_
_
_
_
_

Junts y ERC cercan al PP por sus contactos previos a la investidura de Feijóo

Los republicanos revelan nuevas conversaciones con los populares y el líder del PP denuncia “calumnias”, mientras crece el desconcierto en el partido. “La sensación que tenemos todos es de que hay algo más que todavía no ha salido a la luz”, apunta un dirigente

Feijóo, durante el mitin de apoyo al candidato del PP a las elecciones gallegas del 18-F, Alfonso Rueda, el martes en Noia.Foto: ÓSCAR CORRAL | Vídeo: EPV

Los independentistas catalanes han respondido con más gasolina a los intentos del PP de sofocar el incendio político por la polémica sobre el indulto condicionado a Carles Puigdemont. La dirección popular ha activado una estrategia del avestruz, suspendiendo entrevistas y encuentros con preguntas de los periodistas y reduciendo la exposición del líder, que solo lanza mensajes encapsulados en los mítines de la campaña gallega. Pero Junts, y ahora ERC, no se lo están poniendo nada fácil. Este martes, la secretaria general de Esquerra Republicana, Marta Rovira, reveló una conversación con los populares hasta ahora desconocida para facilitar la investidura de Alberto Núñez Feijóo, que finalmente fue fallida. El jefe de los conservadores respondió con enfado desde Galicia, presentándose como víctima de “calumnias”. Mientras, en el PP crece el desconcierto sobre las últimas informaciones de los contactos del partido con el independentismo. “La sensación que tenemos todos es que hay algo más que todavía no ha salido a la luz”, apunta un dirigente conectado con todos los sectores del PP.

La secretaria general de Esquerra Republicana, Marta Rovira, puso este martes nombre y apellidos a un emisario de los populares que tenía el supuesto encargo de sondear apoyos para facilitar la investidura del líder del PP. “El mes de agosto, después de las elecciones, vino el diputado Carlos Floriano y se dirigió a Teresa Jordà y nos propuso negociar. Ellos querían construir una mayoría”, reveló Rovira en una entrevista al Aquí Catalunya de la cadena SER concedida desde Ginebra (Suiza), donde permanece desde que huyó de España para evitar posibles responsabilidades relacionadas con la organización del referéndum del 1-O de 2017. “El PP buscó a Esquerra para blindar su investidura”, insistió Rovira.

La dirección del PP reaccionó a esta revelación con un comunicado en el que negó de forma rotunda haber mantenido conversaciones con ERC para la investidura de Feijóo. “El Partido Popular NUNCA ha entablado conversaciones o negociaciones con ERC en el marco de la investidura. NUNCA”, decía el texto del PP, con mayúsculas para enfatizar su negativa. El comunicado del PP, no obstante, reconocía el contacto entre Carlos Floriano y Teresa Jordà, ambos parlamentarios en el Congreso. “El diputado Carlos Floriano comentó a una diputada de ERC de manera informal y coloquial en el mes de agosto que deberían dejar gobernar a la lista más votada. Sin más”, remarcaba el texto de Génova, que también negaba que el dirigente del PP hubiera seguido órdenes superiores en ese contacto y que hubiera hablado con la propia Rovira, que está huida de la justicia española. “Por supuesto, Carlos Floriano no recibió encomienda alguna para plantear nada. Tampoco habló con la fugada Marta Rovira, a quien aprovechamos para pedirle que vuelva a España para ser juzgada por los tribunales de nuestro país”.

¿Qué sentido tendría que el contacto entre el PP y ERC se hiciera a través de Carlos Floriano, que es portavoz del PP en la Comisión de Asuntos Exteriores, y Teresa Jordà, portavoz adjunta de ERC? Por el lado de los republicanos, con ese recado a Jordà, el PP se pudo garantizar una vía directa con los mandos del partido republicano, tanto en lo que respecta al presidente, Oriol Junqueras, como a la secretaria general, Marta Rovira, e incluso al presidente catalán Pere Aragonès. Jordà es diputada en el Congreso, pero, hasta el mes de junio, formó parte del Govern de la Generalitat, al frente de la consejería de Acción Climática. Es una voz veterana dentro de ERC y cuenta con un amplio bagaje en la toma de decisiones.

Por el lado del PP, Floriano es un diputado con un puesto relevante en la nueva legislatura, aunque que no está en el comité de dirección popular desde 2015, cuando dejó de ser vicesecretario de Organización. Fuentes del PP subrayan su “conexión muy directa y su estrecha relación con Esteban González Pons”, vicesecretario Institucional del PP y a quien algunas informaciones han situado como el principal interlocutor del PP con Junts per Catalunya, aunque él lo niega. El digital Okdiario publicó que González Pons se reunió con el enviado de Puigdemont, Jordi Turull, en casa de un empresario en Pedralbes el pasado agosto, un encuentro que Pons ha negado. Preguntado por EL PAÍS, Carlos Floriano rechazó ayer dar más explicaciones y se remitió al comunicado de la dirección nacional del partido.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La revelación de ERC se produjo apenas 24 horas después de que Junts hubiera defendido la legitimidad de sus tanteos con el PP. “Tenemos las manos libres para pactar”, alegó el lunes el portavoz de Junts, Josep Rius. El expresidente catalán, Carles Puigdemont, amenazó la semana pasada al PP con tirar de la manta y revelar todas sus conversaciones privadas con el PP.

Con el fuego avivándose, Feijóo se pronunció desde un mitin en Galicia. “No descartéis que mañana digan que le he ofrecido el Ministerio de Interior a ERC y el Ministerio de Defensa a Otegi. Llevamos una tras otra, una insidia, una calumnia y otra más”, se quejó, en una forma velada de relacionar este asunto con las informaciones publicadas este sábado en 16 medios de comunicación, entre ellos EL PAÍS, sobre que el PP se abre a estudiar un indulto condicionado a Puigdemont. Informaciones que le han provocado un incendio en la recta final de la campaña gallega.

La portavoz del Gobierno, Pilar Alegría, fue especialmente dura con el PP desde la rueda tras el Consejo de Ministros de este martes. “La mentira es el único proyecto político del PP, es la libertad para mentir sin tasa. El PP habló hasta con el apuntador, mintiendo a todos los españoles, a su partido, y a su único socio: Vox. Mentiras, opacidad, hipocresía”, resumió Alegría, en tono muy serio.

Mientras el líder trata de aplacar la crisis, en el PP aumenta el desconcierto. “Es una puñetera locura, nadie sabe lo que está pasando”, admite un dirigente conectado con todos los sectores. Esta fuente apunta que internamente se baraja que aparezcan nuevas revelaciones sobre hasta dónde llegaron las negociaciones del PP con los independentistas catalanes. “La sensación que tenemos todos es que hay algo más”. “Pero, ¿qué es?”, se pregunta. “¿Una conversación grabada?, ¿documentos? Nadie lo sabe”.

Génova se ha puesto a cubierto salvo por los mensajes encapsulados de Feijóo en los mítines, y solo los barones, y especialmente Isabel Díaz Ayuso, se someten a preguntas de la prensa. La presidenta de la Comunidad de Madrid aparece en el mascarón de proa para bandear la crisis, aunque por el camino va dejando sus mensajes. Ayer se opuso de forma clara a la posibilidad de indultar a Carles Puigdemont bajo ninguna condición, lo que contrasta con lo que había trasladado una fuente al más alto nivel del PP a 16 periodistas, informa J. J. Mateo. “No hay que indultar nunca a quien haya cometido graves delitos”, remarcó Ayuso, que mientras los demás se repliegan, sigue en la pista.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_