El alcalde de Ourense contrata como asesora a la esposa del juez que lo investiga por malversación

La mujer ya había sido fichada en 2020, tras absolver su marido al regidor en otra causa, pero cesó cuando el magistrado arrancó la actual instrucción

El alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, tras declarar el pasado diciembre, acusado por la Fiscalía de malversación, ante el juez, casado con una de sus asesoras,  EFE/ Brais Lorenzo
El alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, tras declarar el pasado diciembre, acusado por la Fiscalía de malversación, ante el juez, casado con una de sus asesoras, EFE/ Brais LorenzoBrais Lorenzo (EFE)
Ourense -

A escasos días de conocerse el auto judicial sobre la malversación de 100.000 euros de fondos públicos que la Fiscalía atribuye al alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, el regidor del partido independiente Democracia Ourensana (DO) ha contratado como asesora de su grupo municipal a Guadalupe Ucha Nóvoa, esposa del juez que instruye la causa, Luis Doval. El magistrado ha presentado ya un escrito de abstención en la instrucción, pendiente ahora de que la Audiencia Provincial de Ourense le dé el visto bueno, según informa el Tribunal Superior de Justicia de Galicia.

No es la primera ocasión en que Guadalupe Ucha es contratada como eventual por Jácome en el Ayuntamiento de Ourense. Ya fue fichada en 2020 como asesora en la Concejalía de Seguridad que ostenta su primo, Telmo Ucha. Aquella contratación se produjo después de que, en septiembre de 2019, su marido exculpase al alcalde en otra causa. Del puesto fue cesada un año después, apenas días antes de que su esposo admitiese a trámite la querella por malversación contra el regidor, que recayó por reparto en su juzgado.

Ucha Nóvoa regresa ahora como eventual, en calidad de ayudante del coordinador de la Concejalía de Infraestructuras, con la instrucción avanzada, mientras su marido ha planteado a la Audiencia Provincial su abstención “por una causa sobrevenida”. El juez entiende que “podría verse afectada la imagen de imparcialidad”, explican fuentes oficiales del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia que puntualizan, no obstante, que “se trata de la investigación de unos hechos anteriores a la incorporación de ella a ese puesto de trabajo”. Las mismas fuentes sostienen que el magistrado ha gestionado la causa con diligencia y afirman que solo está pendiente del informe de la Fiscalía.

Doval inició la investigación contra Jácome en octubre de 2021, poco después de que su esposa abandonase el empleo eventual, aunque con su primo político al frente de una concejalía. El magistrado admitió a trámite una querella interpuesta por el Ministerio Fiscal que el alcalde recurrió, pero que la Audiencia Provincial obligó investigar. En la querella, que partía de una denuncia anónima, se apreciaba una supuesta malversación de subvenciones municipales asignadas al grupo de DO cuando estaba en la oposición, entre los años 2015 y 2018.

El ministerio público sostiene que durante sus años en la oposición el actual regidor desvió partidas del grupo municipal a su nombre para pagar la licencia de la televisión Auria TV, de la que es dueño. Eran cheques con apariencia de gastos de publicidad y propaganda correspondientes a DO, el partido creado por él y un grupo de amigos en 2001 en torno a ese mismo canal de televisión. En cuanto trascendió la querella, el alcalde se apresuró a asegurar que respondía a un ataque de los socialistas. “Cuando una Fiscalía está designada a dedo por un partido político, en este caso el PSOE, no es difícil creer que el PSOE hará lo que sea para intentar derrocar a DO de la alcaldía”, sentenció.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Conocido por sus excentricidades, Jácome se ha aferrado al cargo con el respaldo del PP de Alberto Núñez Feijóo, ya que se enfrentó a casi todos sus concejales y acabó gobernando con un solo edil de una corporación de 27. El regidor no ha dejado de defender que destinar el dinero del grupo municipal a sus negocios es “legal y ético”. Así lo aseguró el pasado 28 de diciembre cuando compareció ante el juez Luis Doval señalando que todos los gastos de la formación estaban “debidamente justificados” y que no había “base alguna” para mantener la acusación.

De aquella comparecencia ante el juez Doval, Jácome salió mostrando su habitual sorna. Subió a su cuenta de Twitter una imagen de unas pesas y escribió: “Con preocupación cero por denuncia anónima, sin base, hoy he aclarado diversas preguntas en el juzgado. Acto seguido, y ya que hoy trabajo toda la tarde, al salir he aprovechado para parar en el pabellón público de Los Remedios, a hacer unas sentadillas y lo que cuadre...”. Acto seguido mostró con otro tuit cómo se tomaba a guasa la imputación: “Netflix se inspirará en la trama que quiso derrotarme en 2020, para hacer una serie mundial en 2022, con Bruce Willis como el alcalde de Las Burgas”, escribió.

Más investigaciones

A Jácome comienzan a acumulársele las investigaciones judiciales. Este mismo miércoles ha trascendido que el titular del Juzgado de Instrucción 1 de Ourense, Leonardo Álvarez, ha ordenado agilizar la instrucción contra el alcalde por si unas declaraciones suyas de 2019 fuesen constitutivas de un delito contra el honor. El regidor afirmó que existía “una mafia dentro de la Policía Local” señalando a un agente en concreto, delegado de UGT en el Ayuntamiento, a quien llamó corrupto y acusó de aparcar en zona prohibida “en connivencia” con el resto del cuerpo.

El líder del partido independiente Democracia Ourensana (DO), Gonzalo Pérez Jácome, durante la investidura.
El líder del partido independiente Democracia Ourensana (DO), Gonzalo Pérez Jácome, durante la investidura.Brais Lorenzo

“No se ha practicado la más mínima prueba orientada a acreditar que en el año 2019 existiese ningún tipo de comportamiento ilícito en el seno de la Policía Local de Ourense y, mucho menos, por parte del querellante”, sostiene el instructor en el auto, fechado el pasado día 17. Álvarez destaca que las declaraciones “cobran especial trascendencia si tenemos en cuenta que fueron realizadas por el alcalde de Ourense y ante diversos medios de comunicación, cuyo impacto mediático consta a las actuaciones”.

El enfrentamiento de Jácome con su propia policía fue sonado en la ciudad. En su primer día en la alcaldía, agentes de la Policía Local lo sancionaron por tener estacionado indebidamente ante el Ayuntamiento uno de sus vehículos y el regidor expresó su inquina contra el cuerpo. Meses antes de hacerse con el bastón de mando, había difundido en su televisión privada un incidente ocurrido con un policía representante de UGT al que acusa de corrupto y de quien mostraba un vídeo, grabado por su cadena.

En la grabación, el líder de DO y el concejal Telmo Ucha -el primo de la asesora que ha vuelto a contratar y que es esposa del juez que lo ha investigado- aparecían junto al agente, de paisano y en el interior de su coche, supuestamente mal estacionado. Mientras lo increpaban, el policía intentaba arrancar, acción que Jácome y Ucha dificultaban situándose delante del coche. Finalmente, alcalde y concejal acabaron denunciando al policía por coacciones e intento de atropello, mientras el agente denunciaba al regidor por coacciones y acoso.

Las demandas recayeron en el juzgado de instrucción número 2, de forma que fue Doval quien resolvió. Dictaminó que ninguna de las actuaciones era delictiva. “Los hechos declarados probados no se consideran merecedores de reproche penal para ninguno de los implicados”, sentenció entonces. Doval no entró a valorar las afirmaciones del alcalde referentes a la existencia de una supuesta “mafia” y “corrupción policial” en su propia policía. Y tampoco la eventual vulneración del derecho al honor del agente al difundir el partido del regidor, Democracia Ourensana, la grabación del incidente haciendo comentarios públicos.

Posteriormente, Jácome se refirió a aquel incidente destacando que lo importante “no es la mierda de este juicio, lo importante es que a un policía local no lo han multado”. Anunció una investigación para depurar responsabilidades por no haberse sancionado el estacionamiento incorrecto de un agente e insistió en la existencia de una mafia policial, presunto delito contra el honor que ahora investiga el juez Leonardo Álvarez.

50% de descuento

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS