_
_
_
_
_

En la UCI un hombre de 32 años tras una agresión grupal durante el primer fin de semana de las fiestas de la Magdalena de Castellón

La policía investiga los hechos, aunque de momento no ha trascendido si hay arrestos entre la treintena de participantes en la paliza, que varios testigos vinculan a la extrema derecha

Sede de la colla junto a la que se produjo la paliza en Castellón.
Sede de la colla junto a la que se produjo la paliza en Castellón.M. P.

La Policía Nacional investiga una presunta agresión grupal cometida en la noche del pasado sábado en Castellón, durante el primer fin de semana de las fiestas de la Magdalena, en la que resultó herido de gravedad un hombre de 32 años que permanece ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital General de la ciudad con pronóstico reservado. De momento no ha trascendido si hay arrestados.

Efectivos policiales y sanitarios se desplazaron el sábado, hacia las 23.30 horas, hasta el lugar de los hechos tras el aviso recibido por emergencias en el que se alertaba de una pelea multitudinaria con un herido en las inmediaciones de la plaza Isabel la Católica, en la que se concentran múltiples collas durante la semana festiva en la ciudad.

Según testigos presenciales, el joven agredido se encontraba en la calle Arquitecto Maristany, en la prolongación del vial 9 de Marzo, cuando fue sorprendido por el grupo de agresores, de entre 25 y 30 integrantes, “vinculados a la extrema derecha” y cargados con barras y palos.

El herido no era miembro de ninguna de las collas ubicadas en la zona, “es un vecino de Vila-real que vino a pasar las fiestas, pero se llevó la peor parte, porque estaba en la calle por la que accedió el grupo; cayó enseguida al suelo tras ser golpeado con una barra mientras unos diez o doce seguían dándole”, afirman desde otra de las collas vecinas, en la que se refugiaron algunas de las personas que acudieron en defensa del agredido, y que decidió cerrar las puertas de su local tras lo ocurrido. “Ahí afuera se están matando”, nos dijeron. El rastro de sangre dejado tras la agresión todavía podía verse este lunes.

Las mismas fuentes aseguran que el incidente tiene un trasfondo ideológico y que el objetivo de los presuntos agresores, sobre los que no ha trascendido su identidad, era llegar a la sede de la colla La Cosa Nostra, un colectivo antifascista ubicado en la calle Sant Miquel, a escasos metros del lugar donde tuvo lugar la multitudinaria paliza. Desde este colectivo han responsabilizado a la extrema derecha del ataque. “No podrán hacer nada ante un pueblo unido, alegre y combativo, tenemos muy claro que resistir es vencer”, han señalado a través de un comunicado en sus redes sociales. “Gracias y muchísimo amor y respeto a quienes se juegan su libertad y, sobre todo, su cuerpo, para no ceder y confrontar a la reacción que ayer […] intentó parar un Castellón crítico, solidario y antifascista”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Según testigos de los hechos, quienes acudieron en defensa del agredido lograron desviar el trayecto de los agresores y evitar que accedieran al local de la citada colla, muy concurrida a esas horas. El sábado por la noche, y en el marco de la Magdalena Insurrecta organizada por el colectivo, se habían programado varios conciertos.


Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_