caso alvia

La acusación del fiscal provoca la caída del cargo de Adif que será juzgado por la tragedia del Alvia

Cortabitarte deja el puesto de libre designación del que disfrutaba después de años de protestas de las víctimas

El exjefe de Seguridad de Adif Andrés Cortabitarte, a la salida de una sus declaraciones ante el juez en Santiago.
El exjefe de Seguridad de Adif Andrés Cortabitarte, a la salida de una sus declaraciones ante el juez en Santiago.óscar corral

Andrés Cortabitarte, el exjefe de Seguridad de Adif para quien la Fiscalía pide cuatro años de cárcel por el accidente del Alvia que segó la vida de 80 pasajeros en 2013, ha dejado el cargo del que disfrutaba desde después del accidente y que ha mantenido pese a las acusaciones que han ido cayendo sobre él durante estos años. Se trata de un puesto de nueva creación y libre designación, el de subdirector de Gestión Logística y Aprovisionamientos, que le fue otorgado durante el Gobierno de Mariano Rajoy cuando ya estaba imputado y que no perdió al llegar el socialista Pedro Sánchez a La Moncloa.

La medida satisface una vieja demanda de las víctimas de aquel siniestro, que se declaraban indignadas por el hecho de que Cortabitarte ocupase un puesto pese a haber estado investigado durante buena parte de la instrucción judicial que arrancó hace ocho años. Al principio fue imputado y desimputado dos veces junto a un buen número de directivos de Renfe y Adif, pero hace tres años el foco de las pesquisas se centró en exclusiva sobre él y sobre el maquinista que perdió el control del tren. Ambos se sentarán en el banquillo en el juicio que se prevé para el primer trimestre de 2022.

Para el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, el cese, avanzado por La Voz de Galicia, “ha llegado, digamos, procedentemente, en función de las calificaciones del propio proceso”, en alusión al escrito de acusación de la Fiscalía que pide la misma pena para Cortabitarte que para el maquinista, Francisco José Garzón Amo. El tren descarriló en la pronunciada curva de Angrois, a la entrada de Santiago, porque Garzón se despistó y la tomó a una velocidad excesiva, pero el ministerio público sostiene que la tragedia no se hubiera producido si el que fuera máximo responsable de Seguridad en la Circulación de la empresa pública Adif “hubiese evaluado y gestionado el riesgo de exceso de velocidad”. Cortabitarte, que es funcionario, seguirá trabajando en Adif pero no ostentará ninguna responsabilidad.

La Plataforma Víctimas Alvia 04155 ha recibido “con satisfacción” la destitución del exjefe de Adif, que está acusado de no realizar un análisis de riesgos adecuado en una curva en la que los conductores debían reducir bruscamente la velocidad sin que ninguna otra protección mitigase las consecuencias de un fallo humano como el que cometió Garzón el 24 de julio de 2013. La asociación considera que los dos políticos que fueron ministros de Fomento cuando se inauguró el tramo de alta velocidad donde se produjo el accidente y durante la funesta noche del descarrilamiento, José Blanco (PSOE) y Ana Pastor (PP), “deben seguir los pasos” de Cortabitarte y “asumir sus responsabilidades”. Con Blanco en el Ministerio, “hubo modificaciones importantes del proyecto original” y la justicia ha señalado que su “repercusión en la seguridad resulta obvia”, esgrime la plataforma. Con Pastor, añade, se desconectó el sistema de frenado automático ERTMS porque generaba retrasos y se hizo “sin previamente realizar una evaluación del riesgo”.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50