_
_
_
_
_

El alcalde de Ourense defiende ante el juez el desvío de dinero público a su propio canal de televisión

Pérez Jácome está imputado por malversación por usar fondos del grupo municipal para financiar su empresa, Auria TV

Perez Jacome Ourense
El alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, a la salida del Juzgado en donde ha declarado imputado por malversación. EFE/ Brais LorenzoBrais Lorenzo (EFE)

El alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, ha comparecido este martes ante el titular del Juzgado de Instrucción 2 de la ciudad, imputado por un delito de malversación. El regidor ha tenido que aclarar el destino de casi 100.000 euros, cantidad que la Fiscalía cree que distrajo de las cuentas municipales. El ministerio público, que se ha querellado contra él, sostiene que durante sus años en la oposición el actual alcalde desvió partidas del grupo municipal a su nombre e ingresó a la televisión Auria TV, de la que es dueño, diversos cheques con apariencia de gastos de publicidad y propaganda correspondientes a Democracia Ourensana (DO), el partido creado por él y un grupo de amigos en 2001 en torno a ese mismo canal. Desde allí, con guasas e insultos hacia el entonces presidente de la Diputación y del PP, José Manuel Baltar, se fogueó Jácome. Acudió a las últimas municipales con la promesa de acabar con la saga de los Baltar. Lejos de ello, acabó perpetuándola en la Diputación, que la familia perdió por primer vez en tres décadas, a cambio de que le dieran la alcaldía pese a haber sido la tercera fuerza.

Jácome, conocido por sus excentricidades y por el vaivén de un mandato al que se aferró tras enfrentarse a casi todos sus concejales hasta acabar gobernando con un solo edil de una corporación de 27, ha defendido que destinar el dinero del grupo municipal a sus negocios es “legal y ético”. “Lo que hacemos es lo ideal; el partido político tiene un dinero y debe gastarlo de la mejor forma”, sostiene. Y su televisión es, explica, “la que mejor oferta hace por el precio pagado”.

El regidor de la tercera ciudad de Galicia, y líder indiscutible de DO, que gira en torno a su persona, reconoce la unicidad de sus negocios y su actividad política. “Los que formamos DO creemos que lo más conveniente es gastar el dinero donde consideramos más rentable, que es Auria TV. Lo hicimos, lo hacemos y lo seguiremos haciendo”, zanjó el pasado octubre cualquier duda al respecto cuando conoció que la Fiscalía había presentado la querella contra él.

En su opinión, es absolutamente legal y ético que él, en su condición de empresario, negocie las tarifas publicitarias consigo mismo en su calidad de político. “¿Dónde está escrito que sea ilegal que yo tenga una televisión y yo le cobre a quien me quiera contratar esos servicios?”, sostuvo cuando la Fiscalía presentó la querella.

Así lo ha vuelto a defender este martes en sede judicial señalando que “todos los gastos de la formación están debidamente justificados” y “no hay base alguna” para mantener la acusación. Tras prestar declaración durante dos horas ante el magistrado y en ausencia de la Fiscalía, Jácome volvió a defender ante los medios de comunicación la legalidad de su gestión al frente de DO y expresó su convencimiento de que la denuncia no tendrá más recorrido. “Todos los gastos son justificados. Nuestro partido tiene gastos como todos los partidos políticos; se entrega una factura y punto. Son habas contadas”, explicó.

Al abandonar la sede judicial, Jácome subió a su cuenta de Twitter una imagen de unas pesas y escribió: “Con preocupación cero por denuncia anónima, sin base, hoy he aclarado diversas preguntas en el juzgado. Acto seguido, y ya que hoy trabajo toda la tarde, al salir he aprovechado para parar en el Pabellón público de los Remedios, a hacer unas sentadillas y lo que cuadre...”. Acto seguido mostró con otro tuit cómo se toma a guasa la imputación: “Netflix se inspirará en la trama que quiso derrotarme en 2020, para hacer una serie mundial en 2022, con Bruce Willis como el alcalde de Las Burgas”, escribió.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Tuit de Gonzalo Pérez Jácome tras declarar en el juzgado imputado por un delito de malversación
Tuit de Gonzalo Pérez Jácome tras declarar en el juzgado imputado por un delito de malversación

Los hechos que se le imputan se remontan a los años 2015-2019. La Fiscalía sostiene además que, estando en la oposición, retiraba mediante cheques a su nombre el dinero que el Ayuntamiento transfería a la cuenta del grupo municipal de DO. Un dinero que no figura en la contabilidad del partido. Y a ello se añade la denuncia presentada por antiguos compañeros que acabaron abandonando el grupo municipal y el partido, que le acusan de apropiarse el año pasado de más de 259.000 euros de las subvenciones del Ayuntamiento y de la Diputación para DO.

Pero él se muestra tranquilo. Para evidenciar que no le preocupa la imputación por malversación de caudales públicos, delito para el que se contemplan penas de cárcel, el alcalde se refirió a la citación fijada para este 28 de diciembre, día de los Santos Inocentes, haciendo mofa: “Espero que mi declaración no la tomen como una inocentada”.

No obstante la chanza, Jácome recurrió ante la Audiencia Provincial la admisión de la querella de la Fiscalía. Los magistrados desestimaron su recurso destacando que los hechos objeto de la querella «revisten una apariencia punible que ha de ser objeto de investigación por el juzgado de instrucción». Además, destacaron como “ejemplificativa del principio de prueba” dos retiradas de dinero de la cuenta del grupo municipal DO por importe de 20.000 euros en 2016, y de 30.000 euros en 2018, así como la “aplicación de las asignaciones destinadas al funcionamiento del grupo municipal al pago de cuatro cheques a una sociedad”

Los magistrados de la sala dos de la Audiencia Provincial apuntan que la numeración de los cheques, las fechas y el importe de cada uno se especifican en la querella y entienden que el juez instructor debe investigar si los fondos de las subvenciones asignadas al grupo municipal Democracia Ourensana entre los años 2015 y 2018 han sido distraídos de su aplicación pública.

La fiscal jefa de Ourense, Eva Regueiro, presentó la querella contra el actual alcalde tras recibir una denuncia anónima e investigarla durante un año. En cuanto tuvo conocimiento de ello, Jácome sugirió que la investigación tenía motivaciones políticas. “Si el partido te ha puesto ahí, está claro que no vas a ir en contra del partido”, concluyó.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_