“Mi hermana lucha por su vida. Los daños son tan graves que aún no sabemos su magnitud”

La familia de la menor atacada por un amigo en O Carballiño y precipitada al vacío emprende una campaña para que la ley no deje impunes los delitos cometidos antes de los 14 años

Concentración de apoyo a la joven que cayó desde un edificio de O Carballiño.
Concentración de apoyo a la joven que cayó desde un edificio de O Carballiño.Álvaro Ballesteros (Europa Press)

La joven agredida en O Carballiño permanece en estado de coma una semana después de lo ocurrido, ingresada en esto crítico en el Complexo Hospitalario Universitario de Ourense. Su familia se aferra a la esperanza, y la compara con “una guerrera luchando una batalla”. “Está viva pero en coma. Con cuatro costillas, seis vértebras y la cadera rotas”, señalan fuentes de la familia, que quieren justicia para evitar que “ninguna madre tenga que volver a pasar por lo mismo”.

Por ello han iniciado una campaña de recogida de firmas con la que esperan que se reforme la Ley para que “ningún menor pueda aprovechar este vacío legal para destrozar una familia y quedar impune”. El agresor, al tener menos de 14 años, es inimputable y no puede recibir cargos penales sea cual sea el delito cometido. “Mi hermana sigue luchando por su vida. Los daños recibidos son tan graves que aún no podemos saber la magnitud que tienen. Si logra salir con vida no volverá a ser la misma en ningún aspecto”, ha explicado la hermana mayor.

Por ello piden que “se siga gritando, propagando la noticia y luchando por un cambio en la Ley del Menor para que no se pueda experimentar con la legalidad y la vida de una persona”. La recogida de firmas en la plataforma de Change.org cuenta con más de 7.400. En cuanto al presunto agresor, que esperó a que lo fueran a recoger y, supuestamente, dijo que quería saber qué se sentía al matar a una persona en la vida real, está pendiente de evaluación por parte de los especialistas del Hospital Clínico Universitario de Santiago a donde fue trasladado desde el hospital ourensano. Una vez que se realice la valoración se prevé que la Xunta de Galicia asuma la tutela y sea internado en un centro especializado de Ourense.

Fue él mismo quien llamó a los servicios de emergencias cuando su amiga se precipitó desde un segundo piso en O Carballiño. En esa llamada dijo que acababa de matar a su amiga. Los dos se hallaban en la misma habitación del piso familiar del muchacho de 13 años. Previamente, según sospechan los investigadores, él la había golpeado con un objeto contundente, que pudo ser una pata de cabra de hierro. Todavía no se ha concretado si la chica se arrojó por la ventana para escapar de su agresor y salvar la vida o si fue este quien la empujó para rematarla.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción