_
_
_
_

Echenique, sobre la negociación con Sumar: “El golpe que nos han querido dar ha sido muy duro”

El portavoz parlamentario de Unidas Podemos afirma que el equipo de Yolanda Díaz impuso su exclusión de las listas, pero defiende la entrada en la coalición como la “única vía” de frenar a la derecha

El País
Pablo Echenique, durante la presentación de su libro 'Memorias de un piloto de combate', en Madrid el pasado mayo.
Pablo Echenique, durante la presentación de su libro 'Memorias de un piloto de combate', en Madrid el pasado mayo.A. Pérez Meca - Europa Press (Europa Press)

El portavoz parlamentario de Unidas Podemos, Pablo Echenique, ha denunciado este domingo que no formará parte de las listas de Sumar para las elecciones generales del 23 de julio porque, al igual que Irene Montero, su exclusión “ha venido impuesta externamente”. Echenique, que llegó al Congreso en enero de 2020 tras haber sido parlamentario en las Cortes de Aragón, reivindica el papel de Podemos en un comunicado difundido en redes sociales en el que afirma que seguirá trabajando para apoyar al partido “en la nueva y muy difícil etapa que se abre”. “El golpe que nos han querido dar a Podemos en esta negociación con Sumar ha sido muy duro”, dice el responsable de Programa de la formación dirigida por Ione Belarra.

Tras diez días de negociaciones entre el equipo de la vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz —capitaneado por su jefe de gabinete, Josep Vendrell—, y la secretaria de Organización de Podemos, Lilith Verstrynge, el partido de Belarra cuenta con ocho puestos de salida en las listas, pero pierde la hegemonía del espacio y baja hasta el número cinco en Madrid, por donde Belarra concurre justo después de Íñigo Errejón. Irene Montero no aparece en el reparto asignado y, aunque el partido ya anunció el viernes su intención de seguir dando la batalla para incluirla hasta agotar el plazo del registro que vence el 19 de junio, en Sumar dan por cerrado ese debate.

“En esta negociación ha habido vetos explícitos con nombre y apellido, como el que se ha perpetrado contra la ministra de Igualdad, pero también por la vía indirecta”, expone el diputado. “Por ejemplo, dejando claro por parte del equipo negociador de Sumar desde el primer día que era absolutamente imposible que Podemos pudiera encabezar la lista en la provincia de Zaragoza; único puesto por el que tenía sentido que yo pudiera concurrir y único escaño con probabilidades de salir en Aragón el 23 de julio”, señala. Echenique destaca que, aunque él “siempre” ha estado “a disposición del proyecto colectivo”, en este caso la decisión de que tanto él como Montero no vayan en las listas “no la ha tomado Podemos”. “Ha venido impuesta externamente”.

“El golpe que nos han querido dar a Podemos en esta negociación con Sumar ha sido muy duro. Pero creo también que nuestra decisión de garantizar a pesar de ello el acuerdo electoral como única vía de que haya una por lo menos mínima posibilidad para que no gobierne el PP con Vox después del 23-J es, una vez más, la decisión correcta en el momento más difícil; esa es la marca de la casa”, defiende el portavoz parlamentario de UP en un enunciado en el que deja claro que cree que las opciones de revalidar el Gobierno de coalición son escasas. Con todo, anuncia que no va a “tirar la toalla”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

“No tenemos otra opción. Por eso yo voy a seguir poniendo todo mi trabajo, mi tiempo, mi esfuerzo y mi compromiso para apoyar a la mejor dirección que ha tenido nunca Podemos —con Ione Belarra a la cabeza— en la nueva y muy difícil etapa que se abre, y te pido que me acompañes”, concluye Echenique, quien asegura que hasta ahora había guardado silencio para no interferir en el proceso de negociación del acuerdo.

El diputado por Aragón llegó a Podemos en 2014, como parte de la corriente anticapitalista liderada por Teresa Rodríguez y después de una breve militancia años atrás en Ciudadanos. En las elecciones europeas de ese año, en las que Podemos dio la campanada al conseguir 1,2 millones de votos solo cuatro meses después de presentarse públicamente en sociedad, Echenique obtuvo uno de los cinco escaños de la formación. Aunque se enfrentó, junto a Rodríguez, a Pablo Iglesias en la primera Asamblea de Podemos (Vistalegre I), pronto se convirtió en parte del núcleo duro del pablismo y en la ejecutiva ha ocupado el número tres —responsable de Organización— y más tarde la secretaría de Programa.

Echenique relevó a Irene Montero en la portavocía parlamentaria al entrar al Congreso, coincidiendo con la constitución del Gobierno de coalición en enero de 2020 y el ascenso de la número dos de Podemos al Ministerio de Igualdad. Su actividad en redes sociales siempre ha sido polémica. La vicepresidenta Yolanda Díaz, en el primer discurso al grupo parlamentario tras la dimisión de Pablo Iglesias en mayo de 2021, alertó de que “las políticas de grandes titulares y de Twitter” habían “dejado atrás” otras cuestiones, un mensaje que fue interpretado entonces como un aviso al portavoz.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_