero no pedirá el cambio de fase antes de dos semanas

“El virus sigue” pero “la vida sigue también”, ha señalado la presidenta, que apuesta por acelerar la máquina de la recuperación económica y plantea pedir la apertura de centros comerciales

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso. En vídeo, las declaraciones de Ayuso de este viernes. Foto: Víctor Sainz (Vídeo: Atlas)

Los madrileños no pueden estar “eternamente encerrados”, entiende la presidenta de la Comunidad de Madrid, que ha defendido un necesario de despegue de la economía al tiempo que los ciudadanos se habitúan a vivir con una pandemia todavía presente. “El virus sigue” pero “la vida sigue también”, ha añadido Isabel Díaz Ayuso en una comparecencia junto al alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, para plantear las líneas básicas de la entrada de la región en la fase 1 el próximo lunes. Ahora es el momento de los “sanitarios de la Economía”, aquellos que han de ayudar a salir de la profunda crisis en la que se encuentra inmersa la región por culpa de la pandemia. Pero, recuerda la presidenta, “libertad y responsabilidad van de la mano”, en advertencia directa hacia unos ciudadanos que en unas horas verán reducidas sus restricciones. La emergencia económica y social es “demoledora” ha destacado el alcalde.

Como zona más azotada por la covid-19, con 8.944 fallecidos por el virus en hospitales y más de 67.000 contagios, la Comunidad de Madrid ha sido de los últimos territorios en dar el salto de fase, junto a Barcelona y varias provincias de Castilla y León. Desde el lunes, los madrileños se unen al grupo de 25 millones de españoles (53% de la población) que vivirán en fase 1 frente a los 22 millones (47%) que lo harán en fase 2.

Ayuso, que no ha recibido el sí del Gobierno central hasta la tercera petición de pasar de la fase cero a la 1, tiene pensado respetar el periodo de dos semanas que el Ministerio de Sanidad marca antes de dar el salto a la fase 2 y no va a presionar. “No tenemos prisa”. Eso sí, la presidenta regional no retirará el recurso interpuesto ante el Tribunal Supremo contra la negativa del Gobierno al cambio de fase en las solicitudes anteriores, excepto en lo referente a la solicitud de medidas cautelares “porque ya no tiene sentido”. En este sentido, la ha exigido de nuevo “transparencia” al Ejecutivo de Pedro Sánchez y, más allá de si hay motivos técnicos o políticos para decidir cuándo ha cambiado Madrid de fase, quiere saber quiénes son los que están detrás de esa toma de decisiones.

Tampoco está previsto que, de momento, se reabran los 59 consultorios cerrados durante la pandemia. Ayuso ha explicado que permanecen cerrados por su tamaño y porque en ellos no es posible implementar un protocolo que los haga seguros tanto para pacientes como para sanitarios. En cuanto a posibles cambios en franjas horarias para facilitar, por ejemplo, que los niños salgan lejos de las horas de más calor, no lo tiene previsto porque “es el Gobierno de España el que cambia los requisitos”. Sin embargo, en una normativa publicada en el BOE se da libertad a las comunidades para modificar y adaptar los horarios con un margen de dos horas.

La Comunidad hará público a lo largo del fin de semana un protocolo de actuación de los ciudadanos en forma de orden de salud pública ante esta nueva fase. En esa orden se recogerán comportamientos básicos pero que se consideran esenciales para evitar una marcha atrás en la lucha frente a la pandemia. Esencialmente, ha comentado la presidenta, se trata de higiene personal, distancia entre personas y uso de la mascarilla.

Entiende sin embargo Ayuso que hay medidas que en estas dos semanas quedan fuera del protocolo que le gustaría que se implementaran, como la posibilidad de abrir los centros comerciales y los comercios de más de 400 metros con un aforo máximo del 40%, algo que, en teoría, no es posible hasta la fase 3. Se trata, ha señalado la jefa del Ejecutivo regional, de entornos seguros que son esenciales para empezar a salvar la crisis económica como generadores de empleo. Tampoco hasta ese momento será posible llevar a cabo turismo activo y de naturaleza, otro sector en el que el gobierno regional centra sus esperanzas en un verano en el que todo apunta a que habrá muchos menos desplazamientos vacacionales lejos de la Comunidad.

Insiste la presidenta en que la Comunidad está preparada para un posible rebrote pero se ha mostrado preocupada por la posibilidad de que a partir de ahora grupos de hasta diez personas puedan reunirse dentro de una misma vivienda. Entiende que el repunte puede regresar y advierte a la población de extremar la precaución porque las personas “vulnerables”, como los mayores, están en cualquier sitio.

Terrazas y parques

Almeida, por su parte, ha insistido en la obligación de “responsabilidad” recibe la fase 1 como un “halo de esperanza” a pesar de que “la lucha no está ganada”. Como avance hacia una mayor normalidad ha defendido como seguro el transporte público de la ciudad siempre que se mantengan las distancias. Desde el lunes funcionará el 90% de la flota de autobuses de la Empresa Municipal de Transportes (EMT).

En cuanto a la reapertura de los grandes parque de la capital este lunes el primer edil recuerda que se mantienen algunas restricciones –como el cierre de las zonas infantiles y deportivas- e insiste en pedir cautela y responsabilidad a los madrileños porque, aunque habrá controles, no tiene un agente para cada vecino. Esos parque “no son susceptibles de un control masivo”, reconoce.

En todo caso, la región notará el cambio desde el lunes. Los hosteleros, pilar del sector más sacudido de la economía, esperan ansiosos las nuevas medidas para comprobar si, a pesar de las restricciones como terrazas con un aforo al 50%, pueden emprender la senda de la recuperación. Los ciudadanos podrán regresar tras más de dos meses a El Retiro, la Casa de Campo o Madrid Río. Los madrileños también pueden reunirse en grupos de no más de diez personas dentro o fuera de un domicilio siempre que se mantenga la distancia de seguridad. Y las franjas horarias para pasear o hacer deporte se mantienen como en la fase cero salvo en los municipios de menos de 10.000 habitantes con una densidad de población inferior a los 100 habitantes por kilómetro cuadrado.

Más información

Lo más visto en...

Top 50