_
_
_
_

El Valencia vende a Atitlan el terciario anexo al Nou Mestalla

La operación se supedita a que se aprueben las fichas urbanísticas del proyecto y se consiga la licencia municipal para acabar el estadio

El nuevo Mestalla, con las obras paralizadas desde 2009.
El nuevo Mestalla, con las obras paralizadas desde 2009.kIKE tABERNER

El Valencia CF ha cerrado un acuerdo con la empresa Atitlan Desarrollos Inmobiliarios, una filial del Grupo Atitlan, por los terrenos terciarios anexos al Nou Mestalla, aunque, según indicó el club en un comunicado, la venta está supeditada a “la aprobación de los instrumentos urbanísticos y licencias necesarias para el desarrollo tanto del estadio como de las edificaciones terciarias proyectadas por el comprador”.

El club señaló que la venta “culmina un proceso de largas negociaciones” y dijo que supone “un gran avance para el Valencia hacia el objetivo de reanudar y concluir las obras de la futura casa valencianista”.

Además, asegura que ayudará “a desarrollar una de las entradas principales de la ciudad de Valencia, con un proyecto que contribuirá, sin duda, a dinamizar la economía de la zona”. La entidad desveló que Área Desarrollo, filial del Grupo Simetría, en su fase de ejecución.

El club está a la espera de que el Ayuntamiento le conceda la licencia de obras que ha solicitado para reanudar el estadio, cuyas obras están paralizadas desde 2009, pero también de si se aprueban las fichas urbanísticas que suponen mejoras en las condiciones urbanísticas de esas parcelas y de las de la parcela del actual Mestalla, algo para lo que de momento no hay mayoría en el consistorio.

El PP ha pedido a Vox, su socio en el Gobierno local de Valencia, y a la oposición, que aprueben las fichas para desatascar el problema pero el grupo de extrema derecha las ha rechazado y Compromís y PSPV-PSOE las vinculan a la firma de un convenio y un aval —que un informe jurídico considera no sujeto a derecho—. Si no hay un consenso antes del 3 de agosto, el club recuperará la iniciativa urbanística a pesar de que el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) falló recientemente que el club había incumplido las condiciones de la Actuación Territorial Estratégica (ATE), una herramienta urbanística ventajosa para el promotor del proyecto.

Las fichas urbanísticas, elaboradas por el anterior gobierno municipal de Compromís y PSPV, establecen las condiciones que el Valencia CF ha de cumplir para poder explotar los suelos vinculados a la construcción del nuevo estadio, a medio levantar en las avenida de Cortes Valencianas, y para el derribo del antiguo, situado en la avenida de Aragón. Entre ellas están la finalización de las obras del nuevo Mestalla o la construcción del polideportivo en el barrio de Benicalap.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_