_
_
_
_
_

Compromís y PSPV afirman que el relato policial del ataque ultra a un casal antifascista en Castellón certifica la “brutalidad” de la agresión

El jefe de la policía local asegura que la intervención y la movilización de medios fue “rápida”

Concentración de apoyo a los heridos en el ataque ultra  a la asociación antifascista La Cosa Nostra de Castellón
Concentración de apoyo a los heridos en el ataque ultra a la asociación antifascista La Cosa Nostra de Castellón.CARME RIPOLLES

El comisario jefe de la policía local de Castellón, Francisco Catalán, ha comparecido este lunes en la comisión informativa de ciudadanía, participación y seguridad del ayuntamiento, a petición de Compromís, para explicar la intervención policial en la agresión múltiple por parte de una treintena de ultras contra el colectivo antifascista la Cosa Nostra el primer sábado de las fiestas de la Magdalena y que dejó un herido grave en la UCI.

La minuciosidad en los detalles ofrecida por el mando policial -desde las cinco llamadas consecutivas a emergencias a los cuatro minutos que tardó en personarse la primera patrulla- contrasta con la prudencia exhibida sobre lo ocurrido. “No ha adjetivado la agresión; le hemos preguntado por la virulencia de la misma, pero se ha limitado a decir que la investigación de la policía nacional y la justicia lo dirán”, ha indicado el portavoz municipal de Compromís, Ignasi Garcia. A pesar de ello, según Compromís y el PSPV, los detalles arrojados por Catalán y la movilización de efectivos descrita, “aquello debió de ser una batalla campal, un ataque de gran envergadura”, tal como ha afirmado la portavoz del grupo municipal socialista, Patricia Puerta. En la misma línea se ha expresado Ignasi Garcia, para quien el jefe de la policía local ha certificado con su explicación la “brutalidad y la premeditación del ataque”.

Hasta el lugar se desplazaron cinco patrullas de la policía local y cuatro ambulancias, sin contar los efectivos de policía nacional. “No derivas esa cantidad de recursos si los hechos no son de gravedad”, ha matizado Puerta.

Ocho de los presuntos agresores fueron detenidos y tres de ellos enviados a prisión. Para los otros cinco se acordó libertad provisional con obligación de comparecencias periódicas en sede judicial. La causa está abierta inicialmente por homicidio en grado de tentativa, lesiones, desórdenes públicos y delito de odio.

Según el mando policial, la prioridad de los agentes en la noche del 2 de marzo fue “proteger la zona y atender a las víctimas”, ha repetido en varias ocasiones durante su comparecencia, de unos 20 minutos, según han indicado los concejales presentes.

La magnitud de la pelea, han dicho las mismas fuentes, llegó a obstaculizar la atención sanitariamente a los heridos a pesar de que el desplazamiento de efectivos hasta el lugar fue rápido, atendiendo a la cronología aportada por el cargo policial, que ha indicado que a su llegada los agentes encontraron todavía a algunos de los agresores, que huyeron ante la presencia policial.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El concejal de Seguridad, Antonio Ortolà (Vox) a quien la Cosa Nostra acusa de ser el “responsable político” de la agresión al “alimentar la tensión y el clima de odio” contra el colectivo, ha permanecido en completo silencio durante la comisión informativa. “No ha abierto la boca”, ha señalado Patricia Puerta.

La portavoz socialista ha echado en falta, dentro del detalle “minuto a minuto” ofrecido por el comisario jefe, más información sobre las medidas preventivas solicitadas al equipo de gobierno por la oposición “para evitar agresiones futuras a colectivos que puedan ser objeto de hechos similares”. “A mi parecer, [Catalán] ha sido ambiguo, sí ha recalcado su colaboración con la policía nacional pero me deja intuir que no se han tomado medidas”.

Tras la comparecencia, Ignasi Garcia ha lamentado que la alcaldesa de Castellón, Begoña Carrasco (PP) quiera “blanquear el ataque, primero para calificarlo como una batalla entre grupos de diferentes ideologías y, más tarde, por no ser capaz de condenar de manera clara y contundente los ataques”. Ha declarado que hay “una evidente motivación para hacer correr el tiempo y proteger al concejal de Seguridad de Vox para que no dé explicaciones de sus supuestas vinculaciones con los detenidos por la agresión”.

Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_