Sucesos

Se entrega en Albacete el principal sospechoso del crimen de Ciudad Lineal

La principal hipótesis es que el presunto asesino, un hombre de 56 años, no era pareja de la víctima, pero tenía cierta obsesión con ella

Un hombre de 56 años, natural de un pueblo de Ciudad Real, se ha entregado a la policía en Albacete al saber que es el principal sospechoso del asesinato de una mujer la semana pasada en el distrito de Ciudad Lineal de Madrid. Tras cometer presuntamente el crimen, el individuo huyó a Castilla-La Mancha en su coche, donde los investigadores han localizado dos armas. El detenido sigue en Albacete mientras se termina el atestado y en las próximas horas pasará a disposición judicial en Madrid tras inhibirse el juez local.

Según ha informado a este periódico una portavoz policial, el arresto se produjo la noche del domingo 1 de marzo al lunes 2. Estaba identificado desde el principio, la policía andaba tras sus pasos y se había activado una orden de búsqueda para tratar de localizarlo. Cercado y presionado al saber que se le relacionaba con el crimen, el individuo se entregó a las 23.45 en dependencias policiales. Los investigadores localizaron el vehículo en el que había huido y en el registro hallaron dos armas, que están siendo analizadas por si una de ellas es el arma homicida.

El crimen se produjo en torno a las siete y media de la tarde del pasado 26 de febrero a la altura del número 4 de la calle Virgen de los Reyes, cuando un hombre corpulento con gorra se acercó por la espalda a la mujer, de nacionalidad paraguaya y madre de dos hijos, y le disparó. La mujer, que estaba acompañada por unos familiares, recibió un balazo en la cabeza y fue trasladada en estado crítico al hospital Gregorio Marañón, donde falleció.

Varios testigos facilitaron datos del presunto asesino, al que conocían. La investigación de la policía se centró en la casa o club de alterne donde trabajaba la mujer, ya que el presunto autor solía frecuentar el establecimiento. Los investigadores, por el momento, han descartado violencia de género. La principal hipótesis apunta a que el presunto autor de los hechos no mantenía ninguna relación sentimental con la víctima, pero sí tenía cierta obsesión con ella. El hombre había sido arrestado en dos ocasiones anteriores, aunque la portavoz no ha especificado por qué motivos.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50